Abrir menú principal

Diccionario de Educación, Instrucción y Enseñanza


HISTORIA

HISTORIA, del griego historia, que significa conocimiento, indagación, narración. Derivado de histór (hábil, sábio), porque efectivamente el historiador debe reunir un gran número de conocimientos diversos. Relación de acontecimientos, de cosas dignas de memoria. La historia juzga las acciones y los hombres.

Es la mas útil de las ciencias; nos enseña lo pasado y nos pone en estado de prejuzgar lo futuro: es un libro universal en el que todos, con un poco de discernimiento, tienen la seguridad de encontrar la lección que les es propia. Instruye al militar, ilustra al comerciante, prepara al hombre de estado y pone de manifiesto al filósofo los progresos interesantes y curiosos del entendimiento humano; en una palabra, forma el juicio y nutre, digámoslo así, la conversación de todos los individuos de la sociedad.

La historia, aun cuando se estudia hoy más que en lo antiguo, no se hace con la profundidad que se debía. Su estudio debe marchar con el auxilio de la cronología y geografía, que un escritor contemporáneo ha llamado, con mucha razón, sus dos ojos. El sincronismo ó coexistencia de los hechos de la misma época hace que sea mas extensa y profunda.

El origen de la historia está en la tradición, esto es, en las relaciones que los padres hacen á sus hijos y que se trasmiten de generación en generación. Con el tiempo la fábula las abulta desgraciadamente, las altera y desaparece la verdad, lo que explica fácilmente los absurdos orígenes que han adoptado tantos pueblos.

La historia, en general, presenta muchas divisiones, según los objetos á que se aplica. Así, además de la historia natural se distinguen la de la civilización ó de los progresos del entendimiento humano; la historia de los monumentos antiguos ó la arqueología; la historia del mundo entero ó historia universal; la historia de uno ó muchos pueblos; de una tribu; de una ó muchas familias; de una ciudad; de una sociedad ó compañía; la historia de las instituciones ó establecimientos públicos ó particulares; de un ejército; de un solo hombre ó biografía; de un año ó anuario; de muchos años ó anales; de uno ó muchos viajes; de una ó muchas ciencias; de las artes en general ó de una en particular; de las opiniones, y finalmente la historia de las historias.

La historia propia se divide en santa ó sagrada, que es la del pueblo elegido por Dios, y de la religión; la historia profana que es la de las naciones. La primera toma su origen en la creación del mundo y termina en Jesucristo, contiene cuarenta siglos; la segunda es mas corta, no presenta mas que veinte y tres á causa del diluvio que destruyó los primeros hombres.

La historia eclesiástica ó de la iglesia sigue á la historia sagrada.

La historia profana ofrece tres épocas notables: la de los primeros tiempos ó tiempos inciertos, que es de cinco siglos; la de los tiempos heroicos ó fabulosos, que es de diez, y la de los tiempos históricos que es de ocho siglos; total veinte y tres. Hoy la cadena histórico-profana puede establecerse así: historia griega, historia romana, historia de los pueblos modernos.





Buscar otra palabra en el índice


Ver este tema en otros proyectos: En Wikipedia | En Wikcionario