Abrir menú principal


ESCENA IIEditar

FELIPE, un LECHERO, después MÓNICA

FELIPE. -(Siguiéndola con la mirada amenazadora.) ¡Tas muy gallo!...

LECHERO. -Güenos... ¿Cuántos?...

FELIPE. -(Volviéndose.) ¡Buen día!... ¡No sé! La patrona dirá. (Llamando.) ¡Mónicaaa!

MÓNICA. -(Desde adentro.) ¡Voy!... ¡Qué demontres!...

LECHERO. -(Viéndola.) ¡Güenos! Mañanita fresquita, ¿eh?.

MÓNICA. -Caramba, marchante; no voy a tomarle leche hoy... salvo que me quiera fiar un litro más... andan tan mal las cosas...

LECHERO. -(Tapando el tarro.) ¡Ta... ta... ta... ¡Ya me debes como seis pesos! Vasco trabaja y madruga... y nadie paga...

FELIPE. -Usted sabe, compañero, que, somos buenos marchantes.

LECHERO. -Sí... ¡Pero alargarse cuenta... no, no! Que todos le piden fiado... Andar al fondo, «marchante, mañana». La otra: «Marchante no tengo cambio»... ¡Pchst!... ¿Vas a tener?... ¡Ni de cambiao!... Y la leche se va y los pesos no venir... ¡Güeno!... ¡Andando!... y a ver si mañana...

MÓNICA. -Hasta mañana... y disculpe marchante...

LECHERO. -Estás disculpao... (Vase.)