Ave infeliz que, sin un punto ceses

Ave infeliz que, sin un punto ceses
(Traducción de Clemente Althaus) de Francesco Petrarca


 Ave infeliz que, sin un punto ceses,
 lamentas tu fugaz tiempo pasado,
 viendo el infierno lóbrego a tu lado
 y tras de ti el día y los alegres meses.
 

 Si, como sabes tu pesar, supieses
 mi semejante doloroso estado,
 compasivo con este desgraciado
 tus tristes quejas a partir vinieses.
 

 Yo no sé si igual fuera nuestra suerte;
 que tal vez, la que lloras tiene vida,
 cuando a mi Laura, arrebató la muerte.
 

 Mas la hora, la estación y la sentida
 queja con que no dejas de dolerte
 a decirte mis penas me convida.