Tal alto esforzó el vuelo mi esperanza

Tal alto esforzó el vuelo mi esperanza de Fernando de Herrera


 Tal alto esforzó el vuelo mi esperanza,   
 que mereció perderse en su osadía;   
 yo bien lo sospechaba y le temía   
 de su atrevida empresa la venganza.   
 

 No me escuchó, y siguió con confianza 
 que huyó con los bienes que tenía;   
 y conmigo en tal cuita y agonía   
 se adolece y lamenta en la mudanza.   
 

 Para aliviar la culpa en tanto daño,   
 de Faetón el rayo le recuerdo, 
 y de su intento ufano la memoria;   
 

 que solo ya me sirvo del engaño,   
 en mi mal, y en mi error, penando pierdo   
 sin razón, las promesas de mi gloria.