Mi dios hereje

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.




XLVII
MI DIOS HEREJE



Salmo CIX 28 [1]

Aunque ellos me maldigan qué me importa
si me bendices tú, mi Dios hereje;
tu santa diestra mi destino teje
y tú me enseñas que la vida es corta

y muy larga la muerte. Me conforta
tu silencio mandándome no ceje
de lanzar á este viento que nos meje
mi voz que á inquietarse les exhorta.


Mientras de mí, Señor, tú no recabes
que aquel nuestro secreto al fin divulgue
yo de ellos no me quejo, ya lo sabes,

y encuentro natural se me escomulgue;
muy justo es que la Iglesia con las llaves
del Pescador rascándose se espulgue.


S. 29 IX 10.


Referencias

  1. Ver explicación en Epílogo y notas.
Rosario de sonetos líricos de Miguel de Unamuno
Introducción -

I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI
XXII - XXIII - XXIV - XXV - XXVI - XXVII - XXVIII - XXIX - XXX - XXXI - XXXII - XXXIII - XXXIV - XXXV - XXXVI
XXXVII - XXXVIII - XXXIX - XL - XLI - XLII - XLIII - XLIV - XLV - XLVI - XLVII - XLVIII - XLIX - L - LI - LII - LIII - LIV
LV - LVI - LVII - LVIII - LIX - LX - LXI - LXII - LXIII - LXIV - LXV - LXVI - LXVII - LXIX - LXX - LXXI - LXXII - LXXIII
LXXIV - LXXV - LXXVI - LXXVII - LXXVIII - LXXIX - LXXX - LXXXI - LXXXII - LXXXIII - LXXXIV - LXXXV - LXXXVI
LXXXVII - LXXXVIII - LXXXIX - XC - XCI - XCII - XCIII - XCIV - XCV - XCVI - XCVII - XCVIII - XCIX - C - CI - CII
CIII - CIV - CV - CVI - CVII - CVIII - CIX - CX - CXI - CXII - CXIII - CXIV - CXV - CXVI - CXVII - CXVIII - CXIX - CXX
CXXI - CXXII - CXXIII - CXXIV - CXXV - CXXVI - CXXVII - CXXVIII - Epílogo y notas - Índice