Ruego a la muerte

Ruego a la muerte
de Félix Lope de Vega y Carpio



Enseñé, no me escucharon; 
escribí, no me leyeron;
curé mal, no me prendieron;
maté, no me castigaron.

Si con morir satisfice,
¡Oh Muerte, quiero quejarme!
Bien pudieras perdonarme
por los servicios que te hice.