Ven a gozar

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


VEN A GOZAREditar


VEN á gozar la fresca sombra
Del álamo frondoso,
Ven á gozar delicias á mi lado;
Aquí de grama en la mullida alfombra
Oirás el regalado
Murmurio del arroyo presuroso.

Ven á gozar: mil músicas suaves
Escucharás, bien mío;
El eco de paloma gemidora,
El dulce trino de parleras aves,
Y la canción sonora
Que entone en mi amoroso desvarío.

¡Ah! ¿No lo ves? la soledad me inspira
Cántigas de ternura;

Sólo por tí las cuerdas olvidadas
Suenan ¡oh Blanca! de mi pobre lira;
Sólo por tí de historias malhadadas
El recuerdo se aleja de amargura.

La floresta feliz, el verde prado,
La vega revestida
De mirtos y de rosa, el sol umbrío,
El arroyo que corre sosegado,
Todo en el pecho mío
Infunde la ventura apetecida.

Viviremos, aquí de blancas flores
Coronaré tu frente;
Guirnaldas tejeré, graciosos lazos,
Emblema de los férvidos amores:
¡Ay! viviré en tus brazos,
Viviré para amarte eternamente.

Ven á gozar ¡oh Blanca primorosa!
Ven á gozar la calma
Conque nos brinda ufana la natura,
Sólo aquí encontraremos deliciosa
La anhelada ventura,
La blanda paz conque se embriaga el alma.