Abrir menú principal


ESCENA VIIIEditar

MÓNICA, FELIPE, CUATERNO y CASERO

CUATERNO. -(Aparece muy regocijado cantando el Martín se fue a la guerra.) ¡Vieja, venga un abrazo!... Y a usted otro, don Felipe... (Al casero.) ¡Y a usted también!...

MÓNICA. -¿Qué es eso?...

FELIPE. -¡Está loco!... ¡Completamente!...

CUATERNO. -¿Y Zulma?... ¿Dónde está?... Para ella el abrazo más fuerte!...

FELIPE. -¡Pero hombre de Dios!... ¿Qué te sucede?

CUATERNO. -Que estamos salvados...

FELIPE. -¿Quiénes?

CUATERNO. -Todos nosotros... (Recorre la habitación con la mirada.) Mañana temprano me vengo con la catrera y la instalo en aquel rincón, no, en aquel otro... morfaremos en familia, y dentro de dos meses al civil en automóvil...

FELIPE. -Completamente chiflado...

CUATERNO. -¡De alegría!... ¡Tengo conchavo!... ¡120 nacionales!... de capataz en la estación Laprida... ¿Qué les parece?

MÓNICA. -Muy bien... Te felicito...

FELIPE. -¡Al fin te harás medio gente!

CUATERNO. -Antes sería, pero...

FELIPE. -No te enojés... es una broma... Decime: ¿No te dan nada a cuenta del sueldo?

CUATERNO. -No, ni pediré... Tampoco hace falta, porque un amigo me ha ofrecido emprestarme mañana unos morlacos...

FELIPE. -¡Viva don Bartolo... me Mitre!... Ahora sí que te doy un abrazo... (Lo hace.) Y ofrecele al señor... (por el casero) esos pesos... nos estaba ahorcando...

CUATERNO. -Se los prometo...

CASERO. -Entonces no digo nada... ¡hasta mañana!... (Vase.).

FELIPE. -No lo detuve al ñudo... ¿has visto? (a Cuaterno.) Che... supongo que pagarás el copetín, ahora...

CUATERNO. -Espérese, quiero saludar a Zulma... ¿dónde se habrá metido?...

MÓNICA. -Se fue al patio hace un momento...

CUATERNO. -Voy a buscarla...

FELIPE. -No te apurés... Ya vendrá. También ella está loca de contenta...

CUATERNO. -¿Por qué?

FELIPE. -Le arreglé el asunto del Registro. El sábado empiezan a darle costura...

CUATERNO. -¿Qué has hecho, viejo del diablo? ¡Infamia grande!... ¿Y Zulma qué dice?...

FELIPE. -Contentísima... ¿No te lo dije?...

MÓNICA. -¡No exageres!... ¡No exageres!... Ella no dijo nada y agarró para el patio con cara de pocos amigos...

CUATERNO. -Quiero verla... (Se lanza hacía el patio.)