Abrir menú principal



Parnaso español (Sonetos 1 al 50)


de



Filigrana.svg

Índice


V: A la estatua de bronce del Santo Rey Don Felipe III, que está en la casa del campo de Madrid, traída de Florencia

VI a: A la misma estatua

VI b: A Roma, sepultada en ruinas

VII a: Inscripción de la estatua augusta del César Carlos V en Aranjuez

VII b: A un retrato de Don Pedro Girón, Duque de Osuna, que hizo Guido Boloñés, armado, y grabadas de oro las armas

*****

VIII a: A la fiesta de los toros y cañas en el buen Retiro, en día de grande nieve

VIII b: Al Duque de Maqueda en ocasión de no perder la silla en los grandes corcovos de su caballo, habiendo hecho buena suerte en el toro

IX: Túmulo a Scévola

X a: Exhortación a la Majestad del Rey Nuestro Señor Felipe IV para el castigo de los rebeldes

X b: Al retrato del Rey Nuestro Señor hecho de rasgos y lazos, con pluma, por Pedro Morante

*****

XI: Al toro a quien con bala dio muerte el Rey Nuestro Señor

XII a: Al mismo toro y al propio tiro

XII b: Memoria inmortal de Don Pedro Girón, Duque de Osuna, muerto en la prisión

XIII: Al Duque de Lerma, Maese de campo, General en Flandes

XIV a: A la huerta del Duque de Lerma, favorecida y ocupada muchas veces del Señor Rey Don Felipe III, y olvidada hoy de igual concurso

*****

XIV b: Es de sentencia alegórica todo este soneto

XV a: Al Cardenal de Rucheli, movedor de las armas francesas, con alusión al nombre « ruceli », que es «arroyo» en significación italiana, por estar escrito en esa lengua

XV b: Figurada contraposición de dos valimentos

XVI: Al Rey Don Felipe, en ocasión de haber salido en un día muy lluvioso a jugar cañas, y haberse serenado luego el cielo

XVII a: Parenética alegoría

*****

XVII b: A Don Luis Carrillo, hijo de Don Fernando Carrillo, Presidente de Indias, Cuatralbo de las galeras de España y Poeta

XVIII b: Al Rey Nuestro Señor saliendo a jugar cañas

XIX: Al Rey Católico, Nuestro Señor Don Felipe IV, infestado de guerras

XXX: Desterrado Scipión a una rústica casería suya, recuerda consigo la gloria de sus hechos y de su posteridad

LIX: Muestra con ilustres ejemplos cuán ciegamente desean los hombres

*****

L a: Enseña cómo es rico el que tiene mucho caudal

L b: Séneca vuelve a Nerón la riqueza que le había dado

LI a: Respuesta de Nerón a Séneca, no admitiéndole lo que le volvía

LI b: Un delito igual se reputa desigual si son diferentes los sujetos que le cometen, y aun los delitos, desiguales

LII a: El pecar intercede por los premios, prefiriéndose a la virtud

*****

LI b: Qué desengaños son la verdadera riqueza

LIII a: Por más poderoso que sea el que agravia, deja armas para la venganza

LIII b: Persuade a la justicia que arroje el peso, pues usa sólo de la espada

LIV a: Manifiesta un ardid grande del perverso pretendiente, cuando desea que todos sean buenos, con intento malo

LIV b: Describe el apetito exquisito de pecar

*****

LV a: A la violenta e injusta prosperidad

LV b: Advierte que aunque se tarda la venganza del cielo, contra el pecado, en efecto, llega

LVI a: Advierte el llanto fingido y el verdadero con el efecto de la codicia

LVI b: Al ambicioso valimento que siempre anhela subir más

LVII a: Peligro del que sube muy alto, y más si es por la caída de otro

*****

LVII b: Más se han perdido en la prosperidad confiados, que en la adversidad prevenidos

LVIII: Moralidad útil contra los que hacen adorno propio de la ajena desnudez

LIX: Advierte la doctrina segura: que castigos de la providencia divina, fuera del uso común, avisa la enmienda de pecados

LX b: A un amigo que retirado de la corte pasó su edad

LXI a: Exclama contra el rico, hinchado y glotón

*****

LXI b: Aconseja a un amigo que estaba en buena posesión de nobleza, no trate de calificarse, porque no le descubran lo que no se sabe

LXII a: El pobre, cuando da, pide más que cuando pide

LXII b: Castiga a los glotones y bebedores, que con los desórdenes suyos aceleran la enfermedad y la vejez

LXIV a: Enseña el camino más seguro para la virtud, y quita el velo engañoso a la riqueza

LXIV b: Reprehende la continua solicitud de los usureros