Volviendo a Valclusa años después de la muerte Laura

Volviendo a Valclusa años después de la muerte Laura
(Traducción de Clemente Althaus)
de Francesco Petrarca



 ¡Oh valle donde mi lamento suena,
 río que tanto con mi lloro creces,
 silvestres flores, vagas aves, peces,
 que la una y la otra verde orilla enfrena!
 

 ¡Aura de mis suspiros toda llena,
 dulce senda que amarga hoy me pareces,
 alcor que me alegraste tantas veces
 y ahora me causas tan profunda pena!
 

 Todos sois lo que fuisteis, todavía;
 no yo ¡ay de mí! que tan feliz he sido
 y soy albergue de infinito duelo.


 ¡Ah! aquí fue donde mi bien vivía,
 Y desde aquí a los cielos ha subido,
 dejando al mundo su terrestre velo.