Tierra (Güiraldes)

El cencerro de cristal
Tierra​
 de Ricardo Güiraldes


Cuna, tumba.

Hágase tu voluntad y no la nuestra.

Danos el pan de cada día y los cataclismos.

Sufre los dolores de éstos tus hijos. ¡Oh pura, que concibes, por obra y gracia del sol, Nuestro Señor, que está en los cielos, todopoderoso!

Santa Madre, sé buena para nuestra vida y ábrenos, esas tus fosas cariñosas en la hora eterna de nuestra muerte.

¡Así sea!



«La Porteña», 1915.