Abrir menú principal
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


XXX.Editar

¿Hay quien quiera comprar nueve doncellas
Esclavas, á lo ménos desterradas
De las tierras do fuéron engendradas?
¿Hay quien las compre? ¿Hay quien dé mas por ellas?

Fueron un tiempo en todo estremo bellas,
Hermosas, ricas, graves y estimadas;
Y aunque de muchos fuéron reqüestadas,
Bien pocos alcanzaron favor de ellas.

Agora van las tristes mendigando
De puerta en puerta rotas y baldías;
Y por solo el comer se venderían.

Pues no son muy golosas, que hallando
Yerbas, flores, ó hojas, pasarian
Con sombras frescas y con aguas frias.