Abrir menú principal
Ser liberal, según las ocasiones


 Ser liberal, según las ocasiones,   
 favorecer al pobre desvalido,   
 proteger y gustar del entendido,   
 y no querer jamás adulaciones;   
 

 usar de las decentes diversiones,  
 estar siempre de libros prevenido,   
 resistir los arpones de Cupido,   
 sabiendo ser señor de sus pasiones;   
 

 no atender al mordaz ni lisonjero,   
 ni proceder jamás con ligereza,   
 observa quien ser sabe caballero.   
 

 Esto debe apreciar, no la grandeza;   
 porque es mejor cabeza sin sombrero,   
 que no tener sombrero sin cabeza.