Estancias: XX

    -¡Qué lejos aquel tímido y dulce adolescente
de este vicioso pálido, triste de haber pecado!...
-Tomó del árbol malo la flor concupiscente
y el corazón se ha envenenado!...