Viendo que, semejantes a las flores

Nota: Poema publicado en el libro En las orillas del Sar (1909).



øøø

 Viendo que, semejantes a las flores
Que el huracán en su furor deshace,
  Éstos, después de aquéllos,
Llenos de vida y de esperanzas caen
Al entrar en la lid donde con gloria
  Por la patria combaten,

 Tal como el pobre abuelo que contempla
Del nietezuelo amado los despojos,
Exclamó alzando la mirada al cielo
De angustia lleno y doloroso asombro :
— ¡Pero es verdad, Dios mío, que ellos mueren
  Y quedamos nosotros!

En la Corona fúnebre de Andrés Muñíais, 1883.