Abrir menú principal
El Tesoro de la Juventud (1911)
El libro de la Poesía, Tomo 17
Viaje de la Luz
 de Joaquín González Camargo

Nota: se ha conservado la ortografía original


Joaquín González Camargo, poeta colombiano, se finge sorprendido por un sueño, en el que su espíritu se remonta en un rayo de luna a las regiones de lo ideal, pobladas de simbólicas visiones y recuerdos.


VIAJE DE LA LUZ


EMPIEZA el sueño a acariciar mis sienes;
Vapor de adormideras en mi estancia:
Los informes recuerdos en la sombra
Cruzan como fantasmas.

Por la angosta rendija de la puerta
Rayo furtivo de la luna avanza,
Ilumina los átomos del aire,
Se detiene en mis armas.

Se cerraron mis ojos, y la mente,
Entre los sueños, a lo ignoto se alza;
Meciéndose en los rayos de la luna,
De formas varias.

Y ve surgir las ondulantes costas.
Las eminencias de celeste Atlántida,
Donde viven los genios, y se anida
Del porvenir el águila.

Allá reina la luz, y el canto alumbra.
Aire de eternidad alienta el alma,
Y los poetas del futuro templan
Las cristalinas arpas.

Auroras boreales de los siglos
Allá se encuentran recogida el ala;
Como una antelia vese el pensamiento
Que gigantesco se alza.

Allá los Prometeos sin cadenas,
Y de Jacob la luminosa escala;
Allá la fruta del Edén perdida,
La que el saber entraña.

Y el libro apocalíptico sin sellos
Suelta a la luz sus misteriosas páginas,
Y el Tabor del espíritu su cima
De entre las nieblas saca.

Y allí el Horeb de donde brota puro
El casto amor que con lo eterno acaba;
Allá está el ideal, allá boguemos;
Dad impulso a la barca.