Diferencia entre revisiones de «Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha: Capítulo X»

m
sin resumen de edición
m
 
m
 
Quedó con esto, como estaba tan flaco y debilitado, hijadeando de suerte que no le alcanzaba una respiración a otra; y, dejándole puesto en la cama, con orden de que no se moviese della hasta el día de la sortija, mandó don Álvaro subir a Sancho para que le hiciese compañía. Y él con los demás caballeros se despidieron dél, diciendo iban a ver a los otros sus amigos granadinos en la posada de cierto caballero principal, donde posaban, para saber dellos cómo pensaban salir a la sortija; al cual fueron de hecho, y a dar parte a mucha gente principal y de humor del estraordinario que gastaba don Quijote, y de lo que con él pensaban holgarse y dar que reír a toda la plaza el día de la sortija.
 
[[Categoría:Segundo tomo del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha]]
6268

ediciones