Abrir menú principal

Sentimientos en las disposiciones de una ausencia voluntaria de Lisi
de Vicente García de la Huerta



 Parte a dorar con luces celestiales   
 de los floridos sotos los primores,   
 a dar nuevos alientos a las flores   
 y veneno mortal a los zagales.   
 

 Yo quedo en el infierno de mis males,  
 víctima del volcán de mis ardores,   
 lastimoso ejemplar a los pastores   
 que alcancen mis martirios infernales.   
 

 De nuevas flores tu belleza vista   
 esas florestas, mientras mi quebranto  
 fúnebres flores a mi muerte alista.   
 

 Y no te cause mi expresión espanto;   
 pues si tú las produces con tu vista,   
 yo también con el riego de mi llanto.