Yace tendido

Poesías de Francisco de Figueroa
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


VI.Editar

Yace tendido en la desierta arena,
Que quasi siempre el mar baña y esconde,
De Tirsi el cuerpo; el alma alverga donde
Sembró Amor la simiente de su pena:

Allí miéntras su llanto amargo suena
Entre las peñas, Eco le responde:
Tirsi cuitado, ¿dónde estás? ¿Por donde
Saldrás á ver tu luz pura y serena?

Aquí el cielo nubloso, el viento ayrado
Mantienen con el mar perpetua guerra,
Y él con estas montañas que rodea.

¡Ay de tí, Tirsi, de dolor cercado,
Mas que de mar, quando será que lea
Fili en tu frente lo que el pecho encierra!


Poesías de Francisco de Figueroa
Advertencia del editor -

Breve discurso sobre la vida del autor
I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI - XXII - XXIII
XXIV - XXV - XXVI - XXVII - XXVIII - XXIX - XXX - XXXI - XXXII - XXXIII - XXXIV - XXXV - XXXVI - XXXVII
XXXVIII - XXXIX - XL - XLI - XLII - XLIII - XLIV - XLV - XLVI - XLVII - XLVIII - XLIX - L - LI - LII - LIII - LIV - LV - LVI
Sobre nevados - Crezca con el licor - Sol, si á do quier - Canción I - Canción II - Canción III
Elegía I - Elegía II - Elegía III - Elegía IV - Elegía V - Elegía VI - Thirsi pastor - En una selva
Glosas: Entre doradas flores - Alégrate Isabel - Quál idea ó colores
Epitafio - Triste de mí - Sulpicius de Lucano