Julián Giménez

El matrero Luciano Santos
Julián Giménez de Antonio Lussich

CENTURIÓN
¡Pero hermano, qué veo yo...
y creo no andar errao...

BALIENTE
¿Qué es eso, qué le ha pasao?

CENTURIÓN
Fijesé en ese que viene...

BALIENTE
¿Cómo no? Si es ño Giménez,
¡aquel gaucho tan mentao!

CENTURIÓN
Ya el olorcito tomó
y se viene a media riendo;
¡la pucha! Cargao de prendas
ese terne se largó.

GIMÉNEZ
Qué yunta pa una carreta.

CENTURIÓN
¿Qué purga pa un escaldao,
de dónde diantre ha sacao
ese mancarrón sotreta?

GIMÉNEZ
Temen copen la limeta
que están con ganas de hablar,
¿cuándo me han visto montar,
malos pingos en la vida?
Si es mi pasión más querida
poder con ellos rayar.

BALIENTE
Este es día de apedarse:
hoy me encontré a don José
Y aura se aparece usté
de juro hay que relincharse.

GIMÉNEZ
De salú, rigularmente
retozando frente a frente
del partido colorao.

CENTURIÓN
¡Cuándo no! Gaucho baquiano,
busca vida y rastriador
de juro que algún dotor
le ha untao con sebo la mano.
¿Qué tal, se encuentra alentao?

JULIÁN
No dio cuñao con la faya;
estas cacharpas que ve,
son ganancias que saqué
en un apunte de taya.

BALIENTE
Al gaucho guapo y altivo
siempre la suerte lo ayuda,
y con su poncho lo escuda
y hasta le sirve de estribo.

JULIÁN
La estrella de la fortuna
no se cansa de alumbrarme,
¿Y como puede largarme
sin darle causa ninguna?

CENTURIÓN
¿Y esa sortija bordada
a quién se la ha soliviao?

JULIÁN
A la taba te he ganao
con una suerte clavada.

CENTURIÓN
Armao anda y es muy cierto,
ya no es aquel gaucho pobre,
que por encontrar un cobre
desenterraba hasta un muerto.

Cuando lo vide venir
bien pilchao y rilumbroso 630
me dije, no es lerdo el moso
por qué es laucha pa vivir.
Y a mi padre le oí decir,
antes que el finao muriera,
que el hombre peine ande quiera
se allegase a presientar,
nunca le había de faltar
quien rancho y cama le diera.

JULIÁN
De dichos no hay quien lo saque
al amigo Centurión,
siempre las tiene en porción
lo mesmo que un almanaque.

BALIENTE
Ya estamos en el boliche:
aquí se verá al más crudo
salir montao en peludo,
si juega mucho el espiche.

CENTURIÓN
Parece alaja el pulpero
de güena pinta y color.

BALIENTE
Si es un gallego dotor,
¡Muy mentao para el tintero!

JULIÁN
Ausina son los naciones,
plumarios para uñatiar;
fue pucha en poco lidiar
llevan el oro a montones.

CENTURIÓN
No crea en eso compañero
hay estrangís muy cumplidos.

JULIÁN
Muy pocos he conocido
que no juesen pijoteros.

Los largan de las Uropas
sin tener con que alegar,
y aquí los vemos llegar
como la hacienda por tropas.
En la vida train más ropa
que la que cargan ensima.
A su lao quien se le arrima
si jieden a perro muerto;
los conozco tan de cierto
que uno vive con mi prima.

CENTURIÓN
¿Cómo vive, aquerenciao?

JULIÁN
De juro, pa que casarse
si lo mesmo es enriedarse
y vivir emparentao.

Para qué tanto trabajo
gastar en iglesia y cura,
y hasta si mucho me apura
boy a soltarme al destajo;

Hoy día el flaire, barajo,
es malo que sea su amigo,
esto con razón lo digo
por que tengo menester.
El padre es pa su mujer
a veces poncho de abrigo.

CENTURIÓN
Si hasta judío se ha güelto
Por Dios ¡qué barbaridá!

JULIÁN
Si el que dice la verdá
de toda culpa es asuelto.

BALIENTE
Largue a volar esa prosa
y vamos hablando serio,
a ver si deja el misterio
y con su amigo retosa.

Cuentenós que tal le jue,
dende cuando se ausentó,
pues siempre me interesó
tener noticias de usté.

JULIÁN
Entre tibio y medio hirbiendo
a veces muy rigular,
y otras teniendo que andar
por esos campos juyendo.

BALIENTE
Son pal gaucho esas liciones
muy güenas para que aprienda,
que el caballo de la rienda
no se suelta en ocasiones.

Pero le queda el consuelo
de haber podido vivir,
y en su pago susistir
entre la gente del pelo.

JULIÁN
Verá usté como se engaña;
el chaparrón que pasó,
medio a medio me agarró
muy lejos de la campaña

CENTURIÓN
¿A que en la Estrangia estaría?

Julián Giménez