Vuela y cerca la lumbre y no reposa

Vuela y cerca la lumbre y no reposa de Fernando de Herrera


 Vuela y cerca la lumbre y no reposa,   
 y huye y vuelve, a su beldad rendida,   
 figura simple suya, y encendida   
 siente que fue a su muerte presurosa;   
 

 mas yo, alegre en mi luz maravillosa, 
 a consagrar osando voy mi vida,   
 que espera, de su bello ardor vencida,   
 o perderse o cobrarse venturosa.   
 

 Amor, que en mí engrandece su memoria,   
 entibia mi esperanza en lento engaño 
 y en llama ingrata ufano me consumo.   
 

 Cuidé (¡tal fue mi mal!) ganar la gloria   
 del bien que vi, y al fin hallo en mi daño   
 que sólo de mi incendio resta el humo.