Abrir menú principal

Eres un zorro que escapó de trampas

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.




XLVIII



Eres un zorro que escapó de trampas
aunque te vistes con la piel del topo
zapa-misterios por si al paso un zopo
polluelo te saliera y te lo zampas.

Trepas de la piedad las crespas rampas
bajo una cruz que es de ahuecado chopo,
borrando vas tus huellas con el jopo;
nadie sabe de noche donde acampas.


Quieres entrar al cielo con el cerdo
de San Antón, el perro de San Roque,
con el cuervo de Elías; no eres lerdo

y sabes bien las mañas del azoque,
Que ellos teniendo su patrón, el tuyo
no ha de faltar, del santoral arguyo.


S. 29 IX 10.