Situación crítica de un poeta

Situación crítica de un poeta de Tomás de Iriarte


 Ofréceme tal vez la fantasía   
 un concepto feliz para un soneto;   
 entre escribir o no discurro inquieto;   
 siento en mí ya valor, ya cobardía.   
 
 Resuélvome a empezar, mas no querría  
 que me engañase mi ímpetu indiscreto;   
 y, teniendo a los críticos respeto,   
 ya se acalora el numen, ya se enfría.   
 
 Batallo en mi interior, dudo y vacilo,   
 me hace cosquillas, súfrolas un rato,  
 escribo un poco, párome y cavilo.   
 
 ¡Qué tentación! En vano la combato.   
 Y, al fin, ¿qué haré...? Para quedar tranquilo,   
 componer el soneto es más barato.