El dolor del paisaje nocturno

EL DOLOR DEL PAISAJE NOCTURNO

 
  Voi gozando el paisaje por los blancos caminos,
El dolor de Belleza es una pena lejana...
El campo está dormido con una paz de anciana,
I la luna se asoma entre la hilera de pinos
Como una enferma tras los hierros de una ventana.

  En el suelo escarchado por la luz de la luna
Se retuercen las sombras de las ramas chuecas;
Como una idea negra se esconde la laguna
I en la cumbre de un cerro una fogata hace muecas.

  Los perros viejos raspan con roncos aullidos,
Una lechuza vuela, envuelta en sus chillidos,
Del campanario blanco a los pinos dormidos.

Hieren la noche ruidos de reglamento atávico:
De las ranas el frío canto monosilábico.

I luego silban rudo los sapos en agudo.