Versos de pericón

Versos de pericón
de José Alonso y Trelles


C.-En el jardincito e mi alma
   Hice almácigo de sueños,
   Y me lo quemó al nacer
   La helada de tus desprecios.

S.-Eso le pasa al más vivo
   Que se mete a jardinero,
   Cuando inora que hay semiyas
   Que no nacen juera e tiempo.

C.-Dispués que me despreciaste
   Mis claveles florecieron,
   Porque es tanto lo que yoro
   Que con lágrimas los riego.

S.-Si es verdá no lo publique,
   Porque no habrá quien lo quiera,
   Sabiendo que hacen sus ojos
   Oficio de regadera.

C.-Queréme un poco, chiruza,
   Que se me ha muerto mi madre,
   Y es lo más triste del mundo
   Que no lo quiera a uno náides.

S.-Vas mal güerfano, volvéte,
   Porque has erráo el camino;
   El que va a mi corazón
   No es el que yeva al asilo.

C.-En el cantero en que tengo
   Sembradas mis esperanzas,
   Paso los días carpiendo
   Un yuyo que me las mata.

S.-Pobre mozo que no sabe
   Que es tuito al ñudo su esfuerzo
   Ese yuyito no muere
   Porque es el yuyo de los celos.

C.-Al dulzor de unos amores
   Tranquilos como un arruyo,
   Prefiero yo los rigores
   De un desdén como ese tuyo.

S.-Tamién pa mi es más sincero
   Que el arruyo el arrebato...
   ¡Dénmen el odio el cordero
   Antes que el amoer del gato!...