Usuario:ATW-KOD/Pruebas

Traducciones concluídasEditar

Enciclopedia LibreEditar

OCR-ados en marcha...Editar

Constitución de Guinea Ecuatorial de 1973Editar

PrefacioEditar

Después de una incansable lucha contra el colonialismo y todas sus for-
mas de explotación y opresión, el pueblo guineano alcanzó su independencia
el 12 de octubre de 1968. Muchos patriotas derramaron su sangre por la li-
beración nacional y su recuerdo vivirá eternamente en el corazón de sus
hermanos.

Los colonialistas impusieron al país una Constitución que no respondía
a sus necesidades reales, con el propósito de garantizar sus intereses egoístas
y frenar la marcha del Estado guineano por la senda de una genuina revolu-
ción democrática y popular, pero el pueblo se ha levantado y bajo la direc-
ción de su gran Guía, el Presidente Francisco Macías Nguema Biyogo, se
esfuerza tenazmente en edificar las nuevas estructuras económicas y sociales
del país para salir del lamentable estado de atraso en que lo había sumido
el colonialismo.

La Revolución Guineana se empeña tesoneramente en barrer todas las
trabas que se interponen en su camino y desarrolla una política enérgica para
la creación de una economía nacional, libre de toda injerencia extranjera. Ha
trazado su política social en beneficio de las masas trabajadoras de la ciudad
y del campo para elevar su nivel de vida, acabar con el analfabetismo, impul-
sar la cultura nacional y mejorar la vivienda y la situación sanitaria. Sigue una
política exterior de amistad y cooperación con lodos los pueblos de África y
del mundo sobre la base de los principios de igualdad soberana entre los Es-
tados y libre determinación de los pueblos, proclamados en 1as Cartas de las
Naciones Unidas y de la Organización de la Unidad Africana.

La lucha revolucionaria pacífica contra el colonialismo, neocolonialismo,
racismo e imperialismo y el apoyo efectivo a todos los pueblos empeñados
en conquistar su independencia, son también principios firmemente arraigados
en la conciencia del pueblo guineano, que ha sufrido en su propia carne la
más brutal explotación y opresión.

La salvaguardia de la integridad del territorio nacional es preocupación
esencial del pueblo guineano y en tal sentido rechaza categóricamente las ten-
dencias secesionistas que se manifiestan en la Constitución impuesta por los
colonialistas en junio de 1968 contra la voluntad, los intereses y aspiraciones
del pueblo.

Los derechos fundamentales que la República garantiza a todos los ciu-
dadanos guineanos, les permite participar plena y eficazmente en las diversas
tareas de la edificación del país, cuyo desarrollo armónico está asegurado por
el Partido Único Nacional de Trabajadores que, como organización de vanguar-
dia, moviliza y educa a las masas populares en la realización de los grandes ob-
jetivos [...]