Roma abrasada (Versión para imprimir)

Esta es la versión para imprimir de Roma abrasada.

El presente texto ha sido copiado de Wikisource, biblioteca en línea de textos originales que se encuentran en dominio público o que hayan sido publicados con una licencia GFDL. Puedes visitarnos en http://es.wikisource.org/wiki/Portada


Dedicatoria
Pág. 001 de 168
Roma abrasada Félix Lope de Vega y Carpio


Roma abrasada

Félix Lope de Vega y Carpio

 


Dedicada al maestro Gil González de Ávila, cronista de su Majestad
Para dar a Vuesa Merced las gracias y alabanzas, si no iguales a sus méritos, posibles a mi ignorancia, era tan preciso como justo referir las de la Historia, por cuya excelencia se viniera en perfecto conocimiento de su claro ingenio y universales estudios; pero a quien sabe tan bien sus grandezas como sus preceptos, vanamente se buscarán en la Retórica, que después de la verdad es su fundamento, si bien quiere Cicerón que sea vera et sincera narratio. Dejando pues aparte sus escritos de Vuesa Merced en todo grado y perfección histórica, don[de] se ven -fol. 177v- la verdad, la elocuencia, la exornación y el ejemplo, abrazados con armonía en la pureza de nuestra lengua, pues como dijo Livio: Hoc illud est praecipue in cognitione rerum salubre et frugiferum, omnis te exempli documenta in illustri posita monumento intueri, etc. Le debemos los que nacimos en Madrid la honra que le ha dado, porque si el amor de la patria
« Nescio quam natale solum dulcedine cunctos Ducit, [...] »
en mayor obligación nos pone Vuesa Merced cuanto más ilustre le ofrece a los estraños, que solo le han de ver por los oídos, pues cuando, como a tantos imperios ha puesto en miserable ruina la voracidad del tiempo, se atreviese su mudable condición a su feliz fortuna, ya quedaba alta memoria de su estado a la posteridad de los siglos, y supiera la sucesión de los años, que fue Madrid tan grande. A deuda que lo es tanto, paga mi corto caudal con la Tragedia de Roma, no en su grandeza y suma felicidad como Vuesa Merced nos da a Madrid en descripción tan heroica, que como tabla de pintor insigne con admirable veneración se respeta, sino abrasada, aunque Roma, y a los pies de un tirano la cabeza del mundo, para que se vea lo imposible de la proporción en la infinita distancia. A la corona que Vuesa Merced puso a mi patria doy un laurel indigno; al honor de nuestros Magistrados, el pervertido gobierno de aquellos cónsules; -fol. 178r- al premio de las letras en esta edad dichosa, el ingrato discípulo de Séneca; a la reputación de nuestras armas, las consulares insignias desatadas, y las águilas de plata teñidas del ocio; y el más sangriento perseguidor de la romana iglesia, a quien tanto ha celebrado la católica monarquía de Felipe IV. Pero finalmente Historia, porque no le alcance (hablando con Vuesa Merced) la opinión de Herodoto, pues no dirá si van juntas: Quo fit ut sapientius, atque praestantius Poesis, Historia sit. Patiare igitur, obsecro, hanc opellam tuo faustissimo nomini dicatam per Hispaniam diffundi. Vale.

Lope Félix de Vega Carpio


Elenco
Pág. 002 de 168
Roma abrasada Félix Lope de Vega y Carpio


Roma abrasada

Félix Lope de Vega y Carpio

Figuras de la tragedia

 



JULIA AGRIPINA, su madre [de Popea]
CLAUDIO, emperador
FÉLIX
PALANTE
NERÓN
POPEA
SÉNECA, filósofo
GERMÁNICO, niño [e hijo de Claudio].
OTAVIA, [hija de Claudio.]


VOLGESIO, rey de los partos.
DARDANIO, su hermano [ de Volgesio]
MARIO, cónsul
NICETO
FENICIO
UNA VIEJA
UNOS EMBOZADOS
OTÓN
SERGIO


FULGENCIO, cristiano
CALISTO, cristiano
FURIO, soldado
GALBA, general
VIRGINIO
GALO
LUCIO
HORTENSIO
VITELO


SULPICIO
UN LABRADOR
[UN BOTICARIO]
[CAMILO.]
Caja
Bandera
Soldados
Músicos




Acto I
Pág. 003 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


Salen CLAUDIO, emperador, FÉLIX, PALANTE y guarda.
CLAUDIO:

  Ni judío ni cristiano
quede en Roma: ¡vayan fuera!

FÉLIX:

Hoy el Imperio Romano
eterna quietud espera
de tu poderosa mano,
  que le alborota esta gente...

PALANTE:

Cualquiera ley diferente
le ha de tener dividido.

FÉLIX:

Arbitrio, César, ha sido
provechoso y conveniente.

CLAUDIO:

  Pues parte, amigo Palante,
a la justa ejecución.
Salga de Roma triunfante
toda la hebrea nación,
salga el cristiano arrogante.
  Hoy con los dos me enemisto:
es el cristiano malquisto
y el hebreo lo es también,
los unos por su Moisén
y los otros por su Cristo.
  ¿Aqueste Pedro quién es?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 004 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

El Pontífice Mayor
de los cristianos.

CLAUDIO:

Después
que vino a Roma, su honor
se aumenta al paso que ves.

FÉLIX:

  Al tercer año dichoso
de tu imperio, a Roma vino
de Antioquía.

CLAUDIO:

Esto es forzoso:
a lo menos determino
que salga el hebreo odioso.
  ¡No quede en Roma un hebreo!

PALANTE:

Voy a cumplir tu deseo.
(Vase.)

CLAUDIO:

Pues, Félix, ¿en qué has pasado
mi ausencia?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 005 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Con el cuidado
de verte como te veo,
  deseaba, gran señor,
de una y otra Mauritania
verte volver vencedor
como un tiempo de Britania
humillada a tu valor.
  Y todo en fin se ha cumplido.

CLAUDIO:

Sabes, Félix, que he sentido
que no me viniese a ver
Mesalina, mi mujer:
siempre ausencia engendra olvido.
  ¿Qué habrá sido la razón?
¿No respondes? ¿No me miras?

FÉLIX:

Hay notable confusión.

CLAUDIO:

¿Qué te encoges? ¿Qué suspiras?
¡Dime la triste ocasión!
  ¿Es muerta? ¿Hánmelo encubierto
por no me dar pena acaso?

FÉLIX:

No, señor, mas ten por cierto
que fuera dichoso caso
que hubiera en tu ausencia muerto.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 006 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

  ¿Muerto mejor? ¿De qué suerte
pudo estarme bien su muerte?

FÉLIX:

No sé cómo te lo diga.

CLAUDIO:

¡Oh Félix, mi amor te obliga,
y tu fe y lealtad!

FÉLIX:

Advierte:
  las mujeres no escusadas
para conservar el mundo,
veneno y vida del hombre,
forzoso mal y bien sumo.
Las mujeres, que en las buenas
tanto bien el cielo puso,
que al oro, plata ni piedras
jamás igualarse pudo
y, siendo malas, que en esto
poco a las buenas injurio,
no ha dado el cielo a los hombres
castigo tan fiero y duro,
han sido de nuestras honras,
invicto Claudio, un verdugo
que en la plaza nos afrenta
con pregones disolutos.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 007 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Mas fue permisión del cielo
que las malas lo sean mucho
para que las que son buenas
se estimasen en lo justo.
No digo yo que la tuya
tuvo acceso con los brutos,
como de algunas se cuenta,
de cuyos ejemplos huyo...
No fue la que edificó
el babilónico muro,
que tuvo, con un caballo,
vil ayuntamiento espurio...
No fue Pasife de Creta
que en el artificio escuro
de Dédalo gozó el toro
que a su marido antepuso...
Mas fuera de lo que es esto,
ni los incestos ni estupros,
sacrilegios ni adulterios
de cuantas pasadas culpo
se igualan a la maldad
y atrevimiento que tuvo
en ausencia tu mujer,
que ha sido espantable insulto.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 008 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Que dejar Helena un rey
y irse a Troya no presumo
que dio tal espanto en Grecia,
que cuanto es amor disculpo.
Pero está admirada Roma
de que no siendo difunto
su esposo de una mujer,
ni desterrado ni oculto,
se case públicamente
siendo en cielo y tierra injusto,
contra Júpiter en cielo
y en tierra contra Licurgo.
Mientras fuiste a conquistar
el africano perjuro
cuyas célebres vitorias
oyó de tus propios nuncios,
y aun sabiendo que ya Roma
previniendo estaba el triunfo,
no siendo mujer plebeya,
que es lo que más dificulto,
siendo emperatriz romana
se casó con Cayo Lucio,
que llaman Silio también,
honrando su infame gusto.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 009 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Casada está Mesalina:
mira si jamás se supo
semejante atrevimiento
de cuantas mujeres hubo.
Que casarse por engaño,
después de viudez y luto,
por momentos acontece
y no es milagro que dudo.
Mas siendo un emperador
solo a Júpiter segundo:
¿de que bárbara Etiopía
tan nueva maldad escucho?
Que es el hombre más hermoso
que vio Roma, te aseguro,
mas bien pudiera gozarle
sin ser vista de ninguno.
Mas irse a casar a un templo
por medio del libre vulgo
es hazaña que avergüenza
cielo y mar, tierra y profundo.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 010 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

  No creo yo que se ha oído
tal locura ni afrentado
hombre como yo lo ha sido
ni se haya mujer casado
en vida de su marido.
  Si repudiado la hubiera
y aquel marital consorcio
se acabara y deshiciera
por las leyes del divorcio,
disculpa alguna tuviera.
  ¡Oh mujeres! ¡Oh casadas!
Cuando buenas celebradas
por corona del marido,
pero si como esta han sido,
con razón vituperadas.
  ¡Casada ya Mesalina!
¡Vivo yo! ¡Qué vituperio
mayor sino es que imagina
quitarme vida y Imperio
y dársele determina!
  Esto sin duda es lo cierto...
¿Dónde está?

FÉLIX:

En su cuarto está.

CLAUDIO:

Mátala.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 011 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

¿Cómo?

CLAUDIO:

Encubierto,
el alma a los vientos da
por medio del pecho abierto.

FÉLIX:

  ¿No será mejor prendella?

CLAUDIO:

Préndela y mátala, y muera
el traidor Silio con ella.

FÉLIX:

[Aparte.]
Voy, que si lo considera
se ha de olvidar dél y della.
  Que la tiene grande amor
y es hombre tan descuidado
que se le olvida el honor.
(Vase FÉLIX.)

CLAUDIO:

¿De qué mujer se ha contado
tan nuevo y famoso error?
  ¿Mi mujer casada? ¡Hay cosa
tan notable y prodigiosa!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 012 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale PALANTE.)
PALANTE:

Ya he cumplido tus deseos
y se aprestan los hebreos
a la partida forzosa.

CLAUDIO:

  Estoy de ti bien servido,
mas ¿cómo, amigo Palante,
no has por lo menos oído
el caso más importante
que mi honra y vida han tenido?

PALANTE:

  ¿Cómo, señor?

CLAUDIO:

Di: ¿tú solo
fuiste en Roma peregrino,
si deste hemisferio y polo
a ser tan público vino
hasta el sepulcro de Apolo?
  No, Palante, no es posible...
Sin duda que me encubrías
esta deshonra insufrible.

PALANTE:

¿Qué dices?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 013 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

Que la sabías.

PALANTE:

Fuera, señor, imposible,
  y no sé de qué te quejas.

CLAUDIO:

De mi mujer.

PALANTE:

Gran señor,
ya de mi verdad te alejas,
ya con nombre de traidor
pagado a Palante dejas.
  ¿Qué sé yo de tu mujer?

CLAUDIO:

Di la verdad.

PALANTE:

Si perder
se debe a un rey el respeto,
de decírtela prometo.

CLAUDIO:

Esa pretendo saber.

PALANTE:

  Señor, tú has tenido humor
tan descuidado y dormido
en materia de tu honor
que a muchos ha parecido
querer decírtelo error
  que Mesalina hasta hoy día
tan libremente vivía
como plebeya mujer.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 014 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

¿Y podrá Roma creer
que ha sido ignorancia mía?

PALANTE:

  No señor, porque el marido
que se finge divertido
no tiene buena opinión.

CLAUDIO:

¿Luego matarla es razón?

PALANTE:

En eso culpan tu olvido,
  que eres hombre que si ayer
mandaste un hombre matar
y tu amigo solía ser,
hoy le envías a llamar
y convidas a comer.
  Y ansí dicen que sabías
tus ofensas y que luego
en la venganza dormías,
porque pudo ver un ciego
las cosas que tú no vías.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 015 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

  ¡Oh cuán desdichado he sido!
Cinco veces me he casado
y de todas he salido
descasado o agraviado
pero nunca arrepentido.
  A Emilia Lepida tuve
por mujer, luego contento
con Livia Camila estuve,
pero en este casamiento
poco tiempo me detuve.
  De Emilia un niño quedó,
a Livia no la gocé
porque en las bodas murió.
Plautina Herculana fue
quien a las dos sucedió:
  tuve a Druso, que ya es muerto.
Hecho el divorcio y concierto,
casé con Elia Petina
a quien siguió Mesalina
de tantas fortunas puerto,
  no porque allí descansé,
mas porque libre he quedado...


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 016 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale FÉLIX.)
FÉLIX:

Ya por tus libertos fue
muerta en su real estrado
la adúltera de tu fe.

CLAUDIO:

  Fïelmente procediste,
y pues ya de blanca nieve
el tiempo mis años viste
sexta vez no es bien que pruebe
lo que en desdicha consiste.
  ¡Vive Júpiter sagrado:
si me volviera a la edad
del verde tiempo pasado,
no me viera esta ciudad
eternamente casado!
  Y mas ya que tierra soy,
un hijo tengo: ese basta,
que a tener edad, desde hoy
rigiera a Roma.

FÉLIX:

¿Fue casta
su madre?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 017 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

Dudoso estoy.
  No más casar, no más honra,
pues no basta la grandeza
para escusar la deshonra.
¡Oh flaca naturaleza
que loco te ensalza y honra!
  No más mujer: vivo fuego
me abrase cuando intentare
verme en tal desasosiego
si el alma y cuerpo enredare
en laberinto tan ciego.
  Ya que escapado me veo
de aquel minotauro fuerte,
tiemple la edad el deseo
pues hoy me ha dado la muerte
el hilo de oro a Teseo.
  Pero volviendo a tratar,
Palante, de aquella gente
que te mandé desterrar...
¿Huélgase Roma? ¿Qué siente?
¿Muestra placer o pesar?

PALANTE:

  Señor, tan odiosos son
desde que al profeta Cristo
mató la hebrea nación,
que en todos contento he visto
y en nadie he visto pasión.
  Estaban aniquilados,
perseguidos, afrentados
en todo el Romano Imperio,
que debe de ser misterio
de nuestros dioses sagrados.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 018 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

  ¿Luego ese Cristo también
de nuestros dioses ha sido
y entre ellos ponerle es bien?

PALANTE:

Antecesor has tenido
que quiere que honor le den.
  Y ansí, gran César Augusto,
que dejes en Roma es justo
por esta vez los cristianos,
que hay muchos nobles romanos.

CLAUDIO:

Digo que dejarlos gusto.
  Salgan los hebreos luego,
y porque a comer me voy
decid que esperando estoy
a Mesalina.

FÉLIX:

¿Estás ciego?

CLAUDIO:

¡Ciego! ¿Pues en qué lo soy?
  Si a mi casa vine ayer,
¿es mucho que mi mujer
hoy, Félix, coma conmigo?

FÉLIX:

¿Luego fue burla el castigo
que en ella mandaste hacer?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 019 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

  ¿Pues qué ha sido?

FÉLIX:

¿No mandaste
matarla y el adulterio
con su muerte castigaste?

CLAUDIO:

¿Que es muerta?

FÉLIX:

¿Del vituperio
de su traición te olvidaste?
  ¿Habrán los hombres oído
tan gran descuido y olvido?

CLAUDIO:

Pues si es muerta, no la llames,
pagó sus obras infames:
castigo del cielo ha sido.
  ¡Voyme a comer!

FÉLIX:

[Aparte.]
Que se olvide
de tal manera ¿es ficción
o con la razón se mide?
(Vase el Emperador.)

PALANTE:

Fuera de ser condición
el mismo cetro le impide...
  La confusión del gobierno
no le deja discurrir.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 020 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale AGRIPINA y NERÓN, su hijo.)
AGRIPINA:

Aún eres mancebo tierno
que comienzas a vivir,
y él tiene reposo eterno.
  Conviene que al César hable
y que esta hacienda se cobre.

NERÓN:

Es en vuestro honor culpable,
que no, madre, por ser pobre
disculpo el yerro notable.
  Que una viuda matrona
como vós no ha de venir
a hablar a nadie en persona,
ni que fuese a recibir
deste Imperio la corona.
  Todo cuanto os digo y muestro
por mi bien y por el vuestro
sea de vós bien recibido,
pues sabéis que es aprendido
de Séneca, mi maestro,
  que es el más claro español,
y demás digna persona
que ha visto en su patria el sol
de Cádiz a Barcelona
y de Navarra al Ferrol.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 021 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

  Calla, que están aquí juntos
los dos polos, los dos puntos
en que se mueve este Imperio.

NERÓN:

Y de Roma el vituperio
que tiene a tantos difuntos.
  No les hago rostro humano
a aquestos aduladores
que mataron por su mano
a un hombre de los mejores
de Roma.

AGRIPINA:

¿Quién fue?

NERÓN:

Silano,
  que Séneca dice dél
mil bienes.

FÉLIX:

¡Si es la sobrina
de Claudio!

PALANTE:

¡Y su hijo aquel!

FÉLIX:

¡Oh, hermosa Julia Agripina!

AGRIPINA:

Félix, Palante fïel:
  los brazos os quiero dar.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 022 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

¿Tú, señora, en tal lugar?

AGRIPINA:

Al Emperador, mi tío,
vengo a hablar, y el hijo mío
sus manos viene a besar.

PALANTE:

  Dadnos las vuestras, Nerón.

NERÓN:

Antes me dad vós las vuestras,
Palante, que es más razón.

PALANTE:

¡Qué humildad!

FÉLIX:

¡Qué hidalgas muestras
de valor y discreción!

PALANTE:

  Bien se os luce el buen maestro.

NERÓN:

Yo recibo como vuestro
ese honor que a darle viene
a quien falta quien le tiene.

FÉLIX:

El que vós tenéis es nuestro.

AGRIPINA:

¿Qué hace Claudio?

PALANTE:

  Está comiendo,
pero a buen tiempo venís.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 023 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

Hoy un pleito os encomiendo.

PALANTE:

¿Pleito, señora, decís?
¡De que le tengáis me ofendo!
  El padre tenéis jüez,
y sus privados esclavos:
saldréis con él esta vez.

NERÓN:

[Aparte.]
No se os dé, madre, dos clavos
deste adulador soez:
  el príncipe verdadero
huye de la adulación
del que fuere lisonjero.

AGRIPINA:

Traigo en mi pleito razón,
y así el espidiente espero.
  Aunque Germánico fue
de Claudio hermano y mi padre,
de quien sobrina quedé,
por la parte de mi madre
igual nobleza heredé.
  Murió mi amado marido,
Domicio Anneo Nerón,
de quien cual veis he tenido
la presente sucesión
del mismo noble apellido.
  Sobre cosas de su hacienda
a mi tío vengo a hablar.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 024 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Pues bien será que lo entienda
que se holgará descansar
como con su sangre y prenda,
  que hoy ha muerto a su mujer.

AGRIPINA:

¡Válgame Júpiter santo!

NERÓN:

Debiolo de merecer:
¿para qué os espantáis tanto
donde hay razón y poder?

PALANTE:

  Quédese Nerón aquí
y entrad conmigo.

NERÓN:

Aunque es tío
me pesa que entréis ansí,
que por Marte que no os fío,
con ser mi madre, de mí.

AGRIPINA:

  Nerón con Félix te queda.
(Vanse AGRIPINA y PALANTE.)

NERÓN:

¿Qué me place? No hay que pueda
pedir a Júpiter Roma
pues Claudio en hombros la toma
y el nombre de Augusto hereda.
 Cuando yo no hubiera sido
su sangre, le hubiera amado
por el valor que ha tenido
y porque os trae a su lado,
que siempre le habéis regido.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 025 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

  Cuando yo Séneca fuera
vuestra alabanza sufriera.
¿Qué os enseña? ¿A qué os inclina?

NERÓN:

La lengua griega y latina
en que hacerme diestro espera.

FÉLIX:

  Esas ya vós las sabéis:
en las Artes liberales
más ocupado estaréis.

NERÓN:

Las que son más principales
y, aun fuera de una las seis,
  a la música también
tengo mucha inclinación.

FÉLIX:

¿Cantáis?

NERÓN:

Diestro, mas no bien...

FÉLIX:

Bien es también que lición
maestros de armas os den.

NERÓN:

  También me inclino a la guerra,
y al gran César tengo amor
por ver el valor que encierra.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 026 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Con espantoso valor
ha vencido a Inglaterra.

NERÓN:

  ¿Cómo fue elegido en Roma?
Que de varias suertes toma
el vulgo elección tan justa.

FÉLIX:

Ansí su corona augusta
su libre cabeza doma:
  siendo Calígula muerto
de treinta y dos puñaladas,
y aprobándose su muerte
por su crueldad y arrogancia
(porque en su escritorio hallaron
dos grandes listas selladas,
la una con un puñal,
la otra con una espada,
y escritos allí los nombres
de la nobleza romana,
condenados a la muerte
sin haber delito o causa)
quedó la ciudad confusa,
que todos imaginaban
que él propio fingía ser muerto
por conocer quién le amaba.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 027 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Pero siendo ya muy cierta,
luego los cónsules tratan
que volviese la gran Roma
a la libertad pasada.
Con esto, del Capitolio
se apoderaron sus armas
con el favor que les dieron
los que el palacio guardaban.
Pero el novelero vulgo,
que de la crueldad y infamia
de los césares pasados
la menor parte alcanzaba
y gozaba de las fiestas
que hacían en partes varias
y de los repartimientos
de monedas, oro y plata,
césar a voces pedían
y con la misma esperanza
la fiera gente de guerra
pide al Senado monarca.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 028 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

El vulgo en Roma, y las cohortes
cerca de Roma alojadas,
a los cónsules tenían
temerosos de su patria.
Claudio, entonces, que era tío
de Calígula, no hallaba
dónde esconder su persona
de la espantosa matanza.
Al fin, con el miedo infame,
en los huecos de una escala
metió el cuerpo de manera
que los pies deja en la sala.
¡Caso estraño y que es tan digno
que desde Roma la fama
le lleve de Europa al Indio
y desde el África al Asia!
Que un soldado vio los pies
que por el hueco asomaban
y dellos por ver quién era
casi arrastrando le saca.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 029 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Echose Claudio a los suyos
deteniéndole la espada
pero el soldado a altas voces
«Claudio emperador» le llama.
Otros hicieron lo mismo
y al Real con gente y guarda
sobre los hombros le llevan
donde los demás le ensalzan.
Cuando el Senado lo supo,
con tribunos le amenaza:
Claudio responde medroso
que los soldados lo tratan.
Hallose Herodes Agripa
en Roma cuando esto pasa,
nieto de aquel que por Cristo
hizo en los niños matanza:
a Claudio, que se rendía,
puso valor y constancia
diciéndole que siquiera
espere hasta la mañana.
Pasola Claudio dudoso
entre miedo y esperanza,
que fue causa que el Senado
temiese alguna desgracia.
Al fin se le rinden todos
y, el que en el mundo no hallaba
lugar adonde esconderse,
del mundo señor se llama.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 030 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  ¡Caso notable!

FÉLIX:

¡Espantoso!
Ya Palante vuelve.

NERÓN:

Y solo...
(Sale PALANTE.)

PALANTE:

Suceso a Roma dichoso
y que deste al indio polo
quedará eterno y famoso.

FÉLIX:

  ¿Qué ha sucedido?

PALANTE:

Primero
albricias me dé Nerón.

NERÓN:

Dártelas, Palante, espero,
y más si del pleito son.

PALANTE:

Del pleito de un mundo entero.
  Tu madre, Julia Agripina,
es ya de Claudio mujer.

NERÓN:

¿Pues cómo con su sobrina?
No puede eso en Roma ser
por ley humana o divina.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 031 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

  Verdad que entre los romanos
aún no se consiente al Rey,
pero por tocar sus manos
ha hecho agora una ley
que casa hasta los hermanos.

NERÓN:

  ¡Mil años vivas, amén!
Di que mi hacienda te den,
aunque es tan pobre, en albricias.

PALANTE:

Entra si darles codicias
de la boda el parabién.

NERÓN:

  Entro de contento lleno.
(Vase NERÓN.)

FÉLIX:

¿Cómo este suceso ha sido,
que estoy de sentido ajeno?

PALANTE:

Vino y amor le han vencido,
licor uno, otro veneno.

FÉLIX:

  ¿No blasfemaba sin tiento
del matrimonio y su fe,
con el pasado escarmiento?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 032 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

Pues ¡ay! cuando un hombre esté
más cerca del casamiento.

FÉLIX:

  ¿Qué vio en Julia?

PALANTE:

Su hermosura,
su honestidad, su blandura...

FÉLIX:

En eso tiene razón,
que junta a la discreción
ablanda una piedra dura.

PALANTE:

  Con esto tiene disculpa,
aunque hombre tan desdichado
con mujeres, tuvo culpa,
Félix, de haberse casado
cuando la edad le disculpa:
  hijo, aunque niño, tenía
si fue por la sucesión.

FÉLIX:

Este amor y fantasía
como llamaradas son
del fin de su monarquía.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 033 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

  Ven a ver los desposados
en su tálamo sentados.

FÉLIX:

Parecerán esta vez,
la juventud y vejez,
ave y rémora abrazados.
(Vanse.)
(Salen SÉNECA y OTÓN.)

OTÓN:

  ¿Que es tan hermosa España?

SÉNECA:

Es admirable,
es de Europa sin duda la más bella.
Su cielo benignísimo y afable,
  y no porque yo soy nacido en ella
te la encarezco, Otón, porque sin duda
si fuera estraño esto dijera della.
  Es su gente feroz, sabia y aguda,
que es notable de España la agudeza,
tan firme que jamás su intento muda.
  No es tanta como Italia su grandeza
pero tiene grandezas que la encumbran
por su espaciosa y fértil aspereza.
  Sus hombres más las armas acostumbran
que no las letras, porque las de Roma
desnudas siempre en su cerviz relumbran.
  La grande sierra Orospeda la doma,
el monte de Jubalda no descansa
hasta que al mar su blanca arena toma.
  Es tierra fértil, que jamás se cansa
en producir sustento, plata y oro,
y más donde a Pirene el agua amansa.
  Tiene ríos que llevan un tesoro
entre las guijas de diverso jaspe,
y montes más famosos que Peloro.
  De Ilerda a Doris, de Hispalis a Caspe,
hay cosas prodigiosas y riquezas
como no las ha visto el indio Hidaspe.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 034 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

  ¿Posible es que entre tales asperezas
produzca España tan notables cosas
y sobre todo a ti que a honrarla empiezas?

SÉNECA:

  De todas las ciudades más famosas
a Córdoba te alabo, en que he nacido,
puesto que hay muchas por estremo hermosas.

OTÓN:

  Bien basta haberte, ¡oh Séneca!, tenido
por hijo esa ciudad.

SÉNECA:

No me honres tanto,
que también de Lucano patria ha sido,
  de cuyos versos y «furor» me espanto,
que así llama Aristóteles los versos,
Homero «musas» y Virgilio «canto».

OTÓN:

  Versos severos son, graves y tersos,
los de Lucano. Yo tu prosa estimo.

SÉNECA:

Otón, nuestros estilos son diversos,
  mas si a loar a Córdoba me animo,
con ser mi patria el crédito me valga.
¡Oh Betis olivífero y opimo!
  Puesto que no tan fértil cuando salga,
a mi patria corone con olivas
como su playa el mar de arena y alga.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 035 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

  Dime de los caballos, ansí vivas.

SÉNECA:

¿Qué quieres que te diga? Al viento exceden.
Pero, pues tanto con Dionisio privas,
  mira, Otón, lo que hacer los tiempos pueden:
que por gobernador has de ir a España
o los astros por fábula se queden.

OTÓN:

  ¿Sábeslo por tu ciencia?

SÉNECA:

Si no engaña,
como te digo, el variar del cielo
con las luces que adora y acompaña
el claro sol que es lámpara del suelo.
(Sale PALANTE.)

PALANTE:

  En tu busca venía.

SÉNECA:

¡Oh, gran Palante!

PALANTE:

Tu Domicio Nerón, tu hijo y dicípulo,
a decirte me envía que le honres
en el lugar que tiene para honrarte.

SÉNECA:

¿De qué manera?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 036 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

Ya Agripina hermosa
es del Emperador esposa.

SÉNECA:

¡Oh, cielos!

OTÓN:

¿Julia Agripina es ya mujer de Claudio?

PALANTE:

Ya salen del famoso Capitolio
por dar a la ciudad este contento,
Claudio, Agripina y el pequeño niño
que le quedó de Mesalina solo,
y Domicio Nerón.

OTÓN:

¡Gran boda es esta!

SÉNECA:

Ya Roma se alborota de la fiesta.
(Salen con chirimías CLAUDIO, FÉLIX, AGRIPINA, GERMÁNICO, niño, NERÓN, OTAVIA y guarda.)

CLAUDIO:

  Creo que Roma se alegra
de vernos, esposa mía,
como mi madre y mi suegra,
aunque el laurel deste día
no caiga en cabeza negra.
  Pero ansí blanca y nevada
como el Celio a veces vemos,
de Agripina laureada
no muestra helados estremos
sino la cumbre dorada.
  Y como tras el invierno
el árbol se ve esmaltado
dando vuelta el curso eterno
del pimpollo colorado
y del ramo verde y tierno,
  ansí yo reverdecido
nuevamente viviré
cual yedra a este muro asido.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 037 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Para bien de Roma fue.

PALANTE:

Para bien de Roma ha sido.

OTÓN:

  Roma te da el parabién.

AGRIPINA:

Pues a quien le está tan bien,
¿qué parabién os dará?

CLAUDIO:

Son los brazos que me da
deste parabién el bien.

AGRIPINA:

  Según eso tiempo es hoy,
señor, de pedir mercedes.

CLAUDIO:

Alegre aguardando estoy:
disponer de todo puedes,
todo es tuyo y tuyo soy.

AGRIPINA:

  Aunque a Germánico tienes
por hijo de Mesalina,
injustamente previenes
darle tu Imperio...


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 038 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CLAUDIO:

Agripina,
prosigue, ¿qué te detienes?

AGRIPINA:

  Por adúltera la has muerto:
¿de qué puedes estar cierto
que es tu hijo?

CLAUDIO:

Di.

AGRIPINA:

Prosigo...

DARDANIO:

¿Qué dudas?

AGRIPINA:

Querría contigo
hacer, señor, un concierto.
  Otavia, que es ya mujer,
fue al principio, que era buena
Mesalina, y puede ser...

CLAUDIO:

Habla, Agripina, sin pena.

AGRIPINA:

Pues oye lo que has de hacer.

CLAUDIO:

  Comienza.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 039 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

Adopta y prohíja
a mi Domicio Nerón,
y cásale con tu hija
para que con esta unión
uno y otro a Roma rija:
  tu sangre y la mía ansí
gozarán tu imperio.

GERMÁNICO:

Di:
si yo legítimo soy,
¿no ves que primero estoy?

CLAUDIO:

Rapaz, ¿vós habláis aquí?

FÉLIX:

  Calla, Germánico, advierte
que te mandará matar.

AGRIPINA:

¡Bravo, rapaz!

NERÓN:

¡Bravo y fuerte!

GERMÁNICO:

Si no tengo de reinar,
quiero hablar: dadme la muerte.

CLAUDIO:

  Llevalde de aquí.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 040 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Camina.

CLAUDIO:

Respondo, Julia Agripina,
que hago aquesta adopción
y que prohíjo a Nerón.

PALANTE:

¡Qué bravo amor!

FÉLIX:

Desatina.

CLAUDIO:

  Y pues se llamó hasta aquí
Domicio Nerón, por mí
Nerón Claudio desde hoy más
se llame.

AGRIPINA:

Cumpliendo vas
lo que esperaba de ti.

NERÓN:

  Dadme esos pies, gran señor.

CLAUDIO:

Dale esos brazos a Otavia,
que hoy eres mi sucesor.

NERÓN:

Vuestro gran valor se agravia
mas no de mi grande amor:
  dadme, señora, esa mano.

OTAVIA:

Yo soy, Nerón, la que gano.

CLAUDIO:

Publíquese en Roma todo
y vamos del mismo modo
juntos al templo de Jano.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 041 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


(Vanse, y queden SÉNECA y OTÓN.)
OTÓN:

  ¡Notable fuerza de amor!

SÉNECA:

Eso tiene de furor
y bárbaro ejecutivo.

OTÓN:

Basta que al hijo adoptivo
quiere hacer emperador.

SÉNECA:

  Pues Otón, con tu licencia,
aunque no soy judiciario
(que lo profeso por ciencia
y antes pienso que es contrario
a la moral excelencia)
  quiero alzar una figura
para saber si Nerón
se ha de ver en tal ventura
desde este punto y sazón
en que esto Julia procura.
  Que el grande amor y cuidado
que tengo a aqueste mancebo
que en efeto le he crïado,
más en los ojos le llevo
que si le hubiera engendrado.
(Vase SÉNECA.)


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 042 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

  Júpiter vaya contigo
y él se muestre tan amigo
en la parte que es planeta
que en cuanto influya y prometa
venza a Saturno enemigo.
  Que las partes de Nerón,
su ingenio, su entendimiento,
su cordura y discreción
son evidente argumento
de su afable condición.
  Y al fin, un hombre enseñado
por un sabio, el más versado
en moral filosofía
que conocen este día
griego y romano Senado,
  no puede ser que no sea
el que tan alto lugar
más dignamente posea,
aunque su honesto callar
no muestra que lo desea.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 043 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


(Vanse, y salen con caja, bandera y soldados, VOLGESIO, rey, y DARDANIO, su hermano.)
VOLGESIO:

  La sujeción jurada a los romanos
desde este día al duro Imperio quito
que quiere desde Roma con sus manos
gozar lo que por armas solicito.
Déjense ya sus césares tiranos
pues el valor de Armenia resucito,
de pedirnos tributo y poner reyes
con sus bárbaros cónsules y leyes.
  Rey de los partos soy, y también puedo
poner igual ejército en campaña
sin tener a sus águilas el miedo
que tiene agora la sujeta España.
Pues tanto Imperio como Roma heredo
en cuanto el mar del Occidente baña,
a su pesar de Roma y su tirano,
de Armenia quiero hacer rey a mi hermano.
  Vengan acá sus armas y pendones,
si con estas no llego allá primero.
Ofendan nuestro sol sus escuadrones
imitando sus rayos el acero:
que ya aquellos Horacios y Cipiones
reliquias de su Rómulo agorero
se han consumido con el tiempo leve
que hasta el valor de Júpiter se atreve.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 044 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


DARDANIO:

  Pasa, famoso hermano, el Asia y llega
hasta el padre de Rómulo divino
donde los campos de la loba riega
con el curso veloz y cristalino.
Gana los siete montes y despliega
sobre el Celio, Esquilino y Aventino
el rojo tafetán de tus banderas
asombrando naciones estranjeras.
  ¿Qué es esto de sufrir nuestras cervices
el espantoso yugo desta gente
más llena de retóricos matices
que del valor marcial belipotente?
Que mientras que no hicieres lo que dices,
nunca del yugo sacarás la frente
ni se verá la tuya coronada
de aquella planta que del sol fue amada.

VOLGESIO:

  Con ese ánimo tuyo al arma toca,
y a la mísera Roma te avecina.
Pon el metal belísono en la boca
y la baqueta al pergamino inclina.
Humíllese esta vez su gente loca
sabiendo que mi ejército camina
ya por el campo al sol, ya por la escarcha.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 045 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


DARDANIO:

¡Marte va contra Roma!

VOLGESIO:

¡Toca!

DARDANIO:

¡Marcha!
(Salen SÉNECA y AGRIPINA.)

AGRIPINA:

  ¿Qué dices Séneca?

SÉNECA:

Digo,
si la judiciaria es cierta,
que Tu Majestad no acierta
pues se aconseja conmigo.
  Porque, alzada la figura,
muestra si es emperador
Nerón que llega su error
a darte muerte tan dura.
  Yo no solo me fïe
de mí mismo en lo que digo,
que a un astrólogo, mi amigo,
lo mismo le pregunté.
  Y dijo: «Yerra su padre,
Claudio, en aquesta adopción,
porque en siendo rey Nerón
ha de matar a su madre.»
  De mí bien creo que puedes
su amor de Nerón fïar,
pero si te ha de matar
mejor es que no le heredes.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 046 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

  De ti, Séneca, me espanto
que a genetlíacos des
crédito si verdad es
que sabes y enseñas tanto.
  Esa ciencia es disparate
y cuando no fuera error
tenga un hijo emperador,
que yo huelgo que me mate.
  Que no es bien que por querer
vivir, no le dé lugar
para que pueda llegar
al más supremo poder.
  Parte y di que venga aquí.

SÉNECA:

Yo voy.

AGRIPINA:

Dilo con secreto.

SÉNECA:

[Aparte.]
¡De tal causa tal efeto!
¡Ay Roma, triste de ti!
(Vase SÉNECA.)


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 047 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

  Semíramis no diera muerte a Nino
ni el hijo airado fuera matricida
ni le quitara Rómulo la vida
al fuerte hermano que pasó el camino.
Si el imitar a Júpiter divino
que del padre Saturno fue homicida
ya no fuera disculpa conocida
a que yo por reinar también me inclino.
El amor de los hijos es tan tierno
que por su bien ninguno considera
si es veneno o antídoto el que toma.
Morir quiero y dejalle en el gobierno
como esta voz escuche cuando muera:
«¡Claudio Nerón, emperador de Roma!»
(Sale NERÓN.)

NERÓN:

  El veneno traigo aquí
si para eso me llamas.

AGRIPINA:

Hoy quiero ver si me amas
y hoy verás si te amo a ti.

NERÓN:

  ¿Qué modo se ha de tener
para matar a mi padre?

AGRIPINA:

Si has de decir «a tu madre»,
quítete el cielo el poder.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 048 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  ¿No es posible en la comida
que este veneno le den?

AGRIPINA:

¿Y en la bebida?

NERÓN:

También,
si hacen salva a la bebida.

AGRIPINA:

  Pues escucha... Este glotón
ansí ejercita la boca,
que a vómitos se provoca
que es una infame invención:
  para esto por la garganta
se mete una pluma y luego
sale de aquel vientre ciego
bebida y comida tanta.
  En esta pluma podremos
poner el veneno.

NERÓN:

Bien
el premio, señora, os den
de dos tan raros estremos.
  ¡Qué hermosura y discreción!

AGRIPINA:

Entra pues, Nerón, y muera,
que yo haré que Roma quiera,
aunque le pese, a Nerón.
(Vase.)


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 049 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen PALANTE, FÉLIX y OTÓN.)
PALANTE:

  Fue notable espectáculo el del lago,
y la Naumaquia cosa milagrosa.

OTÓN:

De toda Italia vino gente a vella,
a fama de la fábula y batalla
de cincuenta galeras que se hicieron.

FÉLIX:

No es justo que llamarse pueda fábula
donde hubo vencedores y vencidos
y sobre libertad se peleaba.

OTÓN:

Hermosas fiestas hizo Claudio a Julia.

FÉLIX:

Fueron, en fin, de emperador romano.

OTÓN:

No las ha visto Roma semejantes:
¡qué grande amor la tiene!

PALANTE:

No ha querido
a ninguna mujer como a Agripina.

FÉLIX:

Jamás le pide cosa que le niegue.

OTÓN:

Es viejo esposo de mujer gallarda
que paga en obras lo que falta en gustos.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 050 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

¿Luego es grande el amor en hombres viejos?

OTÓN:

Los mozos, Félix, en efeto mozos,
que gozamos con gusto y bizarría
la verde primavera de los años
sin admitir humanos desengaños;
los mozos que pasamos por las flores
que pasaron entonces los mayores;
los mozos que pensamos que la vida
es una cosa que jamás se acaba,
engañados del tiempo y satisfechos
de que por nuestros años, gusto y méritos
donde quiera seremos admitidos,
no tenemos amor tan verdadero.
Pero un hombre que ya pasó los días
mejores de su edad y está en las noches,
el que con blanca barba ve mezclarse
unos cabellos como el oro rubios
y en su boca desierta ajenos dientes
ama: regala y sirve noche y día.
(Sale AGRIPINA.)

AGRIPINA:

¡Guárdeos el cielo, lustre, honor y gloria
del Imperio Romano y las colunas
en que su excelsa máquina sustenta!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 051 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

¡Oh, hermosa Julia! ¡Oh, hermosa emperadora
digna de serlo de infinitos mundos
si un mundo se volviera cualquier hombre
grande como pequeño se imagina!

AGRIPINA:

¿A mí lisonjas, singular Palante,
Palante bien nacido, antiguo y noble?

FÉLIX:

Por él, señora, responderos quiero,
que no solo Palante, pero Roma
toda generalmente, el vulgo y nobles,
la plebe, los patricios y los équites,
los pretores, tribunos y los cónsules,
las cohortes urbanas, las pretorias
todas adoran ese nombre tuyo.

AGRIPINA:

Si eso fuese verdad, Félix gallardo,
Félix de noble sangre, bien podría
vivir segura que muriendo Claudio
cumplirán su palabra y juramento
de recibir en el Romano Imperio
a mi hijo Nerón.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 052 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

Bella Agripina,
¿en eso pones duda? Agravio haces
a tu hermosura, sangre, ingenio y méritos,
y al valor de Nerón que está jurado
ya por emperador de toda Roma.

AGRIPINA:

Otón valiente, por tus armas digno
de mil coronas cívicas y láureas,
murales y castrenses y gramíneas,
si reina mi Nerón, todo este Imperio
sin duda es de los tres: regilde todos.

OTÓN:

Ojalá que llegase tan buen día.

PALANTE:

Quiéralo Marte.

FÉLIX:

Júpiter lo ordene.

AGRIPINA:

¿Que me puedo fïar de todos?

PALANTE:

Puedes.

AGRIPINA:

Pues sabed, ¡oh romanos generosos!,
que Claudio es muerto.

PALANTE:

¡Válgame el gran Júpiter!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 053 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

Sobre mi estrado en mi aposento queda.

OTÓN:

¿Pues qué aguardas?

AGRIPINA:

Saber la intención vuestra.

FÉLIX:

Esta es nuestra intención y la de Roma.
(Sale NERÓN.)

AGRIPINA:

¿Nerón?

NERÓN:

Señora...

AGRIPINA:

Llega a tus amigos.

NERÓN:

¡Dadme esos brazos como a hechura dellos!

OTÓN:

¡Oh, gran Nerón! ¡Oh, emperador romano!

PALANTE:

¡Oh, gran César Augusto milagroso!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 054 de 168
Roma abrasada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

¡Oh, padre de la patria felicísimo!

OTÓN:

¿Qué tardamos? ¡Levántese en los hombros!

FÉLIX:

¡Véale Roma y viva el que le amare!

PALANTE:

¡Y muera el que su nombre aborreciere!

NERÓN:

En mí no tenéis rey sino un amigo:
a todos os tendré por padres.

FÉLIX:

¡Vamos!

PALANTE:

¡Nerón, César Augusto! ¡Nerón, vítor!

FÉLIX:

¡Nerón la posesión del mundo toma!

OTÓN:

¡Nerón, invicto emperador de Roma!
(En hombros le levanten y con chirimías le entren.)


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Acto II
Pág. 055 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Sale NERÓN, PALANTE, OTÓN, SÉNECA y DARDANIO, rey de Armenia, preso.
OTÓN:

  Volgesio queda vencido
y el rey de Armenia, su hermano,
viene en resguardo ofrecido
de que al Imperio Romano
está sujeto y rendido.
  Con el ejército queda
Vinidio, para que pueda
como capitán valiente
conducir la demás gente
sin que de lo justo exceda.

NERÓN:

  ¿Tú eres Dardanio?

DARDANIO:

Yo soy.

NERÓN:

¿Qué razón movió a tu hermano
a alzar sus banderas hoy
contra el Imperio Romano
en cuya defensa estoy?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 056 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DARDANIO:

  No saber que tú vivías
en el lugar donde estás,
que de Claudio bien sabías
que nos obligaba a más
remisión de tantos días.
  Ya, señor, estás seguro
pues dentro el romano muro
tienes a Dardanio preso.

NERÓN:

Tu prisión parece exceso
en la piedad que procuro.
  No conviene a nuestro imperio
usar mal de la vitoria
ni tenerte en cautiverio:
basta del honor la gloria,
la venganza es vituperio.
  A tu tierra libre parte,
que es infamia aprisionarte
de mi poder imperial,
que si no fueres leal
Roma sabrá castigarte.

DARDANIO:

  Beso, gran César, tus pies.

SÉNECA:

¡Qué hazaña tan valerosa!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 057 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Vete.

DARDANIO:

Tú verás después
que, esta piedad, poderosa
más que tus águilas es.
(Vase DARDANIO.)

PALANTE:

  ¿Quién podrá dar alabanza,
gran señor, a tu respuesta
que en tal bienaventuranza
tiene a vuestra Roma puesta
que tal siglo de oro alcanza?

FÉLIX:

  Los soldados pretorianos
ayuda de costa piden.

NERÓN:

¡Oh, valerosos romanos!
Agora verán que miden
sus espadas con mis manos.
  ¡Repártanles diez talentos!
¿Qué digo diez? Treinta digo,
y para que estén contentos
diez mil hanegas de trigo.

OTÓN:

¡Qué famosos pensamientos!
  ¿Hay príncipe semejante?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 058 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

Las provincias con tributos
tienen queja, y es bastante,
y más de estériles frutos.

NERÓN:

¡Oh buen amigo Palante!
  Adviérteme que el que rige
si no le avisa el privado
jamás sus faltas corrige,
y no ha mucho que al Senado
eso que me dices, dije.
  Modérense desde hoy más
y paguen un tercio menos.

PALANTE:

Si desa manera das,
a los césares más buenos
dejará tu fama atrás.

NERÓN:

  ¿Quién fue dellos el mejor?

FÉLIX:

El divino Otaviano.

NERÓN:

¿Hizo leyes?

FÉLIX:

Sí señor,
de verdadero romano
y de heroico emperador.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 059 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MARIO:

¡Guárdete Júpiter!

NERÓN:

Di:
¿qué te ha sido necesario
del Capitolio u de mí?

MARIO:

  No me trates desa suerte
aunque tu valor confirmes.

NERÓN:

¿Qué es lo que quieres?

MARIO:

Advierte
que solo vengo a que firmes
una sentencia de muerte.

NERÓN:

  ¿Que algún hombre ha de morir
y lo he de firmar?

MARIO:

¡Me espanto
que eso me puedas decir!

NERÓN:

Pluguiera a Júpiter santo
que no supiera escribir.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 060 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MARIO:

¡Guárdete Júpiter!

NERÓN:

Di:
¿qué te ha sido necesario
del Capitolio u de mí?

MARIO:

  No me trates desa suerte
aunque tu valor confirmes.

NERÓN:

¿Qué es lo que quieres?

MARIO:

Advierte
que solo vengo a que firmes
una sentencia de muerte.

NERÓN:

  ¿Que algún hombre ha de morir
y lo he de firmar?

MARIO:

¡Me espanto
que eso me puedas decir!

NERÓN:

Pluguiera a Júpiter santo
que no supiera escribir.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 061 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


SÉNECA:

  ¡Oh gran palabra tan digna
de ser al mundo famosa,
palabra noble y benigna,
palabra santa y piadosa,
palabra casi divina!
  ¿A qué rey o emperador
ha sido en el mundo oída
palabra de más valor?

NERÓN:

¿Que este ha de perder la vida?

MARIO:

Esto es justicia, señor.

NERÓN:

  Muestra que tiembla la mano
de un acto tan inhumano.
(Firma el papel.)
Nerón Claudio ya firmé.

MARIO:

Beso tus pies.

NERÓN:

¿Que esto fue
ser emperador romano?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 062 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Vase MARIO y sale AGRIPINA.)
FÉLIX:

  La emperatriz viene aquí.

AGRIPINA:

¿Tiene negocios Nerón?

NERÓN:

¿Halos de haber para ti
si ellos, yo y el mundo son
tierra en tus pies?

AGRIPINA:

¿Cómo ansí?

NERÓN:

  Porque Nerón los adora.

AGRIPINA:

¿De rodillas, mi señor?

NERÓN:

Vós, madre, sois mi señora.

AGRIPINA:

Ved que sois emperador.

NERÓN:

Ved que sois emperadora.

SÉNECA:

  ¡Vio el mundo tal obediencia!

PALANTE:

Tal maestro tuvo en ti.

AGRIPINA:

Vengo a pedirte licencia
solo para hacer de ti
por menos de un hora ausencia.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 063 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  Mi señora: ¿a vuestra hechura?,
¿a mí, a quien le distes ser?
¿O hacéis burla por ventura?
Vuestro es el ser y el poder:
por vós es y por vós dura.

AGRIPINA:

  También querría que deis
a Cuadrato el consulado...
Y aquellas legiones seis
que Córbulo ha gobernado,
en Furio Plaucio paséis.

NERÓN:

  En lo que es vuestro, señora,
¿queréis que yo mande agora?
Daldo vós a quien gustáis.

SÉNECA:

¿Qué más humildad buscáis?

AGRIPINA:

Roma con razón te adora.
  Con esto me voy.

NERÓN:

Palante,
Séneca, Félix amigos,
dejadme solo. Id delante.

AGRIPINA:

Dios te libre de enemigos.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 064 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Poco es agora importante.
(Vanse todos con AGRIPINA y quédase OTÓN.)
  Y perdonad que no voy
con vós, que estoy ocupado.
Ya, Otón, que a solas estoy
quiero ver qué has negociado.

OTÓN:

¿Puedo hablar?

NERÓN:

Licencia doy.

OTÓN:

  A Fenicio pregunté
lo que Aeta respondió.

NERÓN:

Dime presto lo que fue.

OTÓN:

Dijo al principio de no,
incrédula de tu fe.
  Después dijo que secreto
esta noche a su ventana
vayas a hablarla.

NERÓN:

¿En efeto
que ya la mujer se allana?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 065 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

Era el tercero discreto...
  Y para decir verdades,
con el talle persuades
más que con la majestad.

NERÓN:

¿Que ese engendra voluntad
mas que no las majestades?

OTÓN:

  Tráesle agora encogido
y a Séneca tan sujeto
 (aunque por esto querido
de Roma) que algo en efeto
tienes el gusto abatido.
  Bueno es que seas humano
pero dasle tanta mano
a tu madre que es muy cierto
que en Roma y en Asia ha muerto
a Narciso y a Silano.
  Y si Séneca no hubiera
puesto freno a su crueldad,
notables cosas hiciera.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 066 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Ya sé que tanta bondad
me alaba y me vitupera.
  De hoy más seré diferente,
que cinco años he vivido
recogido injustamente
por no llegar a mi oído
que era mi madre insolente.
  Esta noche salgo fuera:
voyme a armar. Dile a Fenicio
que vamos donde me espera
la que ha sido el sacrificio
de mi voluntad primera.
  Y guardad no sepa Otavia
que voy a gozar de Aeta,
que aunque es en estremo sabia,
o no ama o no es discreta
quien de celos no se agravia.
(Vanse, y sale OTAVIA, mujer de NERÓN, y PALANTE.)

PALANTE:

  Con razón estás quejosa,
que el Emperador tu esposo
intente tan nueva cosa.

OTAVIA:

De verle andar receloso
vengo yo a estar sospechosa.
  La compañía de Otón
no la culpo ni es razón,
que es de sangre consular:
¿pero por qué ha de privar
un hombre vil con Nerón?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 067 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

  Por Fenicio y por Niceto
debes de estar con cuidado.

OTAVIA:

Que le tengo te prometo
y me da celos y enfado
verlos hablar en secreto.
  ¿Qué tiene Nerón que hablar
con Niceto y con Fenicio?

PALANTE:

No tienes que recelar
de su prudente jüicio
y su valor singular.

OTAVIA:

  Anda, Palante, que tiene
muy nueva la condición:
ya sale, ya se detiene,
ya contra su inclinación
a la media noche viene...
  Ya no ocupa tantas horas
con Séneca, ya le deja
y cuando viene a deshoras
si estima en algo mi queja
es con palabras traidoras.
  Ya da vueltas en la cama
ya no sosiega ni duerme
ya lo que es silencio infama
señales de aborrecerme
u de que tiene otra dama.
  Ya, si requiebros le digo,
que se duerme me responde;
si está despierto y prosigo,
que porque el rostro me esconde
me dice que le persigo:
  no dudes que no es quien era.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 068 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

Mucho, señora, me altera
esa notable mudanza,
pero ten buena esperanza
y que es mozo considera.
  Que no es posible que un hombre
aunque algún vicio tuviese
escureciese su nombre
y su crédito perdiese
para que Roma se asombre,
  donde tiene justa fama
de que te estima y te ama.
Y porque de celos mudes,
mira que por sus virtudes
«Pompilio» Roma le llama.
  Mas si gustas que yo entienda
lo que con Niceto trata
y qué es lo que le encomienda:
yo lo haré.

OTAVIA:

¡Si fuere ingrata
fuego de celos me encienda!
  Parte, Palante, y conoce
qué es lo que tratan los tres
y por qué viene a las doce.

PALANTE:

Yo aseguro que no es
dama que requiebre y goce:
  negocios de Roma son,
porque en su gobernación
se aventaja a Otaviano.

OTAVIA:

Seguros dejo en tu mano
los miedos del corazón.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 069 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Vanse, y salen NERÓN, NICETO, FENICIO y OTÓN, de noche, con rodelas y capotillos.)
[VOCES]:

(Dentro.)
  ¡Aguarden los bellacones!
¡Aguarden!

NERÓN:

¡El diablo aguarde!

NICETO:

Bien se hizo.

FENICIO:

¡Llegué tarde!

NICETO:

¡Brava fruta!

OTÓN:

Es canelones.

NERÓN:

  Hermosamente corrí
el papel de confitura.

OTÓN:

A qué buena coyuntura
el cintarazo le di.

FENICIO:

  Vuestra Alteza, vive Apolo,
que corre como una cebra.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 070 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Ya la cabeza me quiebra
tanta «Alteza» estando solo.
  Aquí no hay «Alteza» agora:
el César quédese allá,
que por dicha dormirá
con su enfadosa señora.
  Cinco años de emperador
no estimo en lo que esta noche.

NICETO:

Allí suena un coche.

NERÓN:

¿Coche?

OTÓN:

Será de algún senador.

NERÓN:

  Si es de damas: parte, Otón,
y diles dos picardías.

OTÓN:

Creo que son vecinas mías.

NERÓN:

¿Quién?

OTÓN:

Las de Mario Pisón.

NERÓN:

  ¡Oh qué feas! Tirarelas
cuatro pelladas de lodo.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 071 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

No las trates de ese modo,
que traen hacha y centinelas.

NERÓN:

  Démosles baya.

FENICIO:

Eso sí.

NERÓN:

¡Ha borrachas, picaronas,
arrugadas como monas!
¿Adónde os llevan ansí?
  ¿Vais acaso desterradas
o a hacer alguna invención?
Guardaos que sepa Nerón
que sois ninfas deportadas,
  que os llevará a su palacio.

OTÓN:

Ya los hombres se alborotan.

FENICIO:

Si vendrán a reñir... ¿Votan?
Parécese en el espacio.

NERÓN:

  Eso sí: mátese alguno
ya que he salido esta noche.

OTÓN:

Ya pasa adelante el coche.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 072 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Todos mentís uno a uno,
  picaños, cobardes...

FENICIO:

Bueno,
bravo, señor, has quedado
habiendo a Aeta gozado.

NERÓN:

Pues aun agora soy trueno:
  todo aquesto ha sido ensayo
de mi furia y valentía.
¡Líbrete Dios de aquel día
que Roma conozca el rayo!

OTÓN:

[Aparte.]
No habla con la blandura
que suele el Emperador.

FENICIO:

[Aparte, a OTÓN.]
Calla y síguele el humor,
que agora todo es locura.

NERÓN:

  ¿Quién vive en aquesta reja?

FENICIO:

Una vieja que se vende
por niña.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 073 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

A quien no lo entiende...
¡Sal aquí, bellaca vieja!
  ¡Ha, hechicera, imitadora
de Circe, Medea y Canidia!
¡Ha retrato de la envidia!:
¿andas por el aire agora?
  ¿Duermes, bellaca, o brujeas?
¿Qué chupas agora, di?
¿Son niños u hombres?

OTÓN:

Ansí
bien la pintas y hermoseas.

NERÓN:

  ¿No hay una piedra?

FENICIO:

¿Pues no?
Toma.

NERÓN:

¡A la ventana!

NICETO:

¡Bien!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 074 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale UNA VIEJA con un candil en lo alto.)
VIEJA:

¡Mala pedrada te den!

NERÓN:

¿Cómo es eso?

FENICIO:

¡Que salió!

NERÓN:

  ¡A la vieja!

OTÓN:

¡Tira!

VIEJA:

¡Ay, ay!
No habrá sabido el ladrón
que hay emperador Nerón
donde tanta virtud hay.

NERÓN:

  ¡Mi virtud cuenta!

OTÓN:

¡Cerró!
Aquí un boticario vive.

NERÓN:

Mucha piedra me apercibe:
quitaré estas tablas yo.

OTÓN:

  ¿Qué quieres hacer?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 075 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Romper
cajas, redomas y botes.

OTÓN:

Paso no los alborotes,
que te podrán conocer.

NERÓN:

  Déjame ver derramar
el sirupus y uncias tres.

OTÓN:

Mira que lástima es...

NERÓN:

¿Pues véngolo yo a comprar?
  ¡Ah, mi señor Diaquilón!:
¿está vuarced acostado?
(Echen un jarro de agua.)

BOTICARIO:

¡Allá va azúcar rosado!

NERÓN:

¿Cuántas uncias?

BOTICARIO:

¡Cuatro son!

OTÓN:

  ¡Desvía!

NERÓN:

Ya es tarde.

NICETO:

¿Cómo?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 076 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¡Embistiome!

FENICIO:

¿Y era ansí
azúcar rosado?

NERÓN:

Sí,
mas huele a ungüento de plomo.
  ¡Perezca este boticario!

FENICIO:

Dale al diablo que es guillote,
no nos arroje algún bote
del humano letuario.
Vente a casa.

NERÓN:

  ¿Cómo a casa?
¿Hay imperio o majestad
como andar por la ciudad
gritando y viendo qué pasa?
  ¡Música demos aquí!

OTÓN:

Conocerante en la voz.

NERÓN:

¿Qué importa?

NICETO:

Hoy estás feroz.

NERÓN:

¡Y lo he de ser desde aquí!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 077 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Canten NERÓN y los músicos.)
[MÚSICA]:

  Aquiles estaba en Troya
mirando torres y almenas,
altas y vanagloriosas
de haber afrentado a Grecia...

NERÓN:

  Dejaldo: no cantéis más.
¿Qué es Troya ni qué es Aquiles?

NICETO:

Bien dices: todos son viles
donde tú, Nerón, estás.

NERÓN:

  Aquilillos era un loco,
arrogante y fanfarrón...
¡Torna a decir la canción!

FENICIO:

Pues canta y sosiega un poco.

[MÚSICA]:

(Canten.)
  Y mirándolas con ojos
de venganza y de soberbia
arrojó una lanza y dijo
a los que estaban en ellas:
«Decilde a Helena
que fue mujer y que mi lanza es esta.»


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 078 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  ¡Estremado desatino!

NICETO:

Dice que Helena es mujer
y que ansí pudo ofender
de Grecia el valor divino...,
  mas que su lanza es aquella
y aquel su valor sin par
que podrá desagraviar
mejor que ofenderlos ella.

NERÓN:

  ¿Quién compuso esta canción?

FENICIO:

Camilo, un nuevo poeta.

NERÓN:

Esto de poesía es seta
donde es el dios la opinión.
  Mañana le he de llamar
y reprehendelle.

FENICIO:

¿Por qué?

NERÓN:

Porque contra Troya fue
a quien debiera amparar.
  Nosotros somos troyanos
que decendimos de Eneas,
y eso de Troya no creas
que fue por falta de manos.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 079 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FENICIO:

  Verdad es que fue traición.

NERÓN:

Pues oíd un epigrama
que hice.

NICETO:

¡Será de fama!

OTÓN:

¿Quién lo duda?

NERÓN:

Escucha, Otón.
  Mientras Héctor divino despojaba
un griego muerto en el troyano fuego,
Aquiles, griego (basta decir griego),
por las espaldas a traición le clava.
Nerón leyendo el vil suceso estaba,
y donde dijo «Aquiles», borró luego
el nombre infame, de coraje ciego:
Y dijo ansí con voz soberbia y brava:
«Si como yo te borro te pudiera
quitar de los archivos de la fama,
esto en lugar de la traición pusiera:
"No vio la muerte a Héctor, pues le infama:
por la espalda murió, que si le viera
muriera como Fénix en su llama."»


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 080 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

  ¡Notable!

NICETO:

¡Lindo!

FENICIO:

¡Estremado!

OTÓN:

¡Malos años para Enio!

NICETO:

¿Qué es Enio para su ingenio
ni el griego Homero imitado?

OTÓN:

  Su caja de oro es muy llano
que hoy Alejandro te da.

NICETO:

Métase Virgilio allá
con su arma virumque cano.

FENICIO:

  En música y poesía
ninguno a Nerón iguala.
(Salen cuatro embozados con rodelas.)

NERÓN:

No es esta trápala mala
para aquello que os decía.
  ¿Quién va allá?

EMBOZADO:

¡Unos hombres son!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 081 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¿Son de paz?

EMBOZADO:

A cantar vienen
si no es que en la calle tienen
mucho en que entender, alón.

NERÓN:

  ¿Qué es 'alón'? Pese al gallina,
mueran.

FENICIO:

¡Sacude!

OTÓN:

¡Eso sí!

FENICIO:

¡Bravo valor!

EMBOZADO:

¡Ay! ¡Caí!

NERÓN:

¡Clavele con esa esquina!

NICETO:

  ¡Gente viene a socorrer!

FENICIO:

¿Si es Justicia?

NERÓN:

¡Sea quien fuere!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 082 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

Harás que Roma se altere
si te viene a conocer.

NERÓN:

  ¡Vamos a tu casa, Otón!

OTÓN:

Creo que estará acostada
mi mujer.

NERÓN:

¿Pues qué te enfada?

OTÓN:

¡Vamos!

NERÓN:

  ¡Di que soy Nerón!
(Vanse, y salen AGRIPINA y PALANTE.)

AGRIPINA:

  ¿Que el Emperador, Palante,
con Niceto y con Fenicio
sale de esa suerte?

PALANTE:

Es vicio
agora poco importante,
  pero puédese enseñar.

AGRIPINA:

Antes el principio importa,
porque quien este no corta
después no tiene lugar.
  Dime a qué va.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 083 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

Diligencia
me ha costado porque Otavia
ya de sus celos se agravia.

AGRIPINA:

Derriban toda paciencia...
  Son celos envidia fiera
y la envidia no reposa.
¿Es amor?

PALANTE:

De cierta hermosa...

AGRIPINA:

¿Casada o libre?

PALANTE:

Soltera.

AGRIPINA:

  ¿Tiene valor?

PALANTE:

No, que fue
esclava y ya se libró.

AGRIPINA:

¿Que es liberta?

PALANTE:

Y pienso yo
que ha poco, cuando lo esté.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 084 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

  ¿Es bella?

PALANTE:

Por todo estremo.

AGRIPINA:

¿Llámase?

PALANTE:

Aeta.

AGRIPINA:

¡Y que sea
tan dichosa!

PALANTE:

Que desea
Nerón regalalla, temo.

AGRIPINA:

  Que ella fuera su privanza
no nos importara mucho,
pero temo lo que escucho
de su desdén y mudanza.
  Ya sale, ya se entretiene,
ya no estudia, ya estos días
anda en malas compañías,
va armado y desnudo viene.
  Anda con desasosiego
y no me visita tanto.

PALANTE:

Ya sabes, señora, cuánto
se apaga al principio el fuego:
  remedia este mal temprano.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 085 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

Celos quiero hacerle.

PALANTE:

¿Cómo?

AGRIPINA:

Ocasión fingida tomo
de regalar a su hermano.
  Esto le dará temor
pensando que ha de perder
su imperio y que quiero hacer
a su hermano Emperador.

PALANTE:

  Eres, señora, tan sabia
que luego en el blanco diste.

AGRIPINA:

Este es Germánico, triste,
y su pobre hermana Otavia.
(Salen GERMÁNICO y OTAVIA.)
  ¿Tan de mañana, hijos míos?

OTAVIA:

No debe de ser por bien.

AGRIPINA:

Bien es que celos te den
de Nerón los nuevos bríos.
  ¿A qué hora vino?

OTAVIA:

A las tres.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 086 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

¿En qué anda?

OTAVIA:

Enamorado.

AGRIPINA:

Antes dicen que el Senado
causa de tus celos es.

OTAVIA:

  ¿Pues que el Senado le ocupa?

AGRIPINA:

Tratan de cierto gobierno...

OTAVIA:

Otro Senado más tierno
del suyo le desocupa.
  Fínjase Tu Majestad
muy ignorante de todo.

AGRIPINA:

¿Luego es tu queja de modo
que ofenda la voluntad?

OTAVIA:

  La voluntad y la vida,
porque no es menos que haber
otra gallarda mujer...

AGRIPINA:

Dilo.

OTAVIA:

...de Nerón querida.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 087 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

  Todo lo sabe, señora:
bien puedes hablar más claro.

AGRIPINA:

Antes, mi Otavia, reparo
en lo mucho que te adora.
  Deben de ser mocedades
eso que cuentan de Aeta.

OTAVIA:

Dasme, en fin, como discreta
poco a poco las verdades:
  no ignorabas tú sus nombres.

AGRIPINA:

Culparme en vano procuras,
que hacer esas travesuras
es condición de los hombres.

OTAVIA:

  ¡Hiciéralas cuando mozo!

AGRIPINA:

Siempre quieren libertad.

OTAVIA:

Si cansa la voluntad,
¡no ha tanto que yo le gozo!
  Y como no le quisiera
el sentimiento escusara.

GERMÁNICO:

¡Mi hermano viene!

AGRIPINA:

¡Repara!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 088 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale NERÓN, NICETO y FENICIO.)
NERÓN:

[Aparte.]
(Estremado lance fuera
  mas quede para otro día:
todo el linaje está aquí.)
Guárdeos Júpiter y a ti,
dulce Otavia, esposa mía.
  ¿Qué hay de nuevo? ¿Qué tenéis
todos juntos que tratar?
¿Qué tenéis que despachar?
¿Qué es lo que en consulta hacéis?
  ¿Qué nuevo senado es este?
¿Es Palante el secretario?
¿Qué hay en Roma necesario
que tanto cuidado os cueste?

AGRIPINA:

  Como andas tan ocupado
en tus gustos y tan tierno,
a falta de tu gobierno
los cuatro hacemos senado.
  Que también será razón
aliviarte algún disgusto.

NERÓN:

Que ninguno mande gusto
en Roma sino Nerón
  ¡gentil manera de hablar!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 089 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

¿Cómo respondes ansí?

NERÓN:

Porque aun Júpiter aquí
no tiene ya que mandar.
  El daros yo tanta mano
y libertad en mi imperio
ha causado el vituperio
de mi valor soberano.
  Pues ya los cuatro os juntáis
en mi ausencia desta suerte
para tratarme la muerte:
¿quién duda que os conjuráis?

AGRIPINA:

  Temblando estoy de escucharte:
¿qué desobediencia es esta?

NERÓN:

Madre, más blanda respuesta,
que soy Nerón y soy Marte.

AGRIPINA:

  Que Germánico esta aquí
que es agora mi regalo
este a mis pechos igualo,
este engendré, que no a ti.
  Este es hijo de mi esposo,
legítimo sucesor
deste imperio.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 090 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Si es temor,
por mi vida que es donoso.
  ¡Oigan qué lindo martelo!

AGRIPINA:

¡Palante, estraña mudanza!

PALANTE:

[Aparte.]
Perdiendo voy la esperanza
y alguna traición recelo.
  [A FENICIO.]
¿Qué es esto, amigo Fenicio?

FENICIO:

[Aparte, a PALANTE.]
Entre padres y hijos es:
todo es más amor después.

PALANTE:

[Aparte.]
Efetos son de algún vicio...
  Como el agua detenida
al tiempo que se destapa
con más veloz curso escapa,
ansí imagino su vida:
  todo aquel encerramiento
creo que ha de correr más.

OTAVIA:

Mi vida, ¿enojado estás?
Sabe el cielo si lo siento.
  Si yo la ocasión he sido,
mira que celos son rabia.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 091 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Vete norabuena, Otavia
todos me habéis ofendido.

AGRIPINA:

  ¡Ea, vámonos de aquí!
¡Germánico vive!

NERÓN:

Y viva
porque el Imperio reciba
que ya me quitas a mí.

OTAVIA:

  ¡Ha, mi señor!

NERÓN:

¡Quita allá!

OTAVIA:

¿Ansí me tratas?

NERÓN:

Y es poco.

AGRIPINA:

¡Yo le amansaré si es loco!

PALANTE:

¡Qué temerario que está!
(Vanse PALANTE, AGRIPINA, GERMÁNICO y OTAVIA.)


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 092 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  ¡Por Júpiter soberano!
¡Por el dios de Delfo y Delo!
¡Por Marte, por todo el cielo,
que no ha de vivir mi hermano!
  ¡Martelos a mí con él!
¿Mi madre ansí me amenaza?
Pues yo daré mejor traza
para anticiparme a él.
  Parte, Fenicio, y a Hircano
mi médico di que luego
haga un veneno.

FENICIO:

¿Estás ciego?
Mira que es hecho inhumano...

NERÓN:

  Parte luego y muera hoy.

FENICIO:

No te quiero replicar.
(Vase FENICIO.)

NERÓN:

¡Furioso estoy de pesar!

NICETO:

Y yo de verte lo estoy.

NERÓN:

  ¿Hay insolencia tan fiera?
¡Quitarme el Imperio a mí!
¿Esta es madre?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 093 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NICETO:

Vuelve en ti
y su intención considera.

NERÓN:

  Juzgue Dios de la intención,
que yo de las obras juzgo.

NICETO:

¿Cuánto va que te reduzgo
a tu primera razón?

NERÓN:

  No me enfades, por tu vida:
hablemos de mi Popea.

NICETO:

¿Que Tu Alteza la desea?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 094 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Téngola en el alma asida.
  Entramos en cas de Otón
huyendo de la justicia,
que ya la vulgar malicia
me conoció por Nerón,
  y como sabes salió
a entretenernos Popea,
su mujer, con quien es fea
la que a Grecia Troya hurtó.
  Niceto, no es liviandad
decirte que estoy perdido
porque lo que fue sentido
se convirtió voluntad.
  Amaba a la bella Aeta
pero estoy de suerte ya
que mi alma huyendo va
como del arco saeta.
  Al tiempo que entraba Otón
a recibir a su hermano,
tomé temblando su mano
desmayado el corazón.
  Díjele: «Hermosa Popea,
quién te gozara...» y calló,
mas con la vista mostró
lo que mis brazos desea.
  No sé qué tengo de hacer,
que estoy de Otón bien servido,
que no ha de caber olvido
en tan violento querer.
  ¿Cómo he de ofender a Otón
ni él querrá darme lugar?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 095 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NICETO:

Bien le podrás ausentar
de Roma en esta ocasión.

NERÓN:

  ¿Cómo?

NICETO:

Dale algún oficio...

NERÓN:

¡Vive Júpiter, Niceto,
que eres amigo discreto!

NICETO:

...que bien le paga el servicio.

NERÓN:

  ¡Oye! El lobo está en el cuento.
(Sale OTÓN.)

OTÓN:

Gran alboroto, señor,
ha puesto a Roma el temor
de su nuevo pensamiento.
  Que ha sido cosa muy nueva
no la haber obedecido.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 096 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Justo pensamiento ha sido:
yo sé que Roma lo aprueba.
  Allá Ovidio, el gran poeta,
de amor y reinar decía
que aborrecen compañía,
y fue sentencia discreta.
  Yo quiero solo mandar
para premiar mis amigos,
castigar mis enemigos
y mis injurias vengar.
  Entre los cuales, Otón,
tú debes ser preferido,
así porque me has servido
como por tu discreción.
  Hoy te has de partir a España
para ser gobernador
de Lusitania.

OTÓN:

Señor,
tu amor me obliga y te engaña.
  Mejor estoy a tu lado
para servirte.

NERÓN:

Ya, Otón,
esta determinación
ha consultado el Senado.
  A España has de ir: parte luego.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 097 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


OTÓN:

¿Pues hoy, señor?

NERÓN:

Hoy: ¿qué aguardas?
Mira, Otón, que cuanto tardas
me quitas de mi sosiego.
  ¡Hola! Vosotros haced
la carta como merece.

OTÓN:

Mira, señor, que parece
más destierro que merced...

NERÓN:

  Vete luego.

OTÓN:

¿Qué mudanza
es esta en tu condición?

NERÓN:

¿He de matarte?

OTÓN:

¿Estas son
mercedes? ¿Esta es privanza?
(Vase OTÓN.)

NICETO:

  De mala gana ha partido.
(Sale FENICIO.)

FENICIO:

Ya Germánico espiró.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 098 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¿Cómo?

FENICIO:

De beber pidió...

NERÓN:

¿Y qué?

FENICIO:

La muerte ha bebido.

NERÓN:

  Presto se hizo: ¿qué dice
mi madre?

FENICIO:

Temblando está.

NERÓN:

Eso sí: guárdese ya
que otra vez me escandalice.
  ¡Cocos a un emperador
de Roma! ¡A un Nerón, a un hombre
que basta escuchar su nombre
para temblar de temor!
  ¿Y Otavia?

FENICIO:

Llora.

NERÓN:

Recelo
que aun ella menos se agravia:
¡tiemble mi madre y Otavia,
tiemble el mundo, tiemble el cielo!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 099 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NICETO:

[Aparte, a FENICIO.]
Eso no, que si él temblase
y Júpiter dél cayese,
adonde quiera que diese
no dudo que lastimase.
  Él está loco y blasfemo.

FENICIO:

 [Aparte, a NICETO.]
Ansí es bien para medrar.

NERÓN:

¿Quién me puede gobernar,
que a cielo ni tierra temo?
  ¡Ya basta lo que he sufrido,
ya basta lo que he callado!
¿Niceto?

NICETO:

Señor.

NERÓN:

Ha estado
Nerón hasta aquí en olvido.
  Ya es tiempo de despertar:
ve y di, porque no me enoje,
que allá en la ciudad se aloje,
u donde hallare lugar.
  Y que salga de palacio...
Y la guarda de alemanes
dirás a mis capitanes
que le quité.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 100 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NICETO:

Voy.

NERÓN:

Despacio.
(Vase NICETO.)
  Quien a mí me ha de servir
muy por la posta ha de andar
y no me ha de replicar
si el mundo me viese hundir.
  Fenicio, ya es ido Otón.

FENICIO:

¿Dónde?

NERÓN:

A España le envïé.

FENICIO:

Bien haces, si acaso fue
para gozar la ocasión.

NERÓN:

  Es Otón muy principal
y en su presencia no es justo.

FENICIO:

¿Partió con gusto?

NERÓN:

O sin gusto
él va al fin a Portugal.

FENICIO:

  Discretamente procedes:
¡tal te venga la salud!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 101 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Hago del vicio virtud
y de los daños mercedes.
  Ansí gozaré a Popea,
¡oh, bellísima criatura,
más digna de ser figura
del cielo que Casiopea!
  Parte y dile que ya Otón
a Lusitania se parte,
y dale, Fenicio, parte
de mi espantosa pasión.
  Dile que por ella muero
y que esta noche me vea.

FENICIO:

Yo parto.
(Vase FENICIO.)

NERÓN:

¡Oh, hermosa Popea,
que ya en mis brazos espero!
(Vase NERÓN, y salen AGRIPINA, PALANTE y NICETO.)

AGRIPINA:

  ¡Cómo que me arroja ansí!
¡A quien sangre y ser le ha dado!

NICETO:

Esto, señora, ha mandado.

AGRIPINA:

¡Notable monstro parí!
  Mi guarda me quita agora,
del Palacio y su presencia.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 102 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

Julia Agripina, paciencia.

NICETO:

Paciencia, noble señora,
  que ya no es lo que solía.

AGRIPINA:

Dime, gallardo Niceto,
tan digno por ser discreto
de su guarda y compañía,
  qué tiene agora Nerón
contra todos tan airado.

PALANTE:

La inocencia lo ha pagado
debiéndolo la traición.
  ¡Pobre Germánico triste!

NICETO:

No sabré decir, señora,
de lo que pides agora
en qué la razón consiste.
  Pero lo que yo adivino
sin rayas de frente o mano
es que tiene más de humano,
tu hijo, que de divino.
  Los cinco años que ha vivido
por Séneca gobernado
ha sido por él forzado,
enseñado y instruido.
  Luego que gozó de Aeta
comenzó a mostrar Nerón
esta humana inclinación
que alma y cuerpo le inquïeta.
  Ya trata de otra mujer
y tratará de otras mil.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 103 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

Es la inclinación más vil
que pudo Nerón tener.
  Pero partid los dos juntos
y decid que aquí le espero
para hablarle.

PALANTE:

Considero
que ya nos hallas difuntos.
  Pero pues es despedida
él vendrá.

NICETO:

Guárdete Apolo.
(Vanse NICETO y PALANTE.)

AGRIPINA:

¡Decilde que venga solo
y que le importa la vida!
  Es tan estraño el temor
que he cobrado a este crüel
después que no he visto en él
aquella gracia y amor
  que no ha de haber en el mundo
camino que no le allane
hasta que su gracia gane
en que mi esperanza fundo.
  Porque en tenerla perdida,
¿qué cosa tendré segura?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 104 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale NERÓN y FENICIO.)
NERÓN:

Es la respuesta más dura
que pudo esperar mi vida.
  Mas parte y dile a Popea
que cuanto quisiere haré.

FENICIO:

Allá vuelvo.

NERÓN:

Aquí estaré.
¿Quién es?

AGRIPINA:

¿Quién quieres que sea?
  ¿Quién tu madre lo ha de ser?
¿Quién te dio ese ser que tienes
y la que ya a tratar vienes
como quien no tiene ser?
  En este vientre anduviste,
aqueste pecho te di.

NERÓN:

¡Oh qué historias para mí!
Cese, madre, el llanto triste.
  Salid de palacio luego,
que no fue haberme engendrado
sacarme en hombros turbado
del mismo troyano fuego...
  Que hacen de encarecer
las madres el engendrar:
si el parir fue algún pesar,
cobrado estaba el placer.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 105 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

  Hijo de mi alma y vida,
si hasta aquí yo te cansaba
no era porque no te amaba
sino de envidia ofendida.
  Que trates otras mujeres
es lo que siento y persigo
pues puedes tener conmigo
aquellos mismos placeres.
  Eres hermoso y galán:
quiérome a mí propia en ti.

NERÓN:

¿Posible es que yo nací
de ti? Engañado me han.
  ¡Oh, monstro! ¡Oh, furia! ¡Oh, portento!
Que está, de verte con vida,
naturaleza corrida
y el cielo sin movimiento.
  Los orbes con pesadumbre,
sus inteligencias bellas
con vergüenza y las estrellas,
planetas y astros sin lumbre.
  ¡Huye mi presencia luego!

AGRIPINA:

¡Hijo, tente!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 106 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¡Huye, enemiga!
Todo el cielo te maldiga:
¡abrásete vivo fuego!
  ¡La madre a un hijo! ¡Hay tal cosa!
¿Por solo ganar su gracia?
¿En qué Libia o en qué Tracia
pasó tan nefanda cosa?
  Conviéneme reportar
y pues no he de dar razón,
buscar alguna ocasión,
como la pueda matar.
  No sepa la causa Roma,
que parecerá muy fea.
(Sale FENICIO.)

FENICIO:

Ya, excelso César, Popea
tu imperial palabra toma,
  y dice que, repudiada
Otavia, vendrá a ser tuya
donde la boda concluya
la voluntad confirmada.
  Que ya Otón a España es ido
y podrás casarte luego.

NERÓN:

Estoy de coraje ciego:
por hoy del amor me olvido.
  Mi madre se ha de matar...
Fenicio, ¿cómo ha de ser?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Roma abrasada:107

Pág. 108 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen NICETO, PALANTE y FÉLIX.)
FÉLIX:

  Fuertemente Otavia toma
que trates de su repudio.

NERÓN:

¿Que quiere que ande al estudio
con los Tirones de Roma?
  ¡Oh, qué graciosa mujer!
Pues sepa que lo es Popea
decid que mil años sea,
mostradme todos placer.

FÉLIX:

  ¡Que la goces muchos años!

NERÓN:

¡De aquesto poco se agravia!
No me dé ocasión Otavia.

PALANTE:

[Aparte.]
¡Espantosos desengaños!
  ¿Este, Nerón? ¿Este el bueno?
¿Este el príncipe enseñado
de Séneca? ¡Monstro airado
de furia y ponzoña lleno!

NICETO:

[Aparte, a PALANTE.]
Calla, Palante, no quieras
lograr mal tus pocos días.

PALANTE:

 [Aparte.]
¡Tal mudanza en cuatro días!
Mísera Roma, ¿qué esperas?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 109 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale FENICIO y MARIO, cónsul.)
MARIO:

  Como otras veces, César invictísimo,
llego a tus pies humilde.

NERÓN:

¡Oh, amigo Mario!,
¿qué hay de nuevo?

MARIO:

Tu madre a ti me envía.

NERÓN:

¿Pues qué quiere mi madre?

MARIO:

Hablarte quiere,
y para que de paz se trate dice
que me oigas, gran señor, si eres servido.
(Échele un puñal desnudo a los pies de MARIO, FENICIO.)

NERÓN:

¿Qué es eso que sonó?

NICETO:

¡Supremos dioses!
¡Un puñal que en las manos trujo Mario!

NERÓN:

¡A matarme envïó mi fiera madre!
Romanos, ¿no lo veis? ¿Qué es esto, Roma?
¡A vuestro César dan la muerte en público!
Madre Roma, ¿qué es esto?

MARIO:

¡Yo! ¿Qué dices?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 110 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FENICIO:

¿Pues qué hay que replicar? ¿Aquesto niegas?

NERÓN:

¡Matalde luego!

NICETO:

¡Muera!

MARIO:

¡Oh, santo Júpiter!

NERÓN:

Yo me parto de aquí. Para que entienda
esta conjuración Roma, al Senado
quiero llevar la daga. El que es mi amigo,
el que quisiere que su amor entienda,
mate a mi madre, líbreme, consuéleme.
(Vase.)

FENICIO:

La Emperatriz ha de morir, romanos:
el que fuere leal saque la espada.
(Sale AGRIPINA.)

AGRIPINA:

¿Qué alboroto es aqueste? ¿A Mario han muerto?

NICETO:

¡Infame Julia que matar querías
por mano de un traidor al César nuestro
y hacer a Roma un mal tan fiero y grave!
(Todos la cerquen con las espadas desnudas.)
¡Hoy es tu fin!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 111 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


AGRIPINA:

¡Tened un poco! ¡Un poco,
amigos, esperad!

FENICIO:

Ya no es posible.

PALANTE:

¡Tened, por Dios! Oídla, que es gran lástima
que ya que ha de morir no la escuchemos.

AGRIPINA:

Sabido lo que quiero, lo que quiero
yo sé que no podréis, hijos, negármelo.

FENICIO:

Di presto, pues.

AGRIPINA:

Que la primera herida
me deis en este vientre, que este ha sido
causa de que Nerón saliese al mundo.
Y la segunda en este pecho, en este
que alguna vez le dio su leche y sangre.
¿Hareislo ansí?

NICETO:

Sin duda.

AGRIPINA:

Pues ya muero
contenta en que lo pague quien lo debe.

FENICIO:

¡Acaba ya de hablar!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 112 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NICETO:

Pasela el vientre.

PALANTE:

¡Temeraria crueldad!

FENICIO:

¡Estraño caso!

FÉLIX:

Nerón vuelve.
(Sale NERÓN.)

NERÓN:

¿Qué es esto?

FÉLIX:

Que ya es muerta.

NERÓN:

¡Dejádmela mirar!

NICETO:

Mírala.

PALANTE:

[Aparte.]
Creo
que algún demonio tiene en las entrañas:
ni se le muda la color del rostro
ni de mirar su sangre tiene lástima.

NERÓN:

Bella mujer, por cierto, hermosos miembros:
¡qué lindas manos!, ¡qué blancura y cuello!
Llevalda, que ya Roma sabe el caso
y cómo a Otavia repudié y pretendo
casarme con Popea aquesta noche.
¡Popea, más hermosa que Dïana,
más bella que Lucrecia y que Semíramis!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 113 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


PALANTE:

¡Ha, corazón de piedra!

NERÓN:

¿Qué hay, Palante?
¿Aquí estás tú?

PALANTE:

Para servirte. Dime
qué mandas, gran señor.

NERÓN:

Dicen en Roma
que de mi antecesor fuiste privado,
y que después también lo has sido mío
y que con esto toda la riqueza
que tiene Roma has usurpado.

PALANTE:

Bueno...,
muy pobre estoy...

NERÓN:

¡Llevalde y dalde muerte
y traedme el tesoro de su casa
sin que dejéis hasta un tapiz tan solo!

PALANTE:

¿A mí, señor?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 114 de 168
Roma abrasada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

A ti.

PALANTE:

¿Por qué?

NERÓN:

Por rico:
¿no sabes tú que están siempre sujetos
a un golpe del ladrón u del tirano?

PALANTE:

¡Señor!

NERÓN:

¡Llevalde! ¡Muera!

PALANTE:

¡Qué buen pago!

NERÓN:

Agora que estás gordo es bien que sea.

PALANTE:

¡Ay, tirano cruel!

NERÓN:

¡Ay, mi Popea!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Acto III
Pág. 115 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Salen dos cristianos, FULGENCIO y CALISTO.
FULGENCIO:

  Que en estos años que de Roma falto
ha crecido, Calisto, la dureza
de aqueste monstro que en lugar tan alto
puso para su mal naturaleza.

CALISTO:

Aunque este campo Viminal esmalto
de propia sangre que a verter empieza
de la naturaleza, no me quejo,
pues fue del cielo el gusto y el consejo.
  Los gentiles que mueren como has visto:
esos haber nacido Nerón sientan,
que los que mueren por la fe de Cristo,
aquel breve morir por vida cuentan.

FULGENCIO:

No deja de causar dolor, Calisto,
ver cómo los acaban y atormentan
aunque deste, la Iglesia perseguida,
goza mil triunfos en la eterna vida.
  Séneca se ha apartado del gobierno
viéndole ya del todo aborrecido
y que hinche a un tiempo el cielo y el infierno
de muertos que han bajado y que han subido.
Todas las furias del tormento eterno
tiene en el pecho bárbaro vestido
de soberbia, arrogancia, crueldad y ira,
venganza, enemistad, odio y mentira.

CALISTO:

  ¿Tantos cristianos mata?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 116 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FULGENCIO:

¡Que han pasado
de cinco mil y algunos de gentiles!
A Publio Sila en Francia ha degollado
y a Plauto, capitanes como Aquiles.
En músicas y fiestas ocupado,
juegos y danzas y ejercicios viles,
representa tragedias y hace en ellas
que entren hermosos mozos y doncellas.
  Su casa desde el monte Palatino
al Esquilino llega, que es distancia
como de media legua de camino,
edificio de altísima arrogancia.
El licor de las fuentes cristalino
es agua de odorífera fragancia.
Los estanques, del mar, que muda a veces
para criar y para ver sus peces.
  Las huertas frutuosas y jardines
de mil cuadros floríferos esmalta,
cuyos márgenes verdes y confines
guarda una sierra defendida y alta.
Allí corren las cabras mallorquines,
el búfalo se tiende, el ciervo salta
y en las jaulas de patios y leoneras
los osos, tigres, onzas y panteras.
  Las piezas de las salas, fabricadas
de jaspes, mármol, pórfido y topacio,
envidia el sol, y las del norte amadas
deja para salir deste palacio.
Las techumbres y bóvedas doradas
se van moviendo con el mismo espacio
que el cielo con sus orbes semejantes
a su eclipse crecientes y menguantes.
  Por alambiques de marfil y oro
caen a tiempos flores y aguas puras:
tiene baños labrados, que un tesoro
cuestan sus aromáticas misturas.
Aquí el infame sin real decoro
goza de mil deleites y blanduras:
aquí se afeita, lava y entretiene.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 117 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


CALISTO:

¡Estrañas cosas y grandezas tiene!
  ¿Cómo Roma lo sufre?

FULGENCIO:

Dios lo quiere.

CALISTO:

¿No se rebela nadie?

FULGENCIO:

Ingalaterra,
pero venciola el gran Suetonio y muere
por ofrecelle el resto de la tierra.

CALISTO:

¿Que tales hombres un infame adquiere?

FULGENCIO:

Otra vez a los partos hizo guerra,
hasta que el Tirídates vino a Roma
y la corona de sus manos toma.

CALISTO:

  ¿Qué hay del buen Pedro y Pablo?¿Qué se han hecho?

FULGENCIO:

Presos los tiene.

CALISTO:

¡Oh, Iglesia primitiva
que has de permanecer a su despecho
aunque el ganado de pastor nos priva!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 118 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FULGENCIO:

Gran gente viene.

CALISTO:

Ya apercibo el pecho
para que muerte por su dios reciba.
(Sale NICETO, FÉLIX, guarda y FENICIO.)

NICETO:

¡Mirad si son cristianos y qué gente!

FENICIO:

¿Quién vive?

CALISTO:

¡Solo Dios omnipotente!

FÉLIX:

  ¿Qué dios?

CALISTO:

El que es un dios y tres personas,
cuyo hijo es Cristo, en cruz por todos muerto.

NICETO:

¡Vayan presos! ¿Qué aguardas?

FULGENCIO:

¡Qué coronas
nos muestra ya su claro cielo abierto!

NICETO:

¿Ansí, villano, tanto error pregonas?
Presto no lo dirás el pecho abierto...
¡Cosa es de ver el ánimo y denuedo
con que estos mueren sin dolor ni miedo!

FÉLIX:

  ¡Qué bien Nerón anoche en la Comedia
uno destos cristianos contrahacía!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 119 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NICETO:

Agora intenta hacer una tragedia
de cuando Aquiles por Briseida ardía.

FENICIO:

Si el lago para el jueves se remedia
será famoso de su fiesta el día
que se ha de hacer una naval batalla
que pueda el mismo Jerjes envidialla.

NICETO:

  Ayer hizo vestir a seis cristianos
pieles de ciervos y osos fugitivos,
y echarles perros turcos y britanos,
que así a pedazos los comiesen vivos.
Que los sabuesos rígidos y alanos
no se mostraron a la caza esquivos
porque los tiene hambrientos para esto.

FENICIO:

¡Por Dios que es acto mísero y funesto!
  Harto más gusto yo de sus banquetes
que de las cazas trágicas que dices,
que aunque cristianos, hombres son.

NICETO:

Prometes
menos piedad cuando eso solenices.

FENICIO:

Eso quiero pedir que me interpretes.

NICETO:

Que no son todos pavos y perdices,
no todos francolines ni capones.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 120 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FENICIO:

¡En confusión, por Júpiter, me pones!

NICETO:

  Convite ha hecho a algunos en que ha dado
sus mismos padres o sus hijos.

FENICIO:

¿Cómo?

NICETO:

Un pedazo cocido y otro asado.

FENICIO:

Cosa me has dicho que en mi vida como.

NICETO:

Entre muchas crueldades de que ha usado
es la que menos en paciencia tomo
la que agora pretende...

FENICIO:

¿De qué suerte?

NICETO:

A Otavia quiere dar injusta muerte.

FENICIO:

  ¿A Otavia su mujer?

NICETO:

Sí.

FENICIO:

¿Por qué a Otavia?

NICETO:

Porque fue la mujer más virtuosa
que tuvo Roma.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 121 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FENICIO:

¿Y su virtud le agravia?

NICETO:

¡Pues tiene agora más contraria cosa!

FENICIO:

¿Que a una mujer tan virtuosa y sabia
le quiere agora dar muerte afrentosa?

NICETO:

Paso, que viene.

FENICIO:

¡Que este el mundo asombre!

NICETO:

Debe de ser demonio, que no es hombre.
(Sale NERÓN y CAMILO.)

NERÓN:

  Yo lo tengo ansí trazado:
por lo demás le dirás,
Camilo amigo, al Senado
que no me he visto jamás
a su amor tan obligado.
  Bien se echa de ver quién son.

CAMILO:

También muestran su afición
en otra hazaña gentil.

NERÓN:

¿De qué suerte?

CAMILO:

Al mes de abril
le quieren llamar «Nerón».


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 122 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NICETO:

  ¡Ved la lisonja en que ha dado,
que como julio fue ansí
por Julio César llamado
a abril llama desde aquí,
«Nerón» el ciego Senado!

FENICIO:

  No hayas miedo que eso dure.

NERÓN:

¡Oh, Fenicio! ¡Oh, buen Niceto!
Ya es razón que se procure
aquel trazado secreto
como mi honor se asegure.

NICETO:

  ¿Es de la muerte de Otavia?

NERÓN:

Hoy Otavia ha de morir.

NICETO:

¿Por qué, siendo honesta y sabia?

NERÓN:

Porque hoy tengo de decir
que con un hombre me agravia.

NICETO:

  Pues ¿dónde un hombre hallarás
que diga que la gozó?

NERÓN:

Tú has de ser.

NICETO:

Burlando estás.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 123 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

Tú lo dirás.

NICETO:

¿Yo?

NERÓN:

Tú.

NICETO:

¿Yo?

NERÓN:

Tú, Niceto, o morirás.

NICETO:

  ¿Señor?

NERÓN:

¡No repliques nada!
Camilo lleva en prisión
a Niceto.

NICETO:

Si te agrada
darme tan mal galardón,
pase mi pecho tu espada,
  pero no que tal se diga.

NERÓN:

Di, amigo, que era tu amiga,
que yo me ofrezco a librarte.

NICETO:

No tengo que replicarte:
preso voy, tu amor me obliga.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 124 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  No morirás.

NICETO:

[Aparte.]
¡Ay de mí!
Que este a ninguno perdona...
(Lleve CAMILO a NICETO.)

NERÓN:

¿Félix?

FÉLIX:

[Aparte.]
Ya yo tiemblo.

NERÓN:

Di...

FÉLIX:

[Aparte.]
No está segura persona.

NERÓN:

¿Cumpliose mi edicto ansí?

FÉLIX:

  No queda vivo cristiano.
Popea viene, tu esposa.
(Sale POPEA.)

NERÓN:

¡Oh, mi bien, dadme esa mano
blanca, hermosa y poderosa
de rendir un león romano!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 125 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


POPEA:

  ¿Qué hacéis, mi señor, aquí?

NERÓN:

A Félix le preguntaba
de un edicto que hoy le di.

POPEA:

¿Es del cristiano?

NERÓN:

Hoy acaba.

POPEA:

No vengo informada ansí.

NERÓN:

  ¿De qué modo?

POPEA:

Que se aumentan
mientras más los atormentan.

NERÓN:

¿Cómo es aquesto?

FÉLIX:

De paso
lo refiriera si acaso
es verdad como lo cuentan.

NERÓN:

  Siéntate, hermosa Popea,
y daranos la razón,
Félix, de lo que esto sea.

FÉLIX:

De una larga confesión,
si della es bien que se crea,
  que por mi gusto escribí
de un cristiano lo aprendí,
mas no lo diré tan bien.

NERÓN:

Como quiera será bien:
comienza.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 126 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Pues pasa ansí...
  Crio Dios la luz del cielo
y los ángeles divinos
a quien los grandes secretos
comunicó de su hijo.
El más hermoso de todos,
por su hermosura atrevido,
con alguna parte dellos
rebelándose le dijo
que obedecer no quería
al que no fuese más digno,
que por la parte del hombre
no tuvo respeto a Cristo.
Pues, rebelado a su dios,
otro leal, puro y limpio,
en virtud de su poder
le echó del cielo al abismo.
Que esto también se parece
a lo que nos pinta Ovidio
de aquellos fuertes gigantes
contra Júpiter altivos.
Mas volviendo a los cristianos:
dicen que Dios, condolido
de ver las sillas perdidas
de su hermoso cielo impíreo,
formando al hombre de nada
le puso en un paraíso
con una mujer hermosa
y un precepto mal cumplido.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 127 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Porque vedándole un árbol
el ángel que dije vino
y engañando la mujer
ella engañó a su marido.
Comió la fruta vedada
que, a no comerla, en mil siglos
no vieran muerte los hombres,
enfermedad ni peligro.
No fueran menester artes,
maestros, ciencias ni libros,
jüeces, médicos, armas
ni mecánicos oficios.
Pero que en pecando el hombre
todo a propósito vino,
las leyes fueron primeras
en razón de su delito...
Porque citando la parte,
y habiendo a Dios respondido,
oyó la justa sentencia
de su acusación castigo.
Luego el arte militar,
porque le salió al camino
un ángel con una espada,
que fue de su guerra indicio.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 128 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Tras esta la medicina,
porque sujeto se hizo
a enfermedades y penas
y de la muerte cautivo.
Dicen que para librarle
no menos persona quiso
que su hijo el mismo Dios,
que esta deuda satisfizo.
Este se ofreció a la muerte,
que tan alto sacrificio
era la hostia por quien
se perdonaba el delito.
Trató Dios de hacerse humano
para lo cual luego vino
por el sí de una doncella
un celestial paraninfo.
Dio el sí, bajó Dios, pariole,
(Dios y hombre, humano y divino)
virgen antes y después,
como en su parto bendito,
que así le llama el cristiano
y yo también le bendigo
porque en todas las naciones
que lo ha de ser está escrito.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 129 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

Este fue aquel que en Judea
dar la muerte Herodes quiso,
sabiéndolo de unos reyes;
pero él se fue huyendo a Egipto
después de ser por su ley,
como hebreo, circunciso,
porque acababa las sombras
y a la verdad dio principio.
Muerto Herodes volvió libre,
perdiose en el templo niño,
pero llegando a ser hombre
quién era a los hombres dijo.
Cuentan mil cosas de un Juan
que le dio en agua el bautismo,
que después por la verdad
dio la garganta al cuchillo.
Cristo en fin, que es este dios,
que así se llaman de Cristo
cristianos los que le siguen,
notables milagros hizo:
resucitaba los muertos,
daba pies a los tullidos,
consejo a los ignorantes,
reprehensión a los altivos...


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 130 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FÉLIX:

No quitó jamás a César
su poder mas antes dijo:
«Dalde a César lo que es suyo,
viendo su rostro esculpido».
Creció su envidia de suerte
que habiendo el pueblo un domingo
de la gran Jerusalén
con laureles recibido
a este Cristo, al punto fue
condenado a muerte él mismo.
Vendiole un amigo suyo
y entregole a los judíos,
que azotado y puesto en cruz
dio su espíritu divino.
Resucitó glorïoso,
sacó los padres del limbo,
y apareciose a sus doce,
que era su amado concilio.
Con su espíritu de fuego
alumbrados y encendidos
van predicando su fe
hasta los remotos indios.
Hízolos sus sacerdotes,
dioles su cuerpo divino
que al altar baja del cielo
con las palabras que dijo.
Destos es Pedro el mayor
pues tiene el lugar de Cristo,
el que con Pablo está preso
que escribe a Éfeso y Corinto.
Por el consejo de aquestos
tantos sufren el martirio,
y esto es señor lo que dicen
las confesiones que escribo.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 131 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¡Notable historia!

POPEA:

  ¡Estremada!

NERÓN:

¿Paréceos que fundan mal
su ley?

POPEA:

Digo que me agrada.

NERÓN:

No digáis señora tal,
aunque no parezca errada.
  Hablemos en nuestras fiestas.

POPEA:

Dícenme que otras aprestas.

NERÓN:

Castillos ordeno agora
que han de llevar, mi señora,
mis elefantes a cuestas.
  Allí se ha de pelear,
que eso de los Gladiatores
ya te debe de cansar.

POPEA:

Las comedias son mejores
y el vértelas recitar.

NERÓN:

  ¡Qué de laureles gané!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 132 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


POPEA:

¡Hermoso saliste a fe!
¡Mas qué de damas hermosas
tuve esa noche envidiosas!

NERÓN:

¿Que en efeto te agradé?
(Sale SERGIO, secretario.)

SERGIO:

  Este papel es de Albino.

NERÓN:

Muestra, Sergio.

SERGIO:

Es muy secreto.

NERÓN:

Algo, por Marte, adivino.

SERGIO:

Lee para ti.

POPEA:

En efeto,
¿qué hay de Otavia?

SERGIO:

Un desatino.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 133 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


POPEA:

¿Cómo?

SERGIO:

  Que presa ha quedado
por adulterio.

POPEA:

Eso creo.

NERÓN:

¡Oh, Júpiter consagrado,
cómo tu clemencia veo!
Llamadme luego al Senado.

POPEA:

  ¿Qué es eso, dulce amor mío?

NERÓN:

Media Roma conjurada
contra mí; pero en Dios fío
que ella se verá abrasada
y eterno mi poderío.

POPEA:

  ¿Pues no me diréis quién son?

NERÓN:

Escuchad: Cayo Pisón,
Tito, Plaucio Rubeliano,
Andronio Flavio, Spartano,
Cornelio Espurio y Otón.
  No me mandéis que más lea,
que más de quinientos son.
Pero hoy es bien que se vea
que el cielo guarda a Nerón,
Dios sabe para qué sea.
  Toma y al Senado di,
Fenicio, que como aquí
van escritos, vayan luego
dando sus cuerpos al fuego.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 134 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FENICIO:

¿A quinientos hombres?

NERÓN:

Sí.
  A quinientos, a ochocientos,
a dos mil, a dos millones,
al mundo, a los elementos
y al cielo, si al cielo pones
en tan bajos pensamientos.

FENICIO:

  Voy.

POPEA:

¡Qué enojado que estás!

NERÓN:

Tú la cuartana serás,
mi vida, deste león:
tiémplame este corazón.

POPEA:

Vese en las voces que das.

NERÓN:

  Mientras el papel leía
quejarte de Otavia vi.

POPEA:

Alguna queja tenía...
Tu maestro viene aquí.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 135 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¿Pues es hoy de lición día?
(Sale SÉNECA.)
  ¿Qué hay, señor Séneca?

SÉNECA:

Agora
me han dicho que sospechoso
de Séneca, que te adora,
me mandas como a alevoso
sacar mi sangre traidora.
  ¿Esto has creído de quien
te ha crïado y te ha enseñado?

NERÓN:

¿Que allá estabas tú también?
Ya está, Séneca, mandado.
Dirás que a escoger te den:
  toma cordel o veneno,
o acero, si este no es bueno,
que esto solo haré por ti.

SÉNECA:

¡Hijo!

NERÓN:

¡Véteme de aquí,
sabio de ignorancias lleno!
  ¿A mi madre no dijiste
que la había de matar
si reinaba?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 136 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


SÉNECA:

¿Y no lo hiciste?

NERÓN:

¿Eso pudiste acertar
y para ti no pudiste?
  ¡Oh, astrólogo impertinente!
¿Ves cómo esa ciencia miente?
También yo a hechizos me he dado
y la mágica estudiado,
que soy mágico excelente.
  Mas desde que vi a Simón
bajar de la alta región
del aire y hacerse piezas,
no quiero más sutilezas.

SÉNECA:

Hijo: ¡escucha una razón!

NERÓN:

¿Tú eres filósofo?

SÉNECA:

Sí.

NERÓN:

¿Pues cómo tiemblas la muerte?

SÉNECA:

¡No más, no más! ¡Ay de ti
cuando te toque la suerte!

NERÓN:

¡Echadme este hombre de aquí!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 137 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


SÉNECA:

  Ya por mí, César romano,
no hablo: mira a Lucano,
gran poeta de mi tierra,
preso sin culpa.

NERÓN:

No yerra
quien te llama loco y vano.
  ¡Va a morir, y no alcanzando
piedad para otro la pide!

SÉNECA:

Mira que vas acabando
el mundo... Tu furia mide,
que vas al cielo enojando.

NERÓN:

  ¿No es Lucano el que escribió
la Farsalia ?

SÉNECA:

El mismo.

NERÓN:

Muera,
que mal del Imperio habló.

SÉNECA:

¡Hijo, Nerón, considera
quién eres y quién soy yo!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 138 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  Infames, ¿no le lleváis?
¡Dareos la muerte!

SÉNECA:

¡Sufrís,
cielos, tal monstro y calláis!
(Lleven a SÉNECA.)

NERÓN:

Parece que no me oís...
¿Cómo de mí no tembláis?
  ¿Cómo no tiembla quien mira
mi rostro bañado en ira?
Yo soy el que abraso el suelo,
yo soy los rayos del cielo,
que los otros son mentira.
  Aqueste pecho es la nube
de donde la exhalación
a mi airada boca sube.
Rayos las palabras son
que como truenos detuve.
  ¿Quién me detiene y repara?
Para muerte yo bastara.
Ojalá en esta fiereza
fuera Roma una cabeza,
que de un golpe la cortara.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 139 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


POPEA:

  Mira, mi amigo y mi bien,
que estoy yo agora contigo.

NERÓN:

No te ofenda mi desdén
que siempre en el alma digo,
no al ángel que quiero bien.

POPEA:

  ¡Mil años te guarde el cielo!
(Salen FENICIO, NICETO y OTAVIA.)
Niceto y Otavia son
los que vienen.

NERÓN:

Ya recelo
de mi honor la perdición
pública por todo el suelo.
  ¿Qué osaste venir aquí?

OTAVIA:

Pues dime, ¿en qué te ofendí?

NERÓN:

Adúltera, vil, infame,
¿no quieres que afrenta llame
que lo seas contra mí?

OTAVIA:

  ¿Yo, señor, tal testimonio?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 140 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¡Bien, por mi vida, guardaste
la lealtad del matrimonio!
Que de Niceto gozaste
juran Lépido y Antonio.

OTAVIA:

  Que sean falsos testigos
se ve en que son tus amigos.
Si a mí me quieres matar,
mal te podrás disculpar
de tus injustos castigos.
  Que Roma, que te aborrece,
dice bien en tu presencia
y allá lo que le parece.

NERÓN:

Crece al paso mi paciencia
que tu desvergüenza crece...
  Niceto, si la verdad
dices, con solo destierro
desta sagrada ciudad
quiero castigar tu yerro.

NICETO:

¡Oh, piadosa Majestad!
  Verdad es, César supremo,
que yo he gozado de Otavia.

NERÓN:

¡Di, Otavia, que yo blasfemo!
¡Di que mi envidia te agravia!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 141 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


OTAVIA:

Tu infamia llega a su estremo.
  Di, Niceto, ¿tú has gozado
de mí y en público dices
que a Nerón has infamado?

NICETO:

Esa verdad contradices
como mujer que has errado.
  A tu vergüenza está bien,
pero a mí, como hombre soy,
no es bien que afrenta me den.

NERÓN:

A mí que tanto lo estoy
parte me alcanza también.
  ¿Veis cómo se hablan los dos?
Ya no me falta, ¡por Dios!,
sino sufrir sus regalos:
¡daldes garrote en dos palos!

POPEA:

¡Señor!

NERÓN:

¿Y rogaisme vós?
  ¿De qué mi afrenta ha nacido
sino que ante vós, mi bien,
mi afrenta se ha referido?

NICETO:

¿A mí me matas?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 142 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¡También!

NICETO:

[Aparte, a NERÓN.]
¿Pues qué es lo que has prometido?

NERÓN:

([Aparte, a NICETO.]
¡Ansí! ¡No se me acordaba!)
¡Desterrado irás y muera
Otavia!

OTAVIA:

¡Sentencia brava,
fiera como de una fiera
que el género humano acaba!
  No me pesa de morir,
sino de morir culpada,
pero mal podrá argüir
Roma de mi vida honrada
tan deshonesto vivir.
  Y pues sabe tus maldades,
tiranías y crueldades,
verá que para matarme
has querido deshonrarme,
que no porque son verdades...
  ¡Los dioses hago testigos!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 143 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¿Qué es esto? ¿Cómo dejáis
que ansí me trate, enemigos?

OTAVIA:

Servilde bien, pues medráis,
aduladores amigos.
  Y tú, gallarda Popea,
mira que querida fui
como tú por más que sea,
y que ha de haber para ti
otra venganza tan fea.
  Este vil mató a su padre,
mató su hermano y su madre,
su maestro y su mujer:
¿pues qué piensas que ha de hacer
cuando otro gusto le cuadre?
  ¡Ay de ti que viva en calma
quedas cuando no te asombre
este infame triunfo y palma
para dormir con un hombre
lleno de sangre hasta el alma!

POPEA:

  No le dieras tú ocasión,
que muy bien mueres, villana.
Castigos del cielo son
que contra la culpa humana
toma por rayo a Nerón
  no es sangriento, es justiciero.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 144 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¡Llevalda luego de ahí!

OTAVIA:

¡Oh Roma, sin culpa muero!
¡Ay de ti, Roma, ay de ti,
sujeta a un bárbaro fiero!
(Llevan a OTAVIA.)

NERÓN:

  ¡Qué desvergüenza!

POPEA:

¡Notable!

FENICIO:

¡Va a morir!

NICETO:

En fin, señor,
que me destierras...

NERÓN:

No hable
con Niceto mi rigor,
que fue ministro inculpable.
  Y pues yo le desterré:
como Rey le alzo el destierro.

NICETO:

Bien en tu valor se ve
que a un tiempo castiga el yerro
y a un tiempo premia la fe.

NERÓN:

  Oíd lo que me ha pasado
por la idea en este punto...


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 145 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


POPEA:

¿Es fiesta?

NERÓN:

Fiesta he trazado:
que se alegre el pueblo junto,
no para solo el Senado.

POPEA:

  Buenas para el pueblo han sido
las que has hecho, y repartido
en ellas grande tesoro...

NERÓN:

Esta es digna del decoro
de mi nombre esclarecido:
  ¡quiero a Roma poner fuego!

NICETO:

¿A Roma?

NERÓN:

¡Enciéndase luego!
Echad fuego en toda Roma,
que mañana antes que coma
no habrá Roma.

POPEA:

Si mi ruego...


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 146 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  ¿Qué ruego? Calla, Popea,
que en una torre los cuatro
que la más segura sea,
miraremos el teatro
cómo se arde y centellea.
  Querría representar
de Troya el fuego y no hallaba
ni propiedad ni lugar.
Arda esta máquina brava,
que esta la puede imitar.
  De cuantas fiestas al suelo
he hecho, con gastos tantos,
quiero hacer fiestas al cielo.

POPEA:

¡Representarán sus llantos,
su tristeza y desconsuelo!

FENICIO:

  [Aparte.]
¡Qué crueldad, qué desatino!

NERÓN:

¡Oh cuánto se han de alegrar
Marte y Júpiter divino!

NICETO:

¡Aquí no hay que replicar!

FENICIO:

¡Hecho de quien eres digno!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 147 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  Los césares, mis pasados,
no entendieron su poder.
(Sale SERGIO.)

SERGIO:

Los cónsules, obligados
a tu amor, quieren hacer
fiesta a los dioses sagrados.

NERÓN:

  ¿Cómo?

SERGIO:

A la diosa Salud,
en cuya fuerza y virtud
de aquella conjuración
fuiste libre.

NERÓN:

Honrados son:
ruegan por paz y quietud.
  Y mientras ellos lo tratan:
vamos, que tengo que hacer.

NICETO:

 [Aparte.]
¡Con qué lisonjas le matan!

NERÓN:

Popea, Roma ha de arder
si a mil mundos la rescatan.
  Niceto, delitos graves
es muy justo castigar
¡hola, llevaldo a quemar!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 148 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NICETO:

¿Por qué?

NERÓN:

Porque no te alabes.
(Salen, con una caja y bandera, soldados romanos en España; GALBA, general, detrás, con laurel y bastón y un papel.)

GALBA:

  Ya la carta de Otón, romana gente,
os he mostrado, y que es de Lusitania
donde gobierna aquella parte noble
de la famosa España donde estamos.
¿Qué me decís del César y su vida?
(Sale FURIO.)

FURIO:

Si de Nerón se dicen tantas cosas,
que cinco años fue tan cuerdo príncipe,
Roma tiene enojado al alto Júpiter.
¿Posible es que un mancebo generoso,
enseñado de Séneca, haya muerto
cien mil hombres romanos en seis años,
por envidia los más y sin delitos?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 149 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


GALBA:

Furio, Roma se queja deste monstro
que dicen que ha nacido entre los hombres
como veneno de naturaleza,
y fuera de que Otón me avisa, os digo
que también del Senado tengo cartas
que su muerte desea y le maldice.
Mas es su poder tanto y tiene al vulgo
y la gente de guerra tan contenta
con los repartimientos y los gastos,
con fiestas y con vicios consentidos,
que estima su salud con más lisonjas
que si fuera el divino Otaviano.
Cerca está Roma de eligir un césar:
pésame de estar lejos por vosotros,
que yo os diera su erario y sus oficios
como quien sabe vuestros altos méritos.
Que para mí... ya veis que yo soy viejo
y que el Imperio no le estimo en nada.

FURIO:

¿Pues qué importa, señor, que lejos vivas
y que te coja en Aragón de España
la nueva de Nerón aborrecido?
Soldados tienes tú, tú tienes hombres
que en Roma te pondrán sobre los hombros,
que no somos plebeyos sino mílites
usados a rendir el fiero esfuerzo
de los rebeldes pechos españoles
más invencibles que orientales fieras.
¿Qué os detenéis, soldados? ¡Galba es César!
¡Galba es emperador!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 150 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


TODOS:

¡Viva mil años!

GALBA:

Soldados, ¿qué decís?

FURIO:

Que Sergio Galba
es el invicto emperador de Roma.

GALBA:

Aceto vuestro honor por solo honraros,
para satisfacer vuestros servicios,
para daros oficios, rentas, pagas
y lo que debe Roma a vuestra sangre.

FURIO:

¡Viva Galba, soldados, y reciba
la corona en España!

TODOS:

¡Galba viva!
(Con trompetas y cajas se descubra Roma ardiendo, y en una torre NERÓN y POPEA, NICETO y FENICIO, cantando con sus instrumentos.)


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 151 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


[MÚSICA]:

(Cantan.)
  Mira Nero de Tarpeya
a Roma cómo se ardía.
Gritos dan niños y viejos
y él de nada se dolía:
¡qué alegre vista!
Por representar a Troya
abrasarla quiso un día
para hacer fiesta a los dioses
que desde el cielo la miran:
¡qué alegre vista!
Con su gallarda Popea,
dueño de su alma y vida,
mira el incendio romano
cantando al son de una lira:
¡qué alegre vista!
Siete días con sus noches
arde la Ciudad Divina
consumiendo las riquezas
que costaron tantas vidas:
¡qué alegre vista!

NERÓN:

  No cantemos más, que ya
parece que el fuego cesa
y que aplacando se va.

POPEA:

Ya su máquina confiesa,
señor, que vencida está.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 152 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

  ¡Qué bien se ha representado!
¡Qué de Anquises, qué de Eneas
desde aquí habemos mirado!

POPEA:

Con tu patria es bien lo seas
y no como griego airado:
  baja a darle algún consuelo.

NERÓN:

Quiérola reedificar
pues la he puesto por el suelo:
mi nombre la haré llamar.

POPEA:

Bien haces: ¡guárdete el cielo!
(Bájense, y salgan VIRGINIO y GALO, cónsules.)

VIRGINIO:

  ¡Mísera Roma de ti
en las manos de un tirano!

GALO:

Dais quejas al viento en vano,
Virginio, llorando ansí.
  El pueblo infame contento
y el vil Senado cobarde
quieren que al cielo se guarde
la muerte deste sangriento.
  Y de manera consiente
el uno y otro sus daños,
que ha de llegar a cien años
y morir naturalmente.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 153 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


VIRGINIO:

  Si algún hombre de valor
este Senado tuviera,
si algún Cévola viviera,
que no vio el rostro al temor,
  si algún Horacio o Torcato
no viera Roma abrasar
su muro antiguo, ni dar
tal venganza a un hijo ingrato.
(Sale LUCIO y HORTENSIO.)

LUCIO:

  ¡Los dioses os den salud!

VIRGINIO:

¿Para qué, Lucio, si ha muerto
en Roma el santo concierto,
la verdad y la virtud?
  ¿De qué sirve hacer Senado?
¿A qué señores venís
si un tirano consentís,
mancebo precipitado?
  ¿A qué os juntáis? ¿Qué queréis?

HORTENSIO:

Tiene Virginio razón,
que esto, Senado, es traición
que a la misma Roma hacéis
  pues se sabe que por miedo
la lisonja y la maldad
han vencido a la verdad:
perdonad si en esto excedo.
  Cuanto más este enemigo
la República destruye,
en quien el infierno influye
su envidia, furia y castigo,
  tanto más hacéis por él
ruegos y demostraciones
de plegarias y oraciones.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 154 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LUCIO:

No es cruel: Roma es cruel,
  y ansí ha permitido el cielo
que la abrase y la deshaga,
que ha sido la justa paga
de su injusto y falso celo.
  ¿Qué le falta ya que hacer
si muertos los ciudadanos,
quema la ciudad, romanos,
que aun hoy no cesa de arder?
  Salga una romana espada,
salga un Bruto, un Mario, un Sila,
mirad, que en vós se aniquila
la sangre Teucra heredada.
(Salen VITELIO y SULPICIO.)

VITELIO:

  Parece que hay alboroto.

SULPICIO:

¡Oh, cónsules!

VIRGINIO:

¡Oh, Sulpicio!
¿Habemos vuestro ejercicio
acaso deshecho y roto?

SULPICIO:

  Aunque es cosa de sospecha
esto que aquí se trataba,
a quien tanto Roma alaba
todo peligro desecha.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 155 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


VITELIO:

  ¿Es acaso del tirano?

HORTENSIO:

¿De quién se puede tratar?

VITELIO:

Pues ya bien podéis hablar,
Senado y pueblo romano.

HORTENSIO:

  ¿Cómo?

VITELIO:

Que hay Emperador
y emperadores también.

GALO:

Quiéroos dar el parabién,
y Roma os le dé mayor.
  Aunque en ser tantos hay daño,
no es mucho pues es tan grande
que este tirano la mande
del género humano estraño.
  ¿Quién se alzó? ¿Quién lo pretende?
Que si alguien nos favorece,
hoy este monstro perece,
que así a cielo y tierra ofende.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 156 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


VITELIO:

  Julio Vindice, que fue
capitán de las legiones
en Galia, alzó sus pendones
negando a Nerón la fe.
  En Jerusalén está
contra el rebelado hebreo,
Vespasiano, que el deseo
del Imperio os muestra ya.
  La mayor parte de España
con Sergio Galba se alzó
y en Alemania salió
Rufo Virginio en campaña.
  Veis aquí cuatro señores,
y que no menos Otón
muestra al Imperio afición
y es sangre de emperadores.
  ¡Ánimo, pueblo romano,
que ya marcha tanta gente,
por quien alzaréis la frente
del yugo deste tirano!
  Y cuando no, mejor es
morir que ver abrasada
a vuestra Ciudad Sagrada,
y de un muchacho, a los pies.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 157 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


GALO:

  Bajo, Vitelio famoso,
que las nuevas nos animan
de suerte que solo estiman
a Júpiter poderoso.
  Aquesta conjuración
se jure y al templo vamos:
¿juraislo ansí?

TODOS:

¡Sí juramos!

GALO:

¿Quién ha de morir?

TODOS:

¡Nerón!

GALO:

  Pues alto, que esto consiste
en el secreto no más.
¡Ha, Roma, presto serás
señora como antes fuiste!
(Vanse, y sale NERÓN y POPEA, NICETO y FENICIO.)

NERÓN:

  ¡Acaba, suelta el papel!

POPEA:

Deja, no me des enojos,
que por vida de tus ojos
que he de ver lo que hay en él.

NERÓN:

  ¿De mí tienes celos?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 158 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


POPEA:

¿Pues
de quién quieres que los tenga?

NERÓN:

¿Quieres que la mujer venga
en el papel?

POPEA:

¿Cúyo es?

NERÓN:

  De una romana matrona
vïuda de un capitán
de los que en España están
entre Augusta y Tarragona.

POPEA:

  ¡Vïuda! Tanto peor.

NERÓN:

Suelta ya, no seas pesada,
que es noble y persona honrada.

POPEA:

O tengo o no tengo amor.
  Si tengo amor, celos tengo...
Pues con celos esta culpa
de ofenderte es la disculpa
con que a disculparme vengo.
  ¿Qué te pide?

NERÓN:

Por la muerte
del capitán, su marido,
que en España muerto ha sido
subiendo una torre fuerte...
  Alguna merced me pide.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 159 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


POPEA:

¿Sonríeste? ¿Tú me agravias?
Pues no son todas Otavias
ni a mí el divorcio me impide:
  vivo tengo yo mi Otón
en Lusitania de España.

NERÓN:

¡Hay necedad tan estraña!
¿Tú a Otón viviendo Nerón?
  ¡Matarela!

POPEA:

¡Paso, paso!
Mira que preñada estoy...

NERÓN:

Por dos coces que te doy
no temo siniestro caso.
  Y tú debes hablar bien
sin fïarte en que te adoro.

POPEA:

¡Ay, ay!

NERÓN:

¡Qué fingido lloro!

NICETO:

Y verdadero también.
  ¡Viven los dioses que espira
como en el vientre le has dado!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 160 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¡Triste de mí, desdichado!
¿Ha, mi mujer? No me mira.
  ¿Ha, mi Popea? No habla.
¿Ha, mi gloria? No se mueve:
cubrió las rosas de nieve,
perdió para siempre el habla.
  ¿Ha, dulce bien?

FENICIO:

La funesta
arca tiene el alma asida.

NERÓN:

No hice cosa en mi vida
que me pesase sino esta.
  ¡Llevalda presto de aquí!
¡Maldiga el cielo el papel
pues hice cosa por él,
que no la hiciera por mí!
  ¡Ay, desdichada Popea!
¡Oh, infame enemigo Otón
que al fin diste la ocasión
para una hazaña tan fea!
¿Qué la hicistes?

FENICIO:

  En la cama
la echamos...


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 161 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NERÓN:

¿Y no respira?

FENICIO:

No hay hablar en eso.

NERÓN:

Mira
si aún tiene aliento su llama,
  que volverla en sí presumo,
si aún no está del todo fría,
con la llama de la mía
como a vela por el humo.

NICETO:

  Señor, ya no hay que llorar:
Popea y tu hijo han muerto.

NERÓN:

¡Que hubo cosa en que fue cierto
que yo tuviese pesar!
(Sale SERGIO.)

SERGIO:

  ¡Oh, gran Emperador! ¡Oh, invicto César,
de quien ayer, y aun hoy, temblaba el mundo
huyendo hasta los justos de tu cara!:
¡huye si puedes del rigor de Roma!

NERÓN:

¿Qué dices, hombre? ¿Vienes en tu seso?
¿Que huya, dices, el mayor monarca
que tiene el mundo ni tendrá ni tuvo?
¿Sabes que hablas con Nerón?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 162 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


SERGIO:

¿Y sabes
que a ese mismo Nerón busca el Senado?

NERÓN:

¿A mí el Senado?

SERGIO:

A ti, para matarte,
que a muerte por escrito te condena
y te llama «enemigo de la patria».

NICETO:

Señor, pues hombre humano se te atreve,
gran mal es este: por tu vida mira.

NERÓN:

¿A mí el Senado me condena a muerte?

SERGIO:

A ti el Senado a muerte te condena.

NERÓN:

¿Quién le ha dado favor?

SERGIO:

Cuatro colunas
en quien apoya esta esperanza Roma.

NERÓN:

Derribarelas yo.

SERGIO:

¿Cómo es posible?
Que están lejos y tienen tus ejércitos...

NERÓN:

¿Quién son?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 163 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


SERGIO:

En Galia el bravo Julio Vindice,
Sergio Galba en España, en Alemania
Rufo Virginio y Tito en Palestina.

NERÓN:

¡Oh, injusto y fiero Júpiter! ¿Qué es esto?
¿Qué haré, Niceto? ¿Si hablaré al Senado?
¿Si saldré para ver lo que me quieren?
¿Si se sosegarán con mi presencia?

FENICIO:

Señor, aqueste es vulgo amotinado:
huye y guarda tu vida o por lo menos,
si mueres, muere por tu propia mano.

NERÓN:

Aquí en esta bujeta de oro tengo
ponzoña con que puedo darme muerte
sin dar esa venganza a mis contrarios:
¡ya suena el gran rigor!

FENICIO:

¡Pues huye!

NERÓN:

¡Vamos!

NICETO:

¡Hasta morir, Fenicio, le sigamos!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 164 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen con alabardas y espadas LUCIO, HORTENSIO, VITELIO, SULPICIO, GALO y VIRGINIO.)
VIRGINIO:

¡Saqueen los soldados cuanto hallaren!
¡Romped aquesas arcas y tesoros!

GALO:

¿Cómo es esto, Sulpicio? ¿No parece
el tirano Nerón?

LUCIO:

¿Si está escondido?
Avisado le habrán estos privados
de quien se gobernaba en tiempo próspero.

VITELIO:

Todos le habrán dejado en el adverso.

LUCIO:

¡Bravo estrago se hace en sus riquezas!
¡Aprisa, aprisa, hinchid, hinchid romanos,
en el tesoro de Nerón las manos!
(Salen los soldados acuchillándose sobre quitarse ropas y lo que suele haber en un saco. Salgan luego NERÓN y UN LABRADOR.)

NERÓN:

  ¿Que podré estar escondido
en esta heredad?

LABRADOR:

Señor,
en Roma siento el rüido.
Si sois el Emperador,
vós seréis mal recibido,
  que aquesta pobre heredad
es cerca de la ciudad.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 165 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale NICETO y FENICIO.)
NICETO:

¡Huye, señor, si hay adónde
o en el abismo te esconde
si allá ignoran tu crueldad!
  ¡Toda Roma está contigo!

NERÓN:

¿Pues qué haré, Niceto amigo?
¿Si tomaré este veneno?

FENICIO:

Donde no hay consejo bueno,
tomar el del enemigo.

NERÓN:

  ¿Cómo?

FENICIO:

Si él viene a matarte:
mátate tú.

NERÓN:

Bien, pues quiero
probarme por esta parte.
(Pruebe la daga.)
¡Qué miedo tengo al acero,
pese a Júpiter y Marte!
  ¡Oh vida a los hombres cara
y cuánto el perderte altera!
¡Esto es morir! Cosa es clara
que si su pena supiera
nunca yo a tantos matara.
  ¿Quiere alguno de los dos
matarse?


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 166 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LABRADOR:

[Aparte.]
Bueno, ¡por Dios!:
ved con lo que los convida.

NERÓN:

No os defendáis tanto, vida,
pues tantas quitastes vós.
  ¡Júpiter conmigo sea!
¡Muero ya, Popea, Popea!
(Métase aquella daga de la invención de Bárbara y entren todos con sus armas.)

[VOCES]:

(Dentro.)
¿Adónde está aquel tirano?

NICETO:

¡Ya viene el pueblo romano!

LABRADOR:

¡Qué cara ha puesto tan fea!

NICETO:

¡Huye Fenicio!

FENICIO:

  ¡Eso intento!

GALO:

¿Dónde está aquel vil sangriento?

LABRADOR:

Agora se ha muerto aquí.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 167 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


VITELIO:

¿Que aún no me aguardaste a mí?

VIRGINIO:

Aun pienso que es fingimiento:
  la sangre quiero tentar.

HORTENSIO:

¡Ved en qué vino a parar
quien hoy el mundo mandaba!

LUCIO:

Todo con la muerte acaba
sino solo el bien obrar.

GALO:

  Senado, César ha sido:
dalde entierro, que es honor
de Roma y vuestro.

LUCIO:

Elegido
ha de ser Emperador
por Roma: este bien os pido.
  Porque no quedará salva
cosa desta noche al alba
si no hay César.

VITELIO:

¡Galba sea,
que es el que Roma desea!
¡Viva Galba!


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III

Pág. 168 de 168
Roma abrasada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


TODOS:

¡Viva Galba!

GALO:

  Dese en el Foro un pregón.

SULPICIO:

Aquí, ilustre y sabia unión,
a vuestro honor recitada
hace fin Roma abrasada
y crueldades de Nerón.


Roma abrasada de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III