Abrir menú principal

Sus mejores versos
Semper et ubique

de Federico Balart



De las estrellas blasfemé iracundo,
por blasfemar de Dios hasta en sus huellas;
y, huyendo de Él y de ellas,
me arrojé a lo profundo;
¡y ahondé!.. ¡y ahondé!... -Y, atravesando el mundo,
¡hallé sobre mi frente las estrellas!