Subo con tan gran peso quebrantado

Subo con tan gran peso quebrantado de Fernando de Herrera


Subo con tan gran peso quebrantado 
por esta alta, empinada, aguda sierra, 
que aun no llego a la cumbre cuando yerra 
el pie y trabuco al fondo despeñado. 

Del golpe y de la carga maltratado, 
me alzo a pena y a mi antigua guerra 
vuelvo ¿mas qué me vale? Que la tierra 
mesma me falta al curso acostumbrado. 

Pero aunque en el peligro desfallesco 
no desamparo el paso; que antes torno 
mil veces a cansarme en este engaño. 

Crece el temor y en la porfía cresco, 
y sin cesar, cual rueda vuelve en torno, 
así revuelvo a despeñarme al daño.