El ángel de la guarda (Coronado)

Almanaque de las portenas 1895 (page 76 crop).jpg
EL ANGEL DE LA GUARDA


Madre, que vas á morir
Junto a la cuna inocente,
Donde duerme sonriente
La orfandad del porvenir;

No en vano clamas al cielo
Poniendo el alma de hinojos,
y en torno giras los ojos
En las ánsias de tu duelo.

No podra más, en tu ausencia,
La orfandad que tu plegaria
No quedará solitaria
La cuña de la inocencia.

Sobre tu niño eslendida,
Como tus brazos otrora,
Está el ála protectora
Que ·fué el sueño de tu vida.

Dulce, inmóvil, en acecho,
Vela por él la mirada
Que en lágrimas empapada
Se está apagando en tu lecho.

Tiene toda la ternura
y el calor de tu cariño,
y ha copiado para el niño
De tus ojos la dulzura.

Muereen paz: su ángel guardián
Lo está arrullando dormido
Es el cielo prometido
Á las madres que se van.

Martin Coronado.