Cancionero, Si blancas no son antes ambas sienes

Fragmento LXXXIII
Cancionero
 de Francesco Petrarca

Si blancas no son antes ambas sienes,
que ya parece el tiempo irlas mezclando,
seguro no estaré, aunque vaya andando
por donde tu arco, Amor, tires y llenes.

No temo ya que más me ahogues ni apenes
ni me enlaces, por más que entre ti ando,
ni el pecho me abras, aunque estés lanzando
las fechas que en crüel veneno tienes.

No puede ya salir llanto a mis ojos,
aunque él sabe tan bien el derrotero
que el paso no podré nunca cerrarle.

Bien me podrá encender el rayo fiero,
mas no abrasar; y darle al sueño enojos,
mas no a la imagen su crueldad quebrarle.