Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo VIII (1823).djvu/456

Esta página ha sido validada
459
SESION DE 24 DE NOVIEMBRE DE 1823

le dé licencia para retirarse al campo en busca de salud. (Anexos núms. 788 i 789.)

ACUERDOS

Se acuerda:

  1. Declarar que los Ministros de Estado pueden asistir a la discusion del proyecto de Constitucion, con facultad para usar de la palabra en conformidad al reglamento. (V. sesion del 1.º de Enero de 1825.)
  2. No suspender como lo pide el señor Trujillo, la discusion del proyecto de Constitucion hasta que lleguen los diputados de Coelemu, Parral i los Ánjeles, ni mandarlo a comision. (V. sesiones ordinarias del 21 i del 25.)
  3. No conceder el derecho de ratificar las leyes a aquellas delegaciones que habiendo sido legalmente invitadas i habiendo aceptado la invitacion a nombrar diputados no lo han hecho. (V. sesiones del 29 de Agosto i ordinaria del 25 de Noviembre de 1823.)
  4. Franquear la tribuna a todo ciudadano que quiera hacer observaciones sobre el proyecto de Constitucion. (V. sesion del 3 de Octubre.)
  5. Empezar la lectura de la Constitucion dejando el resto para las siguientes sesiones. (V. sesiones ordinarias del 25 de Noviembre i del 16 de Diciembre de 1823.)
  6. Pasar a la Comision de objetos relativos al Congreso la solicitud de licencia de don Francisco Javier Urmeneta. (V. sesion ordinaria del 28.)

ACTA

Se abrió a la hora acostumbrada con la asistencia de los señores Excmo. Señor Presidente, Vice-Presidente, Calderon, Vial del Rio, Ortúzar, Orrego Zamora, Orrego Hurtado, Ruiz, Gutiérrez, Ovalle i Vivar, Ovalle Bezanilla, Ovalle i Landa, Bilbao, Elizondo, Eyzaguirre, Prieto, Echévers, Vial Santelices, Donoso, Gandarillas, Arce, Pineda, Borgoño, don José Manuel Barros, Rosas, Irarrázaval, Silva, Fuenzalida, Argomedo, Cáceres, Trujillo, Tirapegui, Lavin, Ojeda, Zúñiga i Ocampo, i faltaron los señores Baquedano, Fontecilla, Larrain, Salas i Osorio.

Leida el acta de la anterior fué aprobada i rubricada por el señor Presidente.

Leyóse un oficio del Supremo Director, en que propone se admita a la discusion de la Constitucion a los Ministros de Estado, para que ilustren al Congreso con sus conocimientos prácticos en los diversos ramos de la administracion pública. Se hicieron varias observaciones sobre esta proposicion i se declaró suficientemente discutida

El señor Pineda preguntó si habian las dos terceras partes de diputados que se necesitaban para la votacion. El Excmo. Señor Presidente invitó a los señores diputados a que citasen o recordasen algun acuerdo o disposicion reglamentaria del Soberano Congreso que exijiese las dos terceras partes para que haya Sala. No se citó. El señor Cáceres dijo que, siendo este negocio de gravedad, debia reservarse para segunda sesion i que se espresase su voto en el acta.

El Excmo. Señor Presidente dijo: que era de opinion se franquease la tribuna a todo ciudadano para que espusiese sus ideas acerca de la Constitucion i que creia no hubiese motivo para que se negase este permiso a los señores Ministros. En seguida se tomó votacion nominal sobre la propuesta i resultó por mayoria que podian asistir los señores Ministros a la discusion de la Constitucion, con facultad para pedir la palabra conforme al reglamento.

El señor Pedro Trujillo hizo la siguiente mocion: "Suspéndase discutir el proyecto de Constitucion, hasta que se complete la representacion de Concepcion o déjesele el derecho de ratificacion en una asamblea provincial." Se tomó en consideracion i el Excmo. Señor Presidente pidió al Ministro de Gobierno, que entró a la Sala en esta situacion, informase acerca de los motivos porque faltaban los diputados que se echaban ménos por algunas delegaciones de Concepcion. El señor Ministro dijo: que por Valdivia i Osorno no habian venido hasta el dia diputados, porque habia sido imposible hacer llegar la convocatoria a estos puntos. Que el Gobernador de Concepcion, por cuyo conducto se remitió aquélla, habia hecho tres propios con este objeto; pero que, hallándose obstruidos los caminos por los indios, ninguno de ellos habia podido llegar al destino; i que, en órden de haber sido inútiles estas dilijencias, ofició el Gobierno por mar; i que nuevamente lo babia verificado, exijiendo el pronto nombramiento i venida de los diputados de los puntos indicados. Que hacía mucho tiempo se habia oficiado igualmente al Gobernador de Concepcion para que se elijiese el diputado que faltaba por los Anjeles, i que aun no se sabia el resultado de esta dilijencia. Que en virtud de las mismas órdenes del Gobierno se habia electo en Coelemu al señor Pineda, i por Puchacai al licenciado don Cárlos Olmos de Aguilera i que