Abrir menú principal

Sentimientos de la España al tiempo de la partida de su legítimo rey en 1808
de Juan Bautista Arriaza



Triste la España, «¿adónde vas, Fernando?»   
al hijo fugitivo dice ansiosa;   
y él sigue, y deja de su madre hermosa   
llevar los vientos el acento blando.   
 

Ya la materna falda abandonando   
pisa de Francia la ribera odiosa;   
y aún está oyendo aquella voz piadosa   
que le repite, «¿adónde vas?» llorando.   
 

No ve ya al hijo la infeliz matrona:   
mas su voz oye, que con regio brío  
dice: Tirano, es mía esa corona.   
 

Ella, al primer dolor, gritó ¡hijo mío!   
mas luego, vuelta al déspota en Bayona,   
dame a Fernando, exclama, oh tiempo impío!