Naufragios/25

[ fol. xxxv. ]
Capitulo veynte y cinco :
como los indios son prestos a un arma.

E

Sta es la mas presta gente para un arma de quantas yo he visto en el mundo, porque si se temen de sus enemigos toda la noche estan despiertos con sus arcos a par de si, y una docena de flechas : y el que duerme tienta su arco, y si no le halla en cuerda, le da la buelta que ha menester. Salen muchas vezes fuera de las casas baxados por el suelo, de arte que no pueden ser vistos, y miran y atalaian por todas partes para sentir lo que ay : y si algo sienten en un punto son todos en el campo con sus arcos y flechas y assi estan hasta el dia corriendo a unas partes y otras donde veen que es menester o piensan que pueden estar sus enemigos. Quando viene el dia tornan a afloxar sus arcos hasta que salen a caça.

Las cuerdas de los arcos son niervos de venados. La manera que tienen de pelear es abaxados por el suelo : y mientras se flechan andan hablando y saltando siempre de un cabo para otro, guardandose de las flechas de sus enemigos : tanto que en semejantes partes pueden rescibir muy poco daño de ballestas y arcabuzes, antes los indios burlan dellos : porque estas armas no aprovechan para ellos en campos llanos a donde ellos andan sueltos : son buenas para estrechos y lugares de agua, en todo lo demas los cavallos son los que han de sojuzgar, y lo que los indios universalmente temen.

Quien contra ellos hoviere de pelear ha de estar muy avisado que no le sientan flaqueza, ni codicia de lo que tienen. Y mientras durare la guerra hanlos de tratar muy mal : por que si temor les conocen o alguna codicia ella es gente que sabe conoscer tiempos en que vengarse, y toman esfuerço del temor de los contrarios.

Quando se han flechado en la guerra y gastado su municion buelvense cada uno su camino sin que los unos sigan a los otros, aun que los unos sean muchos y los otros pocos : y esta es costumbre suya.

Muchas vezes se passan de parte a parte con las flechas y no mueren de las heridas, sino toca en las tripas o en el coraçon, antes sanan presto. Veen y oien mas y tienen mas agudo sentido que quantos hombres yo creo que ay en el mundo. Son grandes sufridores de hambre/y de sed/y de frio : como aquellos que estan mas acostumbrados y hechos a ello que otros. Esto he querido contar, porque allende que todos los hombres dessean saber las [ fol. xxxvj. ]costumbres y exercicios de los otros, los que algunas vezes se vinieren a ver con ellos, esten avisados de sus costumbres y ardides, que suelen no poco aprovechar en semejantes casos.