Cancionero, Si el monte donde el valle es más cerrado

Fragmento CXVII
Cancionero
 de Francesco Petrarca

Si el monte donde el valle es más cerrado,
del cual su propio nombre se deriva,
hubiera, por naturaleza esquiva,
vuelto a Roma, la espalda a Babel dado,

mis suspiros un más benigno vado
tendrían donde aún fuese su fe viva;
en cambio, hoy cada cual disperso arriba,
sin uno errar, allá donde he mandado.

y allá con tal regalo creo que queden,
que no vuelven jamás al alma mía;
tanto gustan de allí los agasajos.

El mal toca a mis ojos, pues de día,
del deseo de ver lo que no pueden
a mí dan llanto, y a mis pies trabajos.