Naufragios/11

[ fol. xvij. ]
Capitulo onze :
delo que acaescio a Lope de Oviedo con unos indios.

D

Esque la gente ovo comido mande a Lope de Oviedo que tenia mas fuerça y estava mas rezio que todos, se llegasse a unos arboles que cerca de alli estavan, y subido en uno dellos descubriesse la tierra en que estavamos : y procurasse de aver alguna noticia della. El lo hizo assi, y entendio que estavamos en ysla : y vio que la tierra estava cavada a la manera que suele estar tierra donde anda ganado : y paresciole por esto que devia ser tierra de christianos, y ansi nos lo dixo. Yo le mande que la tornasse a mirar muy mas particularmente, y viesse si en ella avia algunos caminos que fuessen seguidos y esto sin alargarse mucho por el peligro que podia aver. El fue y topando con una vereda se fue por ella adelante hasta espacio de media legua : y hallo unas choças de unos indios que estavan solas, porque los indios eran ydos al campo : y tomo una olla dellos y un perrillo pequeño y unas pocas de liças : y assi se bolvio a nosotros. Y paresciendonos que se tardava embie otros dos christianos para que le buscassen, y viessen que le avia suscedido : y ellos le toparon cerca de alli, y vieron que tres indios, con arcos y flechas venian tras del llamandole, y el assi mismo llamava a ellos por señas. Y assi llego donde estavamos, y los indios se quedaron un poco atras assentados en la misma ribera : y dende a media hora acudieron otros cien indios flecheros, que agora ellos fuessen grandes, o no, nuestro miedo les hazia parescer gigantes : y pararon cerca de nosotros, donde los tres primeros estavan. Entre nosotros escusado era pensar que havria quien se defendiesse, porque difficilmente se hallaron seys que del suelo se pudiessen levantar. El veedor y yo salimos a ellos, y llamamos les : y ellos se llegaron a nosotros : y lo mejor que podimos procuramos de assegurar los, y assegurarnos : y dimos les cuentas y caxcaveles, y cada uno dellos me dio una flecha que es señal de amistad : y por señas nos dixeron que a la mañana bolverian y nos traerian de comer, porque entonces no lo tenian.