Abrir menú principal


Escena IVEditar

JULIÁN, RICARDO y JORGE.

JULIÁN .- (Desde la puerta.) Cuidado con el escalón... Zas...Uno al suelo... Seguro que es Lisandro... Alcenló, muchachos...


RICARDO.- ¡Oh!... Que se arregle... Como pa cuidar mamaos... (Avanza cantando.) Allons enfants de la patrie...


JORGE.- Le jour de gloire est arrivé!...


JULIÁN.- Cuidado con las botellas...


RICARDO.- Intactas... che... Sabés que está bastante competente tu casa...


JORGE.- ¿Son tuyos los muebles? ¡Macanudos!... Smugen... daría hasta treinta pesos...


RICARDO.- Bastante confortable. ¿Y la prójima?


JULIÁN.- Estará adentro... Vayan sacando unas copas de ahí. Voy a traerla... che... (Forcejea con la puerta. A AMELIA.) Mal negocio... Vení que te voy a presentar a los muchachos... No seas guaranga...


RICARDO.- Zas... whisky... ¡Qué bolada para Lisandro!... No le gusta el champagne...


JORGE.- Porque es muy flojo...


JULIÁN.- ¿Destapamos?...


RICARDO.- Claro está... Y con ruido...


JULIÁN.- (Destapa la botella y sirve.) A la votre...


RICARDO.- ¡Salud!...


JORGE.- ¡Salud!...


JULIÁN .- Che... ¿Y Lisandro?... Vayan a buscarlo... Se ha de haber lastimado...


RICARDO.- Cierto, che... Vamos, Jorge... (Vanse. JULIÁN se pone a silbar.)