Naufragios/17

[ fol. xxiij. ]
Capitulo diez y siete :
como vinieron los indios y truxeron a Andres dorantes
y a Castillo y a Estevanico.
[ fol. xxiiij. ]

D

Esde a dos dias que Lope de Oviedo se avia ydo, los indios que tenian a Alonso del Castillo y Andres Dorantes, vinieron al mesmo lugar que nos avian dicho a comer de aquellas nuezes de que se mantienen moliendo unos granillos con ellas dos meses del año, sin comer otra cosa, y aun esto no lo tienen todos los años, porque acuden uno y otro no : son del tamaño delas de Galicia, y los arboles son muy grandes, y ay gran numero dellos. Un indio me aviso como los christianos eran llegados : y que si yo queria verlos me hurtasse y huyesse a un canto de un monte que el me señalo : porque el y otros parientes suyos avian de venir a ver aquellos indios : y que me llevarian consigo a donde los christianos estavan. Yo me confie dellos, y determine de hazerlo : porque tenian otra lengua distinta de la de mis indios. Y puesto por obra otro dia fueron y me hallaron en el lugar que estava señalado : y assi me llevaron consigo. Ya que llegue cerca de donde tenian su aposento, Andres Dorantes salio a ver quien era, porque los indios le avian tambien dicho como venia un christiano. Y quando me vio fue muy espantado, porque avia muchos dias que me tenian por muerto, y los indios assi lo avian dicho. Dimos muchas gracias a dios de vernos juntos. Y este dia fue uno de los de mayor plazer que en nuestros dias avemos tenido. Y llegado donde Castillo estava me preguntaron que donde yva. Yo le dixe que mi proposito era de passar a tierra de christianos, y que en este rastro y busca yva. Andres Dorantes respondio que muchos dias avia que el rogava a Castillo y a Estevanico que se fuessen adelante, y que no lo osavan hazer porque no sabian nadar : y que temian mucho los rios y ancones por donde avian de passar, que en aquella tierra ay muchos. Y pues dios nuestro señor avia sido servido de guardarme entre tantos trabajos y enfermedades, y al cabo traerme en su compañia, que ellos determinavan de huyr, que yo los passaria de los rios y ancones que topassemos. Y ávisaron me que en ninguna manera diesse a entender a los indios ni conosciessen de mi que yo queria passar adelante, porque luego me matarian : y que para esto era menester que yo me detuviesse con ellos seys meses, que era tiempo en que aquellos indios yvan a otra tierra a comer tunas. Esta es una fruta que es del tamaño de huevos y son bermejas y negras y de muy buen gusto. Comen las tres meses del año, en los quales no comen otra cosa alguna : porque al tiempo que ellos las cogian venian a ellos otros indios de adelante que trayan arcos para contratar y cambiar con ellos : y que quando aquellos se bolviessen nos huyriamos de los nuestros y nos bolveriamos con ellos. Con este concierto yo quede alli y me dieron por esclavo a un indio con quien Dorantes estava, el qual era tuerto y su muger y un hijo que tenia y otro que estava en su compañia, de manera que todos eran tuertos. Estos se llaman Marianes : y Castillo estava con otros sus vezinos llamados Yguases. Y estando aqui ellos me contaron que despues que salieron de la ysla de Malhado, en la costa de la mar hallaron la varca en que yva el contador y los frayles al traves : y que yendo passando aquellos rios que son quatro muy grandes y de muchas corrientes les llevo las varcas en que passavan a la mar donde se ahogaron quatro dellos : y que assi fueron adelante hasta que passaron el ancon y lo passaron con mucho trabajo : y a quinze leguas adelante hallaron otro : y que quando alli llegaron ya se les avian muerto dos compañeros en sesenta leguas que avian andado, y que todos los que quedavan estavan para lo mismo : y que en todo el camino no avian comido sino cangrejos y yerva pedrera : y llegados a este ultimo ancon dezian que hallaron en el indios que estavan comiendo moras : y como vieron a los christianos se fueron de alli a otro cabo : y que estando procurando y buscando manera para passar el ancon, passaron a ellos un indio y un christiano, y que llegado conoscieron que era Figueroa uno delos quatro que aviamos embiado adelante en la ysla de [ fol. xxv. ]Malhado : y alli les conto como el y sus compañeros avian llegado hasta aquel lugar, donde se avian muerto dos dellos y un indio, todos tres de frio y de hambre : porque avian venido y estado en el mas rezio tiempo del mundo : y que a el y a Mendez avian tomado los indios. Y que estando con ellos Mendez avia huydo, yendo la via lo mejor que pudo de Panuco : y que los indios avian ydo tras el, y que lo avian muerto : y que estando el con estos indios supo dellos como con los Mariames estava un christiano que avia passado de la otra parte, y lo avia hallado con los que llamavan Quevenes : y que este christiano era Hernando de Esquivel natural de Badajoz, el qual venia en compañia del comissario : y que el supo de Esquivel el fin en que avian parado el governador y contador y los demas : y le dixo que el contador y los frayles avian echado al traves su varca entre los rios, y viniendose por luengo de costa llego la varca del governador con su gente en tierra, y el se fue con su varca hasta que llegaron a aquel ancon grande, y que alli torno a tomar la gente y la passo del otro cabo, y bolvio por el contador y los frayles y todos los otros. Y conto como estando desembarcados, el governador avia revocado el poder que el contador tenia de lugar teniente suyo, y dio el cargo a un capitan que traya consigo que se dezia Pantoja : y que el governador se quedo en su varca y no quiso aquella noche salir a tierra : y quedaron con el un maestre y un page que estava malo, y en la varca no tenian agua ni cosa ninguna que comer : y que a media noche el norte vino tan rezio que saco la varca a la mar sin que ninguno la viesse, porque no tenia por reson sino una piedra, y que nunca mas supieron del : y que visto esto, la gente que en tierra quedaron se fueron por luengo de costa : y que como hallaron tanto estorvo de agua, hizieron balsas con mucho trabajo en que passaron de la otra parte : y que yendo adelante llegaron a una punta de un monte orilla del agua : y que hallaron indios que como los vieron venir metieron sus casas en sus canoas, y se passaron de la otra parte a la costa : y los christianos viendo el tiempo que era, porque era por el mes de Noviembre, pararon en este monte porque hallaron agua y leña y algunos cangrejos y mariscos, donde de frio y de hambre se començaron poco a poco a morir. Allende desto Pantoja que por teniente avia quedado les hazia mal tratamiento, y no lo pudiendo sufrir Soto Mayor hermano de Vasco Porcallo el de la ysla de Cuba, que en el armada avia venido por maestre de campo se rebolvio con el y le dio un palo de que Pantoja quedo muerto, y assi se fueron acabando. Y los que morian los otros los hazian tasajos, y el ultimo que murio fue Soto Mayor y Esquivel,lo hizo tasajos, y comiendo del se mantuvo hasta primero de Março, que un indio delos que alli avian huydo vino a ver si eran muertos, y llevo a Esquivel consigo : y estando en poder de este indio el Figueroa lo hablo, y supo del todo lo que havemos contado : y le rogo que se viniesse con el para yrse ambos la via del Panuco : lo qual Esquivel no quiso hazer, diziendo que el avia sabido de los frayles que Panuco avia quedado atras, y assi se quedo alli, y Figueroa se fue a la costa a donde solia estar.