Vergüenza amorosa

Vergüenza amorosa
(Traducción de Clemente Althaus)
de Francesco Petrarca



 Lleno de una ilusión que me desvía
 de todos, y me aísla en este suelo,
 aún de mi mismo recatarme suelo,
 buscando a aquella que esquivar debía.
 

 Llega con tan suave altanería,
 que el alma tiembla para alzar su vuelo;
 ¡Tantos suspiros trae y tanto duelo
 esta enemiga del amor y mía!
 

 Tal vez un rayo de piedad, divino,
 que brillar en sus ojos me parece,
 hace que en parte mi temor se venza.
 

 ¡Mas, cuando hablarla al fin me determino,
 cuando pensé olvidando, me enmudece
 de casto amor la natural vergüenza!