Abrir menú principal


El Tesoro de la Juventud (1911)
El libro de la Poesía, Tomo 17
Anochecer
 de Alberto Samain

Nota: se ha conservado la ortografía original.


Alberto Samain gustaba de pintar cuadros simbólicos de colorido vago e impreciso, y buscaba en la repetición de versos y ritmos la evocación de ocultas analogías entre el espíritu y la Naturaleza.


ANOCHECER

EL Serafín del véspero pasa junto a las flores...
La dama de los Sueños en el órgano canta,
Y el cielo, en que la tarde se afila y se adelanta,
Prolonga un exquisito fenecer de colores.

El Serafín del véspero los corazones roza...
Las vírgenes apuran el amor de las brisas,
Sobre flores y sobre vírgenes indecisas
Palidez adorable, tarda, en nevar se goza.

La rosa, en el jardín, lenta y cansada expira,
Y una pena incurable parece que suspira
De Schumann el espíritu que por el aire vaga...

Tenue, quizá de un niño la existencia se apaga...
Alma, un registro pon en el libro de horas:
A recoger va el Ángel el ensueño que lloras.