Julieta y Romeo/Acto 2/Escena 8

​Julieta y Romeo: Tragedia en tres actos​ (1849) de Víctor Balaguer
Acto 2, Escena 8

ESCENA VIII.
TALERM, CAPULETO por el fondo.
CAPULETO.

Guarde Dios á Talerm, al majistrado
que sin duda vendrá la ceremonia
con su presencia á honrar.

TALERM.

con su presencia á honrar. Hánmelo dicho!
hanme dicho, señor, que á un estranjero
enlazais vuestra hija, y que su mano
no á un noble veronés, como cumpliera,
á un hidalgo español habéis cedido.

CAPULETO.

Don Alvar, es verdad, debe su cuna
al fértil suelo de la rica España,
mas su ilustre prosapia, su fortuna,
su corazon que cual su nombre es noble,
me lo han hecho elegir entre los muchos
que pretenden la mano de Julieta,
Es gallardo, es apuesto, es caballero,
y en cien lides y cien, siempre aguerrido
brillo á su nombre dió, fama á su acero.
Le conocéis?

TALERM.

Le conocéis? No sé.

CAPULETO.

Le conocéis? No sé. La hora se acerca,
ya no puede tardar. Todo Verona,
cuando bien le conozca, cual yo mismo
apreciarle sabrá. Mis propios deudos
mis nobles y valientes partidarios,
le aclamarán sin vacilar por gefe,
terror viéndole ser de mis contrarios.
Mas él se acerca.

TALERM. (aparte).

Mas él se acerca. Oh Dios! llegó el instante!