La muerte rogada

El libro de los cuentos de Rafael Boira
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


La muerte rogada.

Copiando á Salvador Jacinto Polo, de Medina, decia uno á su amada:

Hermosa del alma mia,
Mátame siempre mirando,
Y si no puede ser siempre
Mátame de cuando en cuando.


<<< Capítulo anterior Título del capítulo Capítulo siguiente >>>
El músico de Mitrídates La muerte rogada Los ciegos burlados