Comunicación entre la República Argentina y Bolivia/Riquezas naturales

Comunicación entre la República Argentina y Bolivia de C. G. Raffelghem
Riquezas naturales
RIQUEZAS NATURALES



El territorio es rico en plantas forrageras de todas clases y variedades, sucediéndose y reemplazándose según la estación favorable á cada una de ellas; manteniendo un pastoreo permanente, lo que con las frutas y hojas de algunos árboles, entre los que citaremos las palmas, los algarrobos, el gurlica de corticans, el prosopis rúscifolia, las acacias, el mistol, etc., constituyen un recurso precioso para el ganado.

En toda su extensión, el territorio presenta la misma distribución de bosques, grandes y chicos, siempre exuberantes en vegetación. Esta feliz distribución alternativa de bosques y praderas, formando potreros naturales, y cuyos árboles sirven para abrigar los animales contra la intemperie, es de las más favorables para el ganado, el que produce hasta el 35%.

Los bosques ocupan más ó menos la tercera parte del territorio y constituyen una riqueza inagotable; inteligente y sistemáticamente desmontados y repoblados, su explotación asegura un interés remunerador al capital y el bienestar á los indígenas, los que encontrarán en ella un trabajo correspondiente á sus aptitudes. Llamamos la atención de los hombres emprendedores sobre esta interesante cuestión.

Se estima que una legua de tierra, de la cual solamente, la tercera parte poblada, contiene más de 200,000 árboles medianos, entrelazados los unos á los otros por un sinnúmero de plantas trepadoras, cargadas de las más variadas flores y por inmensas lianas que suben hasta la cima de un árbol para descender por otro y así sucesivamente; esta masa tupida de follage, lianas y flores cubren el bosque como con un inmenso velo de follage que lo deja en una semi-oscuridad. Todas estas lianas son empleadas por los indios para tejer sus redes y hacer vestidos, sacos, cuerdas, etc.

La flora del territorio, abundante, rica y variada, obedece en su distribución á un plan regular, el que casi permite fijar límites á las diferentes familias y variedades.

Esa distribución obedece naturalmente á la influencia de las diferentes composiciones del suelo que son de cuatro clases.

Primera: Los terrenos de inmersión, elevados y al abiigo de las inundaciones, de carácter arcilloso bien pronunciado y bastante homogéneos, por lo tanto poco permeables, saturados de sales y óxidos de hierro; estos terrenos son los lugares preferidos por las maderas duras, representadas por los quebrachos colorados y blancos, los lapachos, el ñandubay, el urunday, las moreras, los güayacanes, los laureles, la tipa, los valiosos y enormes cebiles colorado y blanco, etc.

Segunda: Los terrenos de aluvión antiguo, no inundables, menos cargados de sales y más arenosos y por consiguiente más permeables que los precedentes. Estas tierras pueden dividirse en dos secciones, según la antigüedad del aluvión; la primera es el dominio casi exclusivo del palo santo; en la segunda se encuentran los algarrobos, timbó colorado, el mistol, la brea, el vinal, el simbol y un sinnúmero de cactus.

Tercera: Los terrenos de aluvión más moderno caracterizados por la presencia del chañar y algunas otras leguminosas, mimosas, malvaceas y varias clases de palmas, entre las que predomina la copernicia cerífera, que alcanza hasta 18 metros de altura.

Cuarta: Los terrenos bajos, ricos en materias orgánicas, provenientes de los aluviones en estado de formación. Estos terrenos están poblados de palmas, de inmensos zarzales y cañaverales, y de todas las plantas propias á los terrenos constantemente húmedos.

Esta distribución no está sujeta á límites absolutos; el Palo Santo, los Quebrachos, los Algarrobos, etc., con frecuencia abandonan los límites indicados para mezclarse con especies correspondientes á otros terrenos superiores ó inferiores.

Para analizar sumariamente los árboles del territorio, nos tomaría un volumen; nos limitamos pues, á citar los más importantes del punto de vista de su explotación actual y aplicaciones locales.

Quebracho colorado oscuro. — (Quebrachia Lorentzü) familia de los Anacardiaceas; alcanza hasta 30 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 1380; madera muy dura, se emplea para durmientes, trabajos hidráulicos, postes para alambrados, etc., la madera contiene 20 % de tanino y es objeto de un gran movimiento de exportación; la corteza contiene igualmente tanino y alcaloides, como la Quebrachina y la Aspidospermina.

Quebracho colorado claro. — (Loxopterygium Lorentzü) familia de los Terebinthaceas; alcanza hasta 18 metros de altura y 80 centímetros de diámetro; densidad 1250; la madera tiene las mismas propiedades y aplicaciones que la anterior; contiene más tanino (26 %) es naturalmente más apreciada para la exportación.

Palo Santo. — (Bulnesia Sarmienti Lorentzü) familia de los Zygophylleas; alcanza hasta 18 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 1300; preciosa madera de ebanistería y de enchapado, muy dura, tiene lindas vetas color verde oscuro, exala un perfume delicado y segrega una resina perfumada y comestible. Timbó colorado. — (Enterolobium Timbouva Mart) familia de los Leguminosos; alcanza hasta 30 metros de altura y 2 metros de diámetro; densidad 440; madera colorada, superior para extracto de tintóreo (amarillo), para construcción de canoas, toneles, wagones, muebles, bateas, etc., la corteza y la fruta sirven para la curtiembre. Planta medicinal.

Algarrobo blanco. — (Prosopis Alba Gr.) familia de los Leguminosos; alcanza hasta 15 metros de altura y 50 centímetros de diámetro; densidad 800; madera bastante dura, que se emplea para marcos de puertas y ventanas, para pisos, pavimentos, etc., la fruta sirve para la preparación de bebidas.

Jacarandá. — (Dalbergia Nigra) familia de los Leguminosos; alcanza hasta o metros de altura y 30 centímetros de diámetro; densidad 1005; madera negra violeta, de lindas vetas; empléase para ebanistería y especialmente para enchapados.

Soto caballo. — (Luhea Diviricata) familia de los Tiliáceas; árbol que alcanza hasta 18 metros de altura y un metro de diámetro; madera liviana que se emplea para construcciones navales, carros, zuecos, etc.; la corteza para curtiembre y la flor medicinal.

Incienso. — (Myrocarpus Fastigiata) familia de los Leguminosos; árbol que alcanza hasta 20 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 940; madera excelente para construcciones, durmientes, muebles, etc.; segrega una resina olorosa y la corteza es tintórea.

Zampa. — (Ariplex pamparum) familia de los Chenopodiaceas; árbol que crece en los terrenos salitrosos; los indígenas los emplean para la preparación de una pasta negra llamada «Yicta» que mastican simultáneamente con la coca; la ceniza de esta planta contiene un 20 % de carbonato de soda.

Ñandubay. — (Prosopis algarrobillo) familia de los Leguminosos; árbol que alcanza hasta 12 metros de altura y 50 centímetros de diámetro; densidad 1200; excelente madera para durmientes, trabajos hidráulicos, postes para alambrados, etc.

Palo de rosa. — (Machaerium Sp.) familia de los Leguminosos; árbol que alcanza hasta 20 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 900; madera muy buscada para la ebanistería y el enchapado.

Cardo. — (Cactus opuntia) familia de los Cactus; árbol bastante grande, madera floja; los higos comestibles son ricos en ácidos y sustancias sacarinas; estos árboles crían la cuchinilla.

Cebil blanco. — (Piptadenia communis) familia de los Leguminosos; árbol que alcanza hasta 20 metros de altura y 50 centímetros de diámetro; densidad 630 madera color gris, que se emplea en carpintería; la corteza es curtiente y tintórea.

Tasca. — (Acacia cavenia) familia de los Leguminosos; árbol de 6 metros de altura y 30 centímetros de diámetro; madera negra pesada y corteza curtiente. Planta medicinal.

Inga. — (Inga Uruguensis) familia de los Leguminosos; árbol de 15 metros de altura y 50 centímetros de diámetro; madera pesada color gris oscuro, corteza curtiente. Fruta medicinal.

Alecrín. — (Holocalyx balansae) familia de los Leguminosos, alcanza hasta 15 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 1000; madera gris oscura, que se emplea ventajosamente para la curtiembre; madera tintórea.

Mistol. — (Zizyphus Mistol) familia de los Rhamneas; árbol que alcanza hasta 15 metros de altura y 50 centímetros de diámetro; densidad 1275; excelente madera de construcción y tintórea; raíz curtiente y fruta medicinal.

Nogal silvestre. — (Juglans Australis) familia de los Juglandeas; árbol que alcanza hasta 22 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 540; madera negra muy buscada para ebanistería; corteza curtiente y tintórea.

Sangre de dragón. — (Crotón succirúbrus) familia de los Euphorbiaceas; árbol de 8 metros de altura y 40 centímetros de diámetro; densidad 300; corteza curtiente y tintórea. Savia medicinal.

Angico colorado. — (Acacia Angico) familia de los Leguminosos; árbol que alcanza hasta 25 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 960; excelente madera para durmientes y construcciones hidráulicas; la corteza dá 25 % de tanino. Camboatá blanco. — (Guarea trichiloides) familia de los Meliaceas; alcanza hasta 8 metros de altura y 35 centímetros de diámetro; esta planta no tiene otra aplicación conocida, que ser la corteza curtiente.

Canelón. — (Myrsine floribunda) familia de los Myrsineas; árbol que alcanza hasta 25 metros de altura fácilmente y un metro de diámetro; densidad 695; la madera se emplea para tonelería, la ceniza para jabón y la corteza dá 22 % de tanino.

Catiguá.— (Trichilia Catigua) familia de los Meliaceas; árbol que alcanza hasta 10 metros de altura y 50 centímetros de diámetro; madera bastante pesada que se emplea para construcciones de carros; la corteza es tintórea y dá 25 % de tanino.

Guayabó — (Psidium Guayava) familia de los Myrtaceas; árbol que alcanza hasta 6 metros de altura y 20 centímetros de diámetro; densidad 850; excelente madera para carbón, corteza curtiente, fruta comestible y hojas medicinales.

Ibirapitá. — (Peltophorum vogelanium) familia de los Leguminosos; árbol que alcanza hasta 25 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 1040; la madera se emplea para durmientes, construcciones, etc., corteza curtiente.

Sauce colorado. — (Salix Humboldtiana) familia de los Salisineas; árbol que alcanza hasta 20 metros de altura y 70 centímetros de diámetro; densidad 500; excelente madera de carpintería y ebanistería, corteza curtiente. Laurel blanco. — (Emmotum Apogon) familia de los Laurineas; árbol de 20 metros de altura y 1.20 de diámetro; densidad 830; madera blanca amarillenta, muy aromática y bastante blanda; se emplea para ebanistería, carpintería y para extraer el tanino; raíz curtiente. Planta medicinal.

Cedro. — (Cedrela Brasiliensis) familia de los Meliaceas; que alcanza fácilmente hasta 25 metros de altura y 60 centímetros de diámetro; densidad 600; excelente madera de ebanistería. Planta medicinal.

Palo blanco. — (Calycophyllum multiflorum) familia de los Rubiáceas; el tronco perfectamente ci- líndrico alcanza hasta 20 metros de altura y de 43 á 70 centímetros de diámetro; densidad 450; la madera tiene linda veta y reemplazaría ventajosamente al pino, en muchas de sus aplicaciones.

Chaguar. — (Bromelia serra) familia de los Bromeliaceas; planta valiosa por sus excelentes condiciones textiles. De la fibra filamentosa y de gran resistencia, los indígenas hacen cuerdas y piolas para tejer sus redes, canastas, cotas de malla, etc.; los tallos del árbol constituyen un alimento muy apreciado. Planta medicinal.

Moral. — (Maclura Mora Gr.) familia de los Urticeas; árbol de 12 metros de altura y 50 centímetros de diámetro; densidad 1040; madera dura muy buscada para ebanistería; pierde su color amarillo para tomar el del nogal.

Quebraco blanco. — (Aspidosperma Queb. bl.) familia de los Aposineas; árbol de 15 metros de altura y 49 centímetros de diámetro; densidad 1000; madera dura y compacta, color blanco rosado, empléase ventajosamente para construcción de carros, y coches, cielo-razos, estampas, puntales, etc., la corteza contiene alcaloides, tintura y 28 % de tanino.

Curupicay. — (Sapium aucuparium) familia de los Euphorbiaceas; árbol de 15 metros de altura y 50 centímetros de diámetro; densidad 420; madera blanca, color gris sucio. La savia produce un regular cautchou.

Lapacho. — (Tabebuia flavescens) familia de los Bignoniaceas; árbol que alcanza hasta 20 metros de altura y 80 centímetros de diámetro; densidad 1100; madera dura y pesada, muy buscada para toda clase de construcciones, muebles, armazones, trabajos hidráulicos, varillas para alamlrados, durmientes, etc. Hay lapachos blancos, amarillos, colorados, colorados oscuros y negros; sus aserrines dan los mismos colores de tinte. Corteza curtiente.

Ibiraró. — (Pterogyne Nitens Tul) familia de los Leguminosos; árbol que alcanza hasta 14 metros de altura y 30 centímetros de diámetro; densidad 810; madera pesada y densa, muy buena para pisos de wagones, tablones, postes, remos, muebles, etc. El aserrín dá una tintura violeta. Tlanta medicinal.

Carapay — (Piptadenia Cebil Gr.) familia de los Leguminosos; alcanza hasta 20 metros de altura y 80 centímetros de diámetro; densidad 1140; madera muy dura y pesada, apreciada para durmientes, vigas, postes, construcciones hidráulicas, etc. La corteza dá de 20 á 26 % de tanino y tiñe en negro y colorado.

Algarrobo Negro. — (Prosopis Nigra Hieron) familia de los Leguminosos; alcanza hasta 8 metros de altura y 40 centímetros de diámetro; densidad 730; madera amarilla oscura; empléase para marcos de puertas y ventanas, varillas para cuadros, construcciones, botes, pavimentos, etc. Corteza curtiente. El algarrobo amarillo tiene las mismas propiedades.

Ibapohy. — (Ficus Subtriplinervia) familia de los Artocarpeas; alcanza hasta 16 metros de altura y un metro de diámetro; la madera es muy blanda, no tiene ninguna aplicación conocida. El árbol segrega una savia lechosa con la cual se produce una clase de cautchou inferior.

Laurel Negro. — (Nectandra porphyria Gr.) familia de los Lauríneas; alcanza hasta 20 metros de altura y 1,20 de diámetro; densidad 830; la madera se emplea con ventaja para bordas de barcos y extracto tintóreo . La raíz es curtiente. Planta medicinal.

Guayavi Amarillo.— (Patagonula Americana) familia de los Boragineas; árbol de 12 metros de altura y 30 centímetros de diámetro; densidad 970; madera pesada y dura, color amarillo claro. Empléase para herramientas, remos, nervuras de canoas, etc.

Hay también una clase de Guayavi, blanco cenizado, del que los indígenas hacen palas, lanzas, etc.

Guayacan Negro. — Caesalpinia melanocarpa) familia de los Leguminosos; alcanza hasta 12 metros de altura y 30 centímetros de diámetro; densidad 1400; madera extremadamente dura y pesada, el tronco es nudoso, la madera tiene linda veta y se emplea para enchapado, como también para tornear ruedas, cilindros, etc. La corteza dá una linda tinta negra, mientras que la fruta dá de 26 á 30 % de tanino.

Guayacan Amarillo. — (Calliandra partoricencis) familia de los Leguminosos; alcanza hasta 10 metros de altura y 30 centímetros de diámetro; densidad 1410; madera dura y pesada, color, amarillo. Linda veta para muebles. La corteza dá una buena tinta amarilla.

Urunday. — (Astronium juglandifolium) familia de los Anacardiaceas; alcanza hasta 20 metros de altura y un metro de diámetro; densidad 1200; madera dura y pesada, excelente para durmientes, postes, ejes, trabajos hidráulicos, etc. Hay Urundays blancos, amarillos y negros; sus aserrines dán los mismos colores tintóreos.

Palo de Lanza. — (Myrsine Grisebachii Hieron) familia de los Hyrsineas; alcanza hasta 15 metros de altura y 30 centímetros de diámetro; densidad 980; madera dura y compacta, color gris amarillento. Empléase para cabos de herramientas, etc.

Palmas. — Hay diferentes variedades, todas muy útiles por la fruta que es muy buscada de la hacienda. La madera se emplea para alambrados, techos y construcciones de líneas telegráficas.

Cola de zorro.—(Andropogon condensatus) familia de los Gramíneas. Esta planta es muy abundante en todo el territorio; es notable por la cantidad de silice, hasta 90 %, que contienen los tallos y las hojas. Remedio contra la dysenterie.

Algodoneros.—Hay variasclases que vienen naturalmente y de las cuales los indígenas sacan provecho. Este malvasea muy importante del punto de vista industrial, es muy común. Las plantas bien desarrolladas son notables por la extrema fecundidad de sus cápsulas, las que contienen un algodón muy sedoso.

Cactus.-Bromellaceas,-Bombaceas. etc., son también muy abundantes en todo el territorio.

Tabaco.—Crece con abundancia y en estado silvestre; no es raro por lo tanto encontrar campos de varios kilómetros cuadrados con ese producto.

El Ramio, el Ricino, el Indigo, la Alfalfa, etc., son muy comunes en estado silvestre.

Todas estas plantas, cultivadas, darían excelentes resultados.