Ve, pensamiento

¡VE, PENSAMIENTO!
de Jorge Isaacs


Como las brisas
De aroma llenas
De aquellas tardes
Siempre tan bellas,
Que hora doliente
Mi alma recuerda,
Ve, pensamiento,
Ve libre y vuela
Por los collados
Y las florestas
Donde pasara
Mi edad primera.

En las montañas
Hay azucenas,
¡Ay!, ¡que no nacen
Ya para ella!
Como a las cumbres
Volubles nieblas
Las matutinas
Auras elevan,
Ve, pensamiento,
Ve libre y vuela
Por do en cascadas
El Sabaletas
Baja formando
Húmedas vegas.

Ve, pensamiento,
Ve libre y vuela
Por los jardines
Do amante espiela;
Do en las auroras,
De rosas frescas
Llenar su falda
La vi risueña...
¡Edén perdido!
¡Santa inocencia!
¡Ángel de un día
Sobre la tierra!...
Ve, pensamiento,
Ve libre y vuela,
Como los vientos
Que el césped riegan
Con azahares
Y rosas muertas...
¡Que ya no adornan
Sus negras trenzas!

Mi hogar ruinoso
Cárabos pueblan:
Por las techumbres
Rotas, penetra
Luz de la luna,
Luz macilenta...
Como los cierzos
En noches negras
Sobre esos muros
Gimen y vuelan,
Despedazando
Su airón de hiedras,
Ve, pensamiento,
Ve libre y vuela
Sobre el sepulcro
Do la maleza
Cubre la losa
Ya cenicienta
Que sollozantes
Mis labios besan.
Llama en tu tumba,
Llama en la puerta
Que en mi camino
La muerte cierra;
Mas si a tus ruegos
Sorda la encuentras...
Dolor que matas,
¡Bendito seas!