Cancionero, Deseo me aguija, Amor me adiestra y guía

Fragmento CCXI
Cancionero
 de Francesco Petrarca

Deseo me aguija, Amor me adiestra y guía,
Placer me arrastra y Hábito me porta,
Esperanza me alienta y reconforta,
la diestra al corazón auxilio envía.

Y el mísero la toma y nada fía
de nuestra guía ciega que lo exhorta,
el gusto reina, la razón no importa;
de una porfía nace otra porfía.

Virtud, Belleza, Honor, gentil estima
las ramas son en las que soy prendido
y allí se envisca el corazón ufano.

El mil trescientos veintisiete ha sido
el día sexto de abril, a la hora prima
que el laberinto entré y escapo en vano.