Siluetas parlamentarias: 21

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


VEINTE, DE BUSTO


.... El sol arroja sus ardientes rayos
sobre los cristales de mi taller, y
necesito ir al campo para dar descanso
á mis ojos y á mis dedos que ya se van
fatigando.

(Timón — Apéndice al Libro de los Oradores).


Alcorta , Amancio


Apacible como Gillon, también sus discursos huelen á hombre de bien.

Pero no solo habla con facilidad, sino que escribe bien y piensa mejor. Su voz, dulce, sonora y simpática, sirve de vehículo á frases oratorias que, sin ser vulgares, penetran en el auditorio con el poder punzante de la franqueza.

Ha cepillado su audacia de político para machihembrar su erudición de educacionista y de jurisconsulto.

Consideraciones personales me impiden continuar el elogio de sus cualidades, y descalzarlo para exhibir su talón!...



Amancio Alcorta