Abrir menú principal

Fiesta cromática en el mar

Fiesta cromática en el mar
de Medardo Ángel Silva


Desgranamiento de rubíes
y crujidos de seda rosa,
romper de gasas carmesíes
y de púrpura temblorosa.

Ópalos, granas y berilos
en las ondas aurirrizadas,
que a las rocas de duros filos
dejan de luces consteladas.

Sobre los riscos y peñones
se diría que alguien hubiera
volcado las constelaciones
o prendido la Primavera.

El mar, al aúreo mediodía,
es un tapiz de reina asiática;
en él vibra la sinfonía,
la gran sinfonía cromática.

Materialízase un utópico
cuento leído en las Mil y Una;
sobre el divino mar del trópico
pasa en su carro la Fortuna.

La móvil onda dice: ¡Vida!
con femenil volubidad;
del cielo la comba inmedida,
serena; dice: ¡Eternidad!

El pobre espíritu suspenso,
estático y turbado está
frente a las olas y al inmenso
absoluto del Más Allá...

Ya el rojo es pálido... las olas
toman un tinte turquí...
Y ya son mustias amapolas
las que eran rosas de rubí...

Pronto esta fantasmagoría
irá en la noche a fenecer
y será luego, su agonía
un divino palidecer.

Y en el crepúsculo marino,
sobre el azul plafond astral,
¡pondrá una estrella su perlino
punto final!


Regresar a El árbol del bien y del mal
◄  Anterior
Siguiente  ►