Política de Dios, gobierno de Cristo: 064

Capitulo XI
Pág. 064 de 389
Política de Dios, gobierno de Cristo Francisco de Quevedo



Cuáles han de ser sus allegados y ministros. (Luc., 14.)
Ibant autem turbae multae cum eo, et conversus dixit ad illos: Si quis venit ad me, et non odit patrem suum, et matrem, et uxorem, et filios, et fratres, et sorores, adhuc autem, et animam suam, non potest meus esse discipulus. «Iban con él muchas gentes y volviéndose a ellos, les dijo: Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, y a su alma propia, no puede ser mi discípulo.»
No les dejó disculpa a los que le habían de asistir, ni les permitió por excusa la ignorancia. Claramente les dijo cómo habían de ser sus ministros, y aquéllos que le habían de acompañar y asistir. ¡Qué desabridas condiciones son para la familia, y para la ambición y vanidad del parentesco! De otra manera funda Dios lo permanente de sus validos, que la negociación y codicia del mundo.
¿Cuál tiene, Señor, ni ha tenido puesto al lado de algún monarca, que lo primero y más importante no juzgue el cercar el príncipe de su familia, introducir sus padres, no sacar las mercedes de sus hermanos, preferir su mujer y sus hijos? Cosa es con que la maña y la codicia y el desvanecimiento acreditan con la naturaleza; y acusados se valen del precepto de honrar padre y madre. ¿Qué haces, soberbio? ¿No adviertes que de quebrar un mandamiento a torcerle va poco? Quien te mandó eso, aconseja estotro. Mira si quieres venir a Dios, porque si quieres, has de aborrecer a tu madre y padre, a tu mujer, a tus hijos, a tus hermanos y a tus hermanas, y tu vida y tu alma, dando primero lugar a la ley evangélica. Así San Pablo: «Ni hago a mi alma más preciosa que a mí.» Por San Mateo54: «No vine a enviar paz, sino espada: vine a apartar al hombre contra su padre, y la hija contra su madre.»


Política de Dios, gobierno de Cristo de Quevedo

Parte I

Capitulo-- I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X -- XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI - XXII -- XXIII - XXIV

Parte II

Capitulo-- I - II - III- IV - V - VI- VII - VIII - IX- X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI - XXII - XXIII 1 - XXIII 2