Por no sé que capricho

​Por no sé que capricho​ de Mariano Melgar

Por no sé qué capricho
Filis juró olvidarme.
Pasados pocos días,
Hizo otra ves las paces.
Pero fue tan gustoso
Aquel feliz instante,
Que le digo mil veces:
"Filis, vuelve a olvidarme,
Con tal que a pocos días
Vuelvas a hacer las paces".