Violeta

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


VIOLETA.Editar

La Traviata.


¡Oh mujer celestial, gloria del arte!
A cuánto alcanzan de tu voz sonora
La magia y el poder! ¿quién no te adora,
Ni quién te puede ver sin admirarte?

Dispuesto el corazón á perdonarte
Se encuentra, si apareces pecadora
En Violeta infeliz, y atronadora
Salva de aplausos rompe á saludarte.

En vano grita la razon severa
Que nadie preste abrigo bondadoso
A quien las leyes del honor vulnera:

Al escuchar tu canto melodioso
Te brinda el alma compasion sincera,
Y olvida tu pasado tormentoso.